30.6.11

All I Care About

Creo que encontré cual es mi lugar en el universo;
Es justo detrás del señor que lava los baños a la izquierda del tipo de playera azul.
Frente a ese abogado, enseguida del gobernador.
No soy lo que todo esperan, tengo muchos defectos y soy mas como un ser humano.
Soy errores y acumulación de inquietud.
Tal vez no pueda hacer lo que todos quieren, que haga pero he resuelto hacer lo que yo quiero. Tal vez me he dado cuenta de que no puedo cambiar el mundo, pero puedo cambiar un poco este bodrio.
Ya sabes variar un poco la vida de todos. Crecí pensando que tenia superpoderes y hoy me doy cuenta que es cierto.
Y tú no te preguntas, ¿como estas cambiando el mundo hoy?
Cada acción, cada pregunta, cada manera de reaccionar contribuye con algún cambio, probablemente no a un nivel macro, si no a un nivel micro, desde el estado de animo de algunas personas, el proceso de reacción para con los demás, las sonrisas, o incluso algunos gruñidos.
De alguna manera eso se expande através de nuestros círculos sociales, y termina regresando a nosotros por medio de otras personas.
Podría sonar un poco ego centrista, pero siempre se trata de nosotros, nuestras acciones, reacciones y posibilidades.
Es lo que termina manteniéndonos donde estamos, así que si nos va mal probablemente nos lo merecemos.

Paper Planes

“pero hay los que luchan toda la vida” me parece algo salido de Amelie, aunque en realidad es de Bertolt Brecht. Pero la imaginación es para usarse.
Luego me imagino que todo puedo haber comenzado con una llamada alrededor de las 7 AM seguramente, yo estaba dormido. No he entendido ni una palabra de lo que ha dicho y lo peor es que no me preocupa.
Aun me asusta más la idea de toparme con alguien conocido en algún baño público.
Esos asuntos, son los más incómodos, eso y la impuntualidad, aunque por lo general es de mi parte y esta sociedad esta tan ajetreada, que mi vida de mosca ya ni va con el asunto.
Me iré a vivir a un pueblito pintoresco, donde pueda salir a caminar tranquilamente los domingos. O incluso pueda recorrer veredas, y sentirme en contacto con la naturaleza.
Ahora solo me quedan los sonidos Fuss de ese solo que viene al final de la canción.
Un boleto para ir al 2002, un sábado en la noche conversando contigo y comiendo hamburguesa, mientras tú me ignorabas. Algunos infomerciales molestos, y desvelos inminentes.
También me quedan esos viernes de dibujar, cuando el tomaba su maletín y coloreábamos, indudablemente su talento es por encima mayor. Y no diré más del asunto. Aquella tarde de abril, cuando corría por los campos de futbol. Cuando solíamos regresar caminando de lugares lejanos siempre a pie. Por que no teníamos coche, por que éramos pobres, por que éramos idiotas. Solía conversar tranquilamente. Los sábados por las mañanas solía llegar a tu casa, antes de que despertaras, solía quedarme quieto y molestar gente, haciendo bromas.
Pero si el mundo es una gran maraña de historias, no me quiero ir hasta conocer los hilos fuertes de la vida.

Manifiesto de la belleza

A mi retorcido parecer una mujer es bonita, cuando es simple. Con una sonrisa sincera. Una mirada divertida, con una actitud fresca; no es la que la mercadotecnia nos vende con mil productos de belleza, sino más bien es una actitud que no se puede comprar, ni menos fingir. Una mujer es bella, cuando se siente bien consigo misma tal y como es, es justo entonces cuando logra ser bella de verdad.

28.6.11

luciernagas

¿Recuerdas cuando solíamos cazar luciérnagas las noches de verano?
Te asombraba el brillo que emitían. “toda tu vida es un destello” – O algo así solías decir- Es lo mas intenso que llegaras a ser, no mas. “cuando las noches oscuras te quieran devorar…” – entonces callaste-
Te gustaba juntar luciérnagas en un pequeño frasquito era tu manera de sentirte segura. Por las mañanas las dejabas en libertad. Decías que debería de hacer lo mismo con las personas. Nunca lo entendí.
Aquella noche cuando dejabas el país, capture algunas para ti y entre sollozos y lágrimas deje algunas libres cuando te alejaste de mí. Cuando en las noches camino por la pradera y veo su resplandor, me recuerda el fulgor de tu alegría y me pregunto si algún día brillaras de nuevo para mi.

25.6.11

Me gusta escribirte a oscuras porque así no veré cuanto te quiero.

Cuando mis sueños me alcancen quiero estar dormido, porque sé que no estarás aquí cuando suceda. Estarás lejos, molesta. Tal vez odiándome.
En la oscuridad todo parece tan tranquilo. O las cosas no son lo que parecen. Incluso parecería que estoy dormido, cuando en realidad pudiera tener insomnio.

22.6.11

Sobre los martes

Últimamente he tenido 23 años. La edad mítica, y no es que me queje, más bien es agradable tener de nuevo una edad mítica, como también los 42 pueden llegar a  serlo.
A veces cuando veo el frasco que me regalaste lleno de h2o, me dan ganas de inyectármelo de lleno. “para cuando te sientas mal” o algo así mencionaste.
La vida o como le dicen a lo que nos sucede cuando estamos consientes es un proceso de conjeturas y diversión.
Porque no llamarle vida también a lo que sentimos. O mejor aun vida incluso cuando se duerme. He llegado a creer que el sueño, es la vida misma. No como una especia de complemento, no como la papas cuando compras la hamburguesa.
Lo que pasa es que a veces nos gusta ser no complicados. Pero por qué no complicarnos pensando que aquello a lo que llamamos sueño es lo que realmente vivimos, donde todo transcurre sin sentido.
A veces me gusta complicarme, complicarme viendo fotos tuyas. O escribiendo cosas que no han sucedido aun, como la vez en que nos conocimos en esa cafetería. Llevabas tu suéter gris. Para variar yo tenía nervios, como casi siempre. No de los nervios comunes “malos”, más bien eran una especia de nervios ricos y deliciosos, eran nervios que me comían por hablarte y saber de ti. Cruzar palabra contigo y esperar a que el universo hiciera lo suyo.
Porque por mi parte  yo ya habría hecho  lo mío buscándote.

18.6.11

Los viajes (retrospectiva)

Entonces tenia yo la edad de 18 años; y me encontraba leyendo un gran libro, "los viajes de marco polo".viajaba yo en ese entonces en transporte urbano,que avanzaba a gran velocidad, hasta que nos topamos con ruiz cortinez y el trafico en todo su esplendor,
avanzó como pudo hasta llegar a la altura de conchello, justo ahí se escucho un sonido [un gran estruendo] como imponiéndose a este ritmo de vida,[diciendo "aquí yo soy el rey"] en ese instante todo se volvió gris*. yo algo ajetreado, entre la idea del ejercito universal y la propuesta de dividir el mundo entre 4 únicos,no sabia que era lo que ocurría, y mire el reloj de un señor que se encontraba dormido a mi lado derecho y las manecillas no giraban [se agoto la batería].pero no solo eso, la músicas de los autos vecinos ya no sonaba.el ruido dejo de ser, se perdió y alejo del concepto que tenemos de ruido.solo se escuchaba el imponente rugido. después se dejaron sentir unas grandes vibraciones, como un "terremoto". aumentaban su periodo, cada vez mas frecuente
[hacia eco en mi cabeza].para ese entonces ya había olvidado a marco polo y a sus viajes, empezaban los mios.y después de unos instantes de ello, me percate de que a mi lado izquierdo.se encontraba el responsable del insólito hecho:"el tren", quien avanzaba lenta, pero firmemente, y hacia que el tiempo se detuviera como diciéndole a los automovilistas:"donde están sus avances tecnológicos". no estoy seguro de cuanto tiempo* se mantuvo así el universo pero en cuanto se alejo de nosotros, lentamente todo volvió a la normalidad.los claxon de los automovilistas se volvieron a escuchar
las melodías de "regateon" de los automovilistas mas jóvenes;
y ese reloj, algo gastado que presuroso, se dedicaba a rehacer su marcha;
hasta hoy no he terminado de leer a Marco Polo.
[valió la pena*]

16.6.11

He visto el aleph

He visto todo, y a la vez nada. Supongo que por eso debió estar envuelta en periódico, olvidada en alguna mudanza. Pero claro no sabía que era hasta que cayó sobre mi cabeza, la idea de poder ver cualquier parte del universo en cualquier dimensión me pareció fantástica.
Aunque realmente no entendí nada, pero vi cosas bonitas. Entre todo lo que vi, estaban nuestras primeras citas. El amor y los libros no se mezclan, sobre todo en la misma cita. Una de tantas veces mientras me hablas y hojeaba el libro de crimen y castigo. Las letras realmente se movían y  formaban historias completamente distintas.
He estado en lugares distintos cuando realmente se suponía que  estaba inmóvil. Cuando era pequeño casi podía lograrlo sin la ayuda del aleph.
¿Qué que es el aleph?
Es todo y a la vez nada, como tu recuerdo. 

Cartas

Las cartas, esa intangible realidad que nos conecta a mundos distintos. nos lleva el tiempo y las emociones.
me inventare algunas cartas dirigidas a mis distintos paralelos. después de todo, hay que ver como me va en otras vidas. algo similar a como te ve la gente. solo que menos mediato. lo mediato es algo que nos mal acostumbra a ver las cosas fluir. el fluir nos lleva a distintos puntos, aveces no los correctos o deseados, pero pueden llevarte a una calle cualquiera a las 3 de la tarde, y un lindo cabello te cambia la vida.
la tarde, la vida, los rayos del sol. siempre te pueden saturar de animo. una buena canción. Pero siempre es divertido meterte en distintos personajes ajenos a tu vida y tu vida ajena tus personajes.
Estimado señor leonardo barajas saludos!

15.6.11

Mi abuelo es atómico (parte 1)

Donde termina la ficción y empieza, la realidad. Y más importante cual es el punto donde se mezclan. Podría yo estimado lector relatos que superan la ficción y sin embargo son simples recuerdos. Como el hecho de que mi abuelo es atómico.
Mi abuelo, aquella persona que conocí y ya tenía su queveres  con el mundo. Siempre fiel a su amor. Ajeno a preocupaciones del mundo actual, y aun así es un hombre moderno. Un día de tantos descubrí, que es atómico.

14.6.11

Por la mañana

Por la mañana cuando despierte, quiero ser yo. No quiero ser nadie más, simplemente el mismo que era ayer. Antes de tu llegada y después de tu partida. Sin secuelas de tu recuerdo. Tener algunos buenos días para pasear, jugar billar para variar. Recorrer la calle con un nuevo enfoque, un enfoque algo definitivo sobre la vida. Sentir vacía la ciudad. Cantar camino a casa esa vieja canción que me hace sentir algo mejor.
Por la mañana cuando despierte mas vale que tu recuerdo se haya ido. se haya borrado de todos los rincones donde estaba impregnado