23.10.12

Hilos Rojos.


Podría ser que estamos enmarañados en hilos rojos y no hemos caído en cuenta aun de todo lo que sucede entre nosotros. Así como las mañanas frescas no saben de la existencia de los mediodías calurosos. Quiero que tu voz que acompañe durante las tardes de lectura. Quedarme impregnado en el reflejo que dan tus ojos y tal vez así pueda tener algo de reminiscencia.

Hay momento en el día en los que llegó a creer que soy daltónico y no puedo distinguir el hilo rojo que me lleva a ti. En otros momento tengo la estúpida fantasía de que simplemente estas esperándome en la salida del edificio.  A veces simplemente quiero encender un cigarrillo y compartirlo contigo, mientras me cuentas cualquier detalle sobre el día que estamos viviendo. Quiero que compartas algo de la frivolidad que te seduce. Estoy cansado de los ”para siempre”.

Lentamente al despertar voy cayendo en cuenta del hilo, que está cada vez más tenso y no puedo evitar ponerme algo emocionado.

Voy a quedarme en vela esta noche, tratando de ver si decides llegar. Podría incluso dejar la ciudad, pero prefiero no dormir.

Podemos dormir ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.