19.7.11

Te odio por ser flamable

Ciertamente, me he encontrado pensando razones para no salir contigo. No es que tenga algo contra ti, simplemente quería evaluar la situación.
He llegado a la conclusión que no podemos salir más, porque eres flamable más que cualquier otra cosa. No es tu corte de cabello, porque me encanta. No es tu modo de ser con las inclemencias del tiempo. Ni tú enojo racional hacia las hormigas. Simplemente es un defecto que no puedo tolerar en una mujer. Un día esa propiedad tuya nos traerá problemas. Y sé que yo también soy flamable, pero dude, a ti no te molesta como a mí.
Así que la próxima vez que decidas ser linda, o llegar con tu cara bonita por  donde me encuentre, ten en cuenta que eres flamable. Y que eso pondría en riesgo todo. Aun así unas de las cosas que la gente flamable puede hacer, es tomarse de las manos, quererse; pero no tener una relación.
A veces me pongo a pensar que tan adolescentes seguimos siendo, por que guardamos esos pequeños destellos de irracionalidad que nos hacen darle sabor a nuestros insípidos y alocados días. Por ejemplo, seguido  le pongo sal, al despachador de azúcar de mi trabajo.  O desconecto el pequeño frigo bar. Nos por ser mal educado, pero sinceramente no me importa.
Hace poquito que vengo teniendo un sueño tuyo. Uno recurrente. Lo tengo bien presente porque es un sueño agradable, como vos. Un manto de césped. Su sonrisa. Clima templado. Viento. Tu viejo vestido estampado. Yo.  Es por eso que te llame para invitarte a salir, pero enseguida  cambie de opinión cuando no contestaste. ¿Vez a lo que me refiero con los destellos de adolescencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.