31.5.12

Soy adolescente de nuevo.


No sé qué pasaría si decidieras volver.

Probablemente recorreríamos la ciudad como lo hicimos ya.


Tendríamos alguna reunión ficticia en medio del bullicio del metro.


Mientras cambiamos de estación podría verte y en cualquier momento podría llamarte otra vez.



He tenido una conversación breve mientras te alejabas.

Mi atención esta centrada en ti de nuevo y es extraño porque es diferente cada vez.



Creo que no tendría en claro como es estar enamorado de ti.

Debe ser lo más ridículo que me pudo suceder.


Hay veces en las que siento que todo va bien justo antes de que se empiece a desvanecer.


He tenido un día largo entre la ciudad y mientras regresaba te encontré.





-deje de leer aquí-



Hey



30.5.12

Corazón atómico


Me gustaría poder decirte que mi corazón es atómico y que se encuentra en su estado más puro, en donde solo se ve afectado por la química de las situaciones. Que está distribuido eficientemente. Que es exacto, puntual y latente. Pero lamentablemente no es así. Es simplemente un corazón ordinario. Al menos cuando está lejos del tuyo lo es.

Lo que si te puedo decir, es que cuando llegan a encontrarse se vuelven atómicos. O esa es la teoría que tengo.  De los dos corazones al encuentro en medio de  la ciudad. Causando una fisión nuclear, ya sabes compartiendo sus partículas el uno con el otro. Una mezcla que desprende energía. Es entonces cuando se pueden tener escenarios distintos. Podría dar como resultado una fuerza nuclear fuerte, pero eso es algo muy breve como una aventura. No pasar más allá del hola y terminar como una fuerza débil. Pero a nuestro caso en particular -que es como me gusta catalogar a todo esto que ha venido sucediendo- me gusta pensarlo como una fuerza electromagnética.  Que cambia constantemente entre la repulsión y la atracción – lo cual podría explicar porque te encuentro aleatoriamente- Con un alcance infinito, más allá de mi comprensión.

28.5.12

Hopelessly


Probablemente me lo he pensado muy seriamente  y no sea la primera vez que sucede. En cualquier momento uno se crea sus expectativas, el verle sentada leyendo en algún parque. Esta noche no se trata de mí. Se trata de la idea reminiscente que tengo de ti. En algún lugar cercano de la ciudad que recorro a diario, se encuentra rondando esa imagen de ti. Es cuestión de tiempo hasta que se desgaste y la encuentre agonizando. Me gusta creer que más que una imagen, se trata de alguien real que se mueve coordinadamente a los pasos que doy. Así estamos bailando juntos un vals interminable.





26.5.12

12


Alguna vez te has sentido enamorada sin motivo aparente.  Pensando que el cielo es más azul y el aire más puro. Pues eso me ha pasado esta tarde mientras una chica con un dinosaurio caminaba entre la multitud. Todos los días pienso, todos los días tengo alguna sensación.
Te voy a escribir aunque no estés leyendo. Te voy a escribir aunque este al pendiente de tu tarea voy a escribir muchas cosas. Muchas cosas para hacer espacio. Cosas para sentir que pasa el tiempo. En alguna esquina en la noche escribiendo versos en un pedazo de papel me encuentro. Algún reflejo de la luna se cuela por mi ventana. La belleza efímera de la noche se refleja por un vidrio.

24.5.12

94-261


Mujer, no puedo entenderte de ninguna manera. Esta tarde mientras hablábamos he tenido una especie de visión. Te has vuelto como una estela lúgubre en la mirada. Alguna especie de recuerdo que apenas y tengo presente. Me lo he pensado bien toda la tarde y no he evitado discernir. Podría parecer que te conozco pero apenas y se quién eres. Para ser más exactos se quien no eres. Me he pasado la tarde entera escribiéndote unas líneas breves, que puedan mostrarte lo que opino. Y ese dibujo en mi libreta, no sé qué estaba haciendo ahí.

21.5.12

El poema de tu vida.



Me voy a sentar a escribirte un poema, será el poema de tu vida. Tratare de captar en el todo lo que eres. Podría comenzar con unas palabras sencillas que resuenen un tiempo en tus oídos. Algunos momentos en cámara lenta, con filtros de color. Algunos pasos de baile sin coordinación. El tomarme por las manos. El besarme lento. Los sábados.
En cualquier momento podre cambiar el ritmo para que se ajuste con tus impulsos y no perderte detalle. Somos como dos corazones errantes. Vamos al deriva atracando en islas de solitarios empedernidos. Saboteando ideas. Hace falta perdernos entre las olas de la vida para ver si llegamos a la deriva juntos. Perdernos es la única salida para nuestra situación precaria.
Eres como un mes del años, porque aun que se que estas ahí no puedo verte. Sé que sucedes a cada instante, por toda la ciudad. Aquí sigue siendo abril. No ha pasado nada. La gente aun está en calma ignorando lo que nos sucede. Es como extrañarte.

Te he visto.


Siempre sabes las maneras exactas para perturbarme. Aun que justo ahora me gustaría que me perturbaras más seguido. Te vi de todas las maneras en la cuales se le puede ver a una persona. Cuantas veces más te vi de reojo y después de frente. Cuantas veces no te vi de cerca. Te vi con la pasión que solo tú puedes despertar. Te vi con el sonido de tu voz que siempre es suave. Te vi mientras me veías. Llegue a verte dormir. Te vi molesta, alegre y dispersa. Te vi al principio, pero no garantizo que nos veamos al final.
Dejaste de tener un nombre definido, lo cambiaste por un silencio. Decidiste ser una ausencia de esas que calan más que el invierno. Eres como una partida anunciada, una que se vuelve una agonía lenta. No quiero que el futuro nos alcance, es más por qué no nos alcanza el pasado. Para quedarnos varados ahí por siempre. Quiero que te vuelvas un loop. Que seas infinita. Que comiences una y otra a vez. Que tu partida sea tu punto de regreso.

Te hice un dibujo.


No comprendo a mi ciudad. Los domingos no hay enfermos. Hay gente caminando en el centro de la ciudad justo al lado de mí. Por siempre distantes aun que estés pasando a un costado. Caminando fue como me encontré conmigo mismo, estuve perdido unos momentos mientras comprábamos agua. Luego era de noche y estaba este tipo hablando de cómo salía con chicas y como se lanzaban a su pies. Algo de esto es a lo que me refiero. El mundo está cambiando a cada preciso momento y todos siguen en su plan de indiferentes. Siguen gritándoles a personas al pasar. El silencio, que es el estado actual de la ciudad en estas situaciones, no se ha hecho esperar.

19.5.12

"Hay Canciones que me duelen"





17.5.12

Tienes un gesto en la cara que me es difícil olvidar, por eso te recuerdo muy seguido.


Oye, sácame de esta indiferencia, en la cual he estado por días. Siéntate un momento y cuéntame tu vida. He estado imaginando como sería una situación similar. Llena de silencio al mundo porque solo quiero escuchar tu voz. Quiero escuchar el sonido de tus pasos sobre el adoquín. Tener la certeza de que un día escaparas de esta ciudad.
Podría pasarme horas enteras escuchando a las personas hablando de su crush, no es que sea algo malo creo que es muy interesante ver lo que despierta su pasión. A veces siento que la vida es mi crush. Realmente esas situaciones son las que nos hacen a todos ser mejores personas.
Me he pasado las últimas noches tecleando algunas cartas, pretendo dejarlas por entre la ciudad y si por mera casualidad alguna te llega creo que será una casualidad agradable. Me gustaría no ser un marginado en fe para decir que fue una particularidad. Escribí  entre todas ellas una oda a tu cabello y  algunos capitulo a tu mirada.

16.5.12

Klimt


Me gusta pensarte como a una pintura de klimt.

Con tus enigmas y tus detalles.

Con la naturaleza como inherente  a tu persona alegre.

Me gustaría poder decirte que me gustas, pero me gustas de una forma distinta.

Como bien me gusta la vida y lo que sucede en ella.

Es más bien como un gusto por lo inesperado y creo que algo así eres tú, algo inesperado.
Pero en el sentido agradable.

14.5.12

...Hoping this is just a phase...


La historia de mi vida se resume en tratar de describir lo que acontece. Generalmente me siento incomodo y fuera de mi cuerpo. Tengo cierto mareo. He estado pensando todo el día en este sueño que he tenido de ti. Creo que sería una idea errónea pues no quiere tener en mente una idea general que has dado a  formar sobre ti. En cualquier momento tendré un ataque de nervios y necesidad de saber de ti. Quiero disolverme lentamente y no saber nada de lo que sucede. No existe alguna manera de explicar cómo sucedió. He bebido varias tazas de café y me ha rondado por la cabeza la idea de llamarte. ¿Y que si lo hago? No dirías más que un par de palabras monosilábicas. Algunas palabras hechas furia de esas que conoces muy bien. Seria algún discurso motivacional, sobre como domaste a la bestia y como has superado una etapa tu vida.
Si te llamo y te digo que te extraño, no espero que vuelvas. No espero que suceda algún cambio. Nada en lo más mínimo. Sonando un poco egoísta lo que quiero que suceda es que te lleves este sentimiento, este sentimiento que me hace doblarme cuando te veo. Que me hace sentirme tranquilo en invierno e inquietó en calor.

12.5.12

Lisez Moi


He tenido un sueño extraño en el cual caminábamos por la ciudad  durante la noche. Decías algunas palabras de las cuales no pude hilar muy bien la conversación.  Estaba como embelesado con el movimiento de tu cabello, cual gato con una bola de estambre.
Nunca antes me sentí tan emocionado por perderme en la noche en una ciudad llena de silencio. Tengo la sospecha de que eres el factor externo que ha cambiado el panorama. Aunque sé que cuando despierte no estarás recostada en mi cama.
Ya puedo visualizarte saliendo con un tipo de nombre Emilio. Algún tipo el cual es fanático del futbol. Que te lleve alguna rosa de esas que venden en los cruceros y en su aniversario te regalara una taza que tenga una fotografía incomoda de ambos. Te dará una sorpresa con globos de helio en mano cuando acudas a atender el llamado a  tu puerta.
Estoy casi seguro que él no sabrá leer tu naturaleza. Casi puedo adivinar que cuando le hables de una de tus tantas pasiones se limite a poner cara de tonto y cambiar el tema a algún jugador.
No voy a ser el tipo que tienes en mente. No voy a llegar montando en corcel matando dragones. No derrotare algún villano por ti. Simplemente me limitare a estar ahí cuando la vida suceda.
No te garantizo que no tendré esos arranques de estupidez que suelen darme sobre todo cuando se trata de ser serios.

soslayar


El caos en el salón. Mi agenda estaba vacía como cuando la compre. La estaba reservando para anotar en ella el momento en el que te decidieras a aparecer. El vino en mi vaso se estaba agotando. El aire algo denso y caliente en ese espacio reducido me hizo desvariar un poco. Podría dar un giro inesperado y tomarte por el brazo, pero eso no me corresponde.
Estoy seguro que en cualquier momento llegaras. Te vas a detener justo frente a mí. La rapidez del momento me hará decir algunas cosas tontas, podre decir algunos sin sentidos, pero sabes que es con la mejor intención.
Pudiera ser que te tome por el brazo o que te busque con la mirada. Me perderé entre el mar de miradas de gente enamorada y con pasión, algunos con recelo y otros ebrios. Tendré un segundo aire mientras busco tu mirada con la mía.
Cuando por fin llegue hasta el lugar donde apareciste, estarás ocupada ignorándome. Daré algunos giros breves como haciendo una coreografía y sabes que es por ti. Pudiera ser que escriba tu nombre. O simplemente tome tu cabello.
Y me gusta esta especie de sensación de estar perdido en el espacio cuando estoy junto a ti. Esta serie de reacciones que me hacen no poder pensar lo que quiero decir.
A veces simplemente quiero estar recostado sintiendo la vida. pasando sobre nosotros sin preocupación.

10.5.12

Clichés


No quiero saber que ha sido de tu vida. No quiero saber quiénes son tus nuevos amigos. Hay demasiadas cosas que tengo que hacer. Tengo que recorrer la ciudad entera junto a personas que no conozco. He escuchado cientos de historias de tipos y chicas quienes han salido a tomar un café. He encontrado un nuevo deporte, buscar rutas alternas entre la ciudad. Aun y cuando parezca que estoy completamente perdido me gusta encender un cigarrillo y tomarme unos minutos para pensármelo bien.
Creo que nos ha pasado lo mismo, esta indiferencia que se viene sintiendo en el clima nos ha sentado bien. Después de todo somos más bien una situación aleatoria, si pones a otras dos personas en nuestra situación seguro hubiera llegado a las mismas conclusiones. Pudiera ser que terminaran bebiendo tranquilamente un café un domingo por la tarde mientras el mundo es un caos. Hablando de sobre animales y política, sobre el futuro incierto y recetas de cocina.
Cada noche reviso mis apuntes y trato de escribir alguna nota breve. Probablemente tenga que levantarme a las 6 de la mañana para ver las noticias y saber que aun sigues viva.la verdad es que esto último suena muy obsesivo, pero que esperas siempre he sido así. He pensado en escribir un poco a máquina pero no me he decidido del todo. Termino siempre viendo películas. Quisiera que mi vida fuera una película. Que después de todo fuera un cliché, porque así tendría la certeza de saber que sucedería después.

Noche


He pasado el día completo leyendo cartas de un tipo de 1994, en ellas decía que tenía sueños recurrentes, en los cuales seguía a van gogh. Todas las noches se recostaba en su cama y cuando menos lo esperaba estaba en medio de una calle desconocida, al poco tiempo veía pasar al pintor con su lienzos.
La etapa en la que sus sueños sucedían coincidieron perfectamente con los días en los que van gogh pintaba la noche estrellada. Cada noche el aparecía en la misma calle y casi a la par el artista se cruzaba frente a él. El decidió seguirlo cada noche, mientras estos “sueños” le sucedían. Se pasaban la noche a oscuras en el campo. Solo la noche y algo de pinturas. Lo cual me parece algo irónico para una pintura hermosa sobre la noche, pues está llena de soledad.
Tiene varias cartas dedicadas a la magnificencia del cielo estrellado, lo grande y hermoso de la luna y la tranquilidad del campo. Algunos detalles que menciona sobre van gogh son: su carácter silencioso, una tonada agradable que silbaba y su constante paranoia.
Después de esto me pregunto si la paranoia que ataco a van gog a partir de cierta de su etapa fue sin fundamento o si mas bien los sueños son algo místico entre todos nosotros.

8.5.12

Glad


Lo que pasa es que me gusta estar enamorado. Enamorado de la vida, de lo que me pasa, porque así se vive con pasión e intensamente lo que a uno le sucede.
Cuando uno está enamorado no se lamenta lo que le sucede. Se siente uno como pleno y feliz con lo que le acontece. Se hace la luna más grande, el cielo más azul y los cerros más verdes. El agua tiene un gusto más agradable y no ese viejo sabor a cobre. El calor, pues el calor se siente igual de feo. Pero anda uno sonriendo así con todo y sudor.
Entonces llegara el momento en el que me desenamore del mundo y me dé cuenta del asco en el que se ha convertido, pero espero que eso no suceda pronto.

7.5.12

Algodón


Tengo tantas ganas de escribirte. Escribir algo que sea solo para ti. Que no tenga que usar objetos indirectos.  Algo que provoque en ti una reacción, como la que me provocas. Esa sensación de mareo y emoción que me invade de pronto el corazón.
Quiero verte todo el día y aprenderme bien cada detalle. Quiero el insomnio. Quiero que estés bien grabada en mi subconsciente, para cuando tenga que dormir. Esto que nos sucede es como una melodía, una que no quiero olvidar. Quiero la incertidumbre de no saber qué día es. Quiero tu voz en mis oídos.

5.5.12

Bloqueo


Oye estoy en una crisis creativa, en la cual no se sobre que escribir. Podría salir un par de horas y recorrer la ciudad en busca de historias, algunas nuevas y emocionantes que me quiten el sueño. Podría sentarme en algún café del centro y escuchar a la gente que habla durante horas, suelen tener vidas emocionantes. Con algo de cafeína en el cuerpo  podría aférrame a la idea que tengo de ti. Luego pasaría el transcurso a casa pensando algunas palabras suaves. La gente suele ser más amable en esta etapa del año. A veces quisiera que fueras la heroína de mi historia, que llegaras de golpe con algún traje llamativo y una capa. Gritando palabras domingueras mientras ajustas tu antifaz. Podríamos pasar el día recorriendo el centro, buscando algunos problemas que resolver. Serian problemas simples que la gente suele tener, que no ven alguna solución por la prisa en la que viven.  Podríamos pasarnos la vida corrigiendo propaganda mal hecha o protestando en contra del calentamiento global. Podríamos pintar algunas casas, bajar algunos gatitos de las copas de los arboles, separar la basura y todo ese romanticismo ecologista que suele haber en el intermedio de las historias. Pues la gente siempre tiene algún momento en el que se preocupa por el planeta, quieren darle algo más de vida a este viejo lugar. 

Estoy distraído


He pensado en escribirte durante horas. Quiero escribir algo que te haga sentirte alegre. Algo que te saque de la rutina en la cual te encuentras inmersa.
Me lo he pensado durante un buen rato, pero las palabras se alejan de mí y justo cuando mi lápiz las tiene contra el papel suelen reorganizarse. Parece que hace algo de lluvia en el clima. He estado anotando palabras que me recuerdan la idea que tengo de ti.
Llevo una fotografía tuya entre mis libros, por si alguien decide preguntarme por ti. Pude haber tenido alguna oportunidad breve, pero la desperdicie cuando acomodabas tu cabello.
Podría comenzar contando la misma historia, donde hay evento extraordinarios que me obligan a toparme contigo. Me quiero imaginar una vida lejos de aquí, de cualquier sonido o recuerdo que tenga de ti.
Después diré algo como “Hoy quiero escribir sobre porque se extraña cuando se extraña” No tengo en claro cómo voy a  hacerlo sin tomar como referencia algún caso  particularmente conocido. Más bien podría abordar el tema desde el vacio que queda después o durante.

3.5.12

tres minutos


Todo está muy en silencio, solo tengo la radiación y algún estornudo esporádico. A simple vista pudiera parecer que soy yo, pero no lo soy. Soy un reflejo de la realidad, en la cual me ven. En este momento podría ser que me levante de golpe y los tome a todos por sorpresa, incluso con mi cara de tonto, que es lo único seguro que tengo en esta vida.
Faltan 3 minutos. En 3 minutos puedo explicar porque me gustan las cartas. Podría parecer que es nostalgia pura o algo como romanticismo, pero el hecho es que es algo como cuántico. Es la conexión entre el pasado y el futuro. El pasado que es donde me dibujas unas líneas sobre el papel, y el futuro donde yo las leo, las releo y las vuelvo a releer. Y aunque a veces cambiemos de lugar, siempre terminamos atrapados. Somos como un anacronismo, uno bien definido para buena o mala suerte nuestra.
Aun me queda un minuto que no sé cómo gastarme

2.5.12

Hoy


Que más te puedo decir, sé que no me estas escuchando. He bebido demasiado café esta tarde y el tiempo se me escurre lentamente entre los dedos. He pasado unos momentos viendo por la ventana que da a la pared y no he visto nada interesante pasar. Hice algunos bosquejos pero ninguno se parecía  ti. Me he recostado unos momentos pero todo parece continuar su curso natural.
He visto un zorro salir de la pared de mi cuarto, se ha postrado en sillón junto a la ventana. Hemos platicado durante horas, me ha invitado a pasear unos momentos. Se ha movido mientras trabaja de dibujarlo, así que no tengo un retrato de él. Alguien ha robado el agua que tenía en mi matraz, y los aromas de personas que he llegado a conocer.
Han venido un par de personas a preguntar por mí, no tengo una referencia exacta sobre si les conozco, no se siquiera como suenan su voces. 

1.5.12

Permanente


Me iré caminando por entre la ciudad hasta llegar a perderme. No tendrá caso que intente buscarte pues no estás aquí. Caminare despacio para ver si llegas de improviso. Me detendré en una plaza y veré a la gente pasar, no dirigiré mi mirada a nadie en particular. Me aterra la idea de que al dar un paso pudiera ser que me este alejando de ti. Aunque por otro lado podría ser más positivo y pensar que me estoy acercando. Tu cara me recuerda a un sueño que tuve recientemente, en donde bailaba al centro de un salón con los ojos cerrados.  Estaban estos panques que me gusta comer y gente platicando. Luego desperté de golpe con la tensión de no saber que escribirte. Tome un lápiz y una hoja de papel y quise narrarte las cosas que viví el día de hoy. Mi vida no es muy extraordinaria, la ciudad estaba llena de gente paseando. Ha hecho algo de viento esta tarde y el clima ha estado por demás agradable. Los vendedores de rosas seguían insistiendo a las parejas que pasaban. La gente abarrotaba los bancos con tarjetas en mano. Llueve