2.10.12

¿Ha dicho Van goch?


Se siente un vacio creciente, como la luna de octubre. El fresco por las mañanas y las lluvias repentinas me están volviendo un ser melancólico. Así que he decidió andar por lugares de la ciudad que no suelo frecuentar. 

En sus mundos las relacionas humanas son extrañas y bizarras y aun así suena más factible que cualquier relación que pudiera llegara  a tener. Ellas lucen distraídas y poco a poco se van mezclando con la vida habitual de él. Llega un momento en el que es difícil distinguir quien ha mutado en el otro. Luego viene una ruptura que deja de lado cualquier espacio blanco que pueda surgir. En algún punto cualquiera de los dos piensa como ha llegado a esa situación.

Mi entrenador me ha recomendado que deje de visitar a mi terapeuta, en cambio mi terapeuta he dicho que deje de salir. Que en estos casos no hay nada que hacer y la cama es una zona segura para soñar sin limitantes mientras se espera lo inevitable. He tenido algunos episodios de ansiedad mientras buscaba las aspirinas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.