30.11.12

Ausencias

La luna, las nubes y sonidos de los carros. Me gustas decir las nubes, aunque no pueda distinguir bien donde empieza una y termina otra. Lo mismo me pasa con la idea que tengo de ti. El reloj marca una hora capicúa, debo estar de suerte. Me pregunto cómo sería vivir de pronto en otra ciudad, en espacios que no conoces, lugares que están como aguardando tu llegada para llenarse de recuerdos. Mi identidad Secreta se encuentra a salvo, esparcida por la red. Tan solo teclo unas palabras al azar y soy una persona distinta, y el proceso está completo. Es como si de pronto hubiese cambiado de piel. Dan las 11:42 y la ruptura espacial me obliga a deslizarme por la habitación. Quisiera que el silencio de la noche me alcanzara, y dejar de interrumpir la quietud nocturna. Es el momento inadecuado en un lugar donde definitivamente no quisiera estar.


There's something that's invisible,
There's some things you can't hide,
Try detect you when I'm sleeping,
In a wave you say goodbye...

29.11.12

Jueves aburridos.


Suelo tener los jueves más aburridos de la ciudad, y no es que me encuentre exagerando lo que sucede. Alguien llamo temprano a mi ventana, creo que era sol. Por situaciones diversas he decidido no dormir y bueno la cabeza me ha dado vueltas. Que a nadie se le ocurra subir el volumen de la televisión porque podría desquiciarme. Tengo 50 sobres que ya no podre utilizar. El otro día conocí a un tipo que tenía unas ganas inmensas de golpearme, pero no me lo tome personal. Escuche de algunos chicos que se preparan para la navidad con algo de alcohol, no digo que eso sea malo, solo que nada me agrada en este momento.

               –excepto tu voz, claro está-              

En momentos muertos como estos, recuerdo cuando cambiaba de lugar los libros en la biblioteca. En otras ocasiones agregaba collages en páginas al azar. No soy del tipo estudioso, pero suelo gastarme la mayor parte del tiempo entre libros. Aunque por otro lado tengo la peor memoria del mundo. 

Ya ni me acuerdo.

27.11.12

hola por primera vez


Hay tanto polvo en mi cuarto, que he perdió las ganas de limpiar. En la ventana una imagen me recuerda las tardes de infancia. Sobre la mesa tengo unos sobres que ya no puedo utilizar, unas direcciones  y unas piedras ajenas a este lugar. La noche comienza en este preciso instante. Tengo cafeína recorriendo cada espacio de mi cuerpo. En algún lugar alguien está hablando de la ecología, mientras yo aquí  tengo una pelea a muerte con un ensayo. Oh la posmodernidad que voy a hacer con ella. Creo que a la posmodernidad no hay que entenderla, hay que vivirla. Se ha vuelto una fiesta eterna, que parece no tener un comienzo definido. Ha pasado una hora desde que sonó la alarma que me indica la hora de dormir. No puedo concluir algo que si quiera he comenzado. 

26.11.12

373


Otra vez es de noche, otra vez es la misma ciudad. Tengo las ganas de escribirte mucho, pero no tengo algún tema en particular. Por la mañana no recordare ninguna frase en especial, a menos que haya salido de tu boca. Mi guitarra descansa sobre almohadas, mientras la noche se va alargando. Un tipo ha pasado por mi ventana. Eres como una noche sin luna. Después de todo no tendría a donde regresar. En mi closet sigue colgado ese suéter verde con detalles navideños. Mis padres duermen una habitación trasera, mientras te tecleo en forma aleatoria. Si pongo algo de atención el suelo se ha puesto algo frio. Ha desaparecido la silla en mi ventana, que tiene como finalidad ver en tu dirección. Supongo que después de todo no tendré una noche tranquila. Me gusta el caos. Me gusta tu caos. Lo que provocas. El orden en tu sentido. El silencio. La comodidad. Las situaciones incomodas. Los sábados por la tarde que suelen causarme ansiedad. La no dirección, después de tener un sentido fijo. 

24.11.12

Este soy yo no teniendo futuro























Este soy yo no teniendo futuro. Aunque también podría ser yo un jueves cualquiera, sin rasurarme y con unas ojeras muy grandes. Podría tener el cuerpo en este lugar, pero mi mente se ha ido a viajar. La sangre en el cuerpo no sabe donde terminar. Podría decir que estaba pensando en ti, pero sería francamente mentir. No tenía nada en específico en la cabeza al moverse el obturador. Alrededor el espacio  parecía más extenso de lo que es. La luz suele tener un sentido del humor que no puedo comprender. 

He terminado el libro de las memorias colectivas que solías tener los jueves por la noche. Me he encontrado retratado dentro del último capítulo. Podría ser un yo teniendo un día con algo de lluvia y algunos tipos que apenas conocí. Seria yo en cualesquiera situaciones con solo 15 hojas en mi moleskine. He tenido esa sensación de nuevo, de despertar en lugar extraño y no saber quién soy, no saber quienes me rodean ni como regresare. Si pongo algo de atención, se filtra la luz del semáforo contiguo al edificio. Creo que me agradan las coincidencias que nos han sucedido, dejando de lado lo impresionable que suelo ser. Es lo único que mencionare sobre ti.

23.11.12

Te escribí esta nota un viernes por la noche.


Alguien menciono tu nombre esta mañana, no tengo idea del contexto en el que lo hizo. Dentro del plantel todos corríamos por llegar. De pronto tuve necesidad de cantarte algo breve, como se que no estabas presente me lo guarde para una ocasión especial. Un tipo se ha encajado unas tijeras mientras conducía a prisa por la ciudad. El encargado de la tienda tenía una velocidad impresionantemente lenta.

En el camión un tipo me cedió el lugar, no puede evitar pensar que lo motivo a hacerlo.

Mi cuarto esta cada vez mas vacio. En momento como estos sale a relucir tu presencia sobre mis paredes. Sabes de lo que hablo. Un día en clase alguien me dijo que solía hacer parkour, de momento recordé algunos intentos breves. No soy bueno en eso.

No puedo pasar la noche de un viernes teniendo ideas vagas sobre ti. La noche entera no basta. Hay corazones rotos, silencios y risas. Alcohol y chocolates.

No he podido concentrarme en el monitor.

22.11.12

Miércoles por la mañana


Me he pasado la noche en vela hablando sobre lo que me preocupa. He dormitado unos minutos y el despertador no sonó. Salí corriendo de prisa y la lluvia me alcanzo. He estado algo desaliñado mientras el metro estaba lleno. Me he vuelto adicto a los burritos. He tenido unos 37 minutos para pensármelo bien. He estado sintiendo el clima por mas irrelevante que parezca. He visto a mis compañeros comenzar los buenos tiempos. Oye pero que pasa aquí. ¿Realmente eres tú? Merodeando por la ciudad he caído en cuenta de que no se a donde ir. Creo que me siento algo mejor, pero la tos empeoro.

De pronto estaba sin rumbo y un tipo se me quedo viendo unos momentos. Mi mochila no tenia espacio para una discusión. La bufanda parecía abrigarme bien. Tenía tu piedra en mi bolsillo, por si de pronto te apetecía aparecerte.

Desperté de golpe y comencé a cantarte una melodía en voz suave, algo como “wrong girl” mientras me preparaba para tener una pelea con la ciudad.

20.11.12

Tengo tos


A lo lejos escucho tu voz, la distorsión digital se ha vuelto una complicación. En algún punto de la ciudad esta nuestro futuro aguardando nuestras posiciones. Tu cuerpo se mueve de manera errante y es así como nos comunicamos. Estas imperfecciones son los que nos hace distintos. Tengo palabras perdidas en mi habitación, escritas en mi pared. De un momento a otro tendré que dirigirte unas palabras aun y cuando no estés presente. Tendrá sentido todo esto que estoy diciendo justo ahora. Piensa en las palabras que no puedes escuchar. En algún punto de la conversación, ambos debimos estar dormidos.  Todo se está volviendo como un mar, que no puedo controlar. Me ha quedado claro que no quiero estar en esta ciudad, no mientras estés en una ciudad distinta. Tengo que elegir con cuidado las palabras que te quiero decir. Por ejemplo he usado una palabra en clave Morse, mientras hablábamos de comida. Te ha pasado de largo y eso está bien.

No entiendo porque la ciudad se ha tornado en un gris con un poco de iluminación. No lo entiendo peor me gusta. Las familias suelen llenar los parques y las plazas. Hay niños con ropa de colores vibrantes, algunos tienen gorros con uno que otro mechón.

15.11.12

Esto es una entrada inconclusa, como tu recuerdo.


Eres el minuto 03:06 de una canción de interpol atrapada en mi habitación. Un invierno con ligeros toques de lluvia. Una tos persistente hasta el cansancio. También eres el humo del cigarrillo que escapa en cada bocanada. Los ojos vidriosos por el frío. Los crujidos que se escuchan después de las 2 de la mañana. Las campanas de la iglesia que aun no he encontrado. La patrulla que dobla en la esquina más cercana. Los tipos con cara de enojo en la parada del camión. Algunos semáforos en rojo. El espacio vacío junto a la ventanilla. El té que se enfría junto mi cama. El libro que jamás terminare de entender.

14.11.12

Vaivén

Todo este vaivén de situaciones nos va llevando lentamente a la deriva. No es una deriva con malicia, sino con las mejores intenciones. Aunque todo eso no lo vamos a saber ahora, sino tiempo después. No vamos a saber por ejemplo el miedo que acecha a nuestro alrededor. Tampoco tendremos el contexto adecuado para las conversaciones. Nada de esto está sucediendo ni sucederá, hasta que uno caiga en cuenta de la existencia del otro.

13.11.12

Silencio.



Te traje el mar, su origen y su fin.














El amanecer y el anochecer, en orden inverso.













El tiempo perdido, que se encuentra como en el aire.













El paisaje, que invade tu imagen.














Algunas ficciones y realidades en espacios concurridos.















Pero sobre todo, te traje en la mente todo el tiempo.


12.11.12

FUCK

Ya sé lo que tengo, no tengo que darle tantas vueltas al asunto. Tengo un montón de tiempo libre entre suspiro y suspiro. Unos recorridos interminables antes de llegar tu presencia. Algo de vergüenza porque siempre soy un pendejo. Tengo la atención de las personas equivocadas. Algo de enojo, porque nunca termino de comprender lo que sucede.

A veces simplemente me gustaría que alguien se tomara el tiempo de explicarme lo que sucede. Quisiera no ser un hoyo negro que se lleva el tiempo de las personas que me rodean.

Esa tarde decidí no bajarme donde siempre y continuar mi recorrido. El panorama completo se cambiaba frente a mí. Estaba esa chica de nombre molesto que siempre ignora cuando le digo buenos días. Estuve sentado alrededor de 10 minutos antes de toparme con alguien que no sé quién era.

Después de todo lo que está sucediendo creo que soy una mala persona, es decir después de todo es la naturaleza de los humanos. Ser unos hijos de puta es lo que nos mantiene tan creídos y felices.

Mientras el agua siga saliendo caliente por las mañanas, tendré mi conciencia tranquila.

1.11.12

El eje central

El punto central de todo es que me están sucediendo cosas y no sé cómo tratar con ellas, voy a tomarme un tiempo (estrictamente para pensarlo y saber que es) y les dejo la respuesta en cuanto termine esto, que creo es cuando tendré en claro que sucede.