31.12.12

Nochevieja


30.12.12

Historia


Mi parte favorita de la historia, es cuando van gogh comienza a pintar. Fuera de eso no hay otra cosa a la cual le tenga tanta devoción. Soy partidario de las noches de luna llena, pero es solo una afición, como lo es escribir. Las comparaciones absurdas entre la melancolía y la realidad. Es mi segunda taza de café, solo que este está un poco cargado. Mi horario de sueño está cambiando, no es del todo malo. Puedo dormir mientras no hay nadie y así pensar que no me pierdo de nada. En cambio ellos se pierden de todo cuando duermen y yo sigo aquí. Tengo algunos amigos sonámbulos y frecuentamos deambular.  No le tengo  algún pánico a la noche, pero ya no es lo que solía ser. Al fondo alguien grita “no lo molestes”

Se ha terminado mi taza y eso me rompe el corazón. Debería prepárame otro café y espero que esta vez salga todo bien. Creo que son las vísperas de fin de años y las consecuencias de la noche vieja. He estado algo hiperactivo, pero pasará.

29.12.12

Respecto a la vida


A veces creo que la vida me habla, ya saben como a esos tipos que comen hongos y en medio de su viaje dicen que les habla el hongo; pues algo así va el asunto. Aunque de la vida no espero nada y ella no espera nada de mí, tenemos una relación un tanto dinámica y nos gusta sorprendernos mutuamente. Supongo que mi vida, la estoy viviendo en cursivas. Lo digo porque, como a la mayoría de las situaciones  que están pasando, no las entiendo. Están sucediendo de prisa y todas juntas. A lo lejos podría verse muy bien, pero realmente no entiendo el asunto.

Supongo que una de las ventajas de que todo suceda de prisa es que no tengo que pensarme las cosas con detenimiento, aunque eso podría ser también una desventaja.

En conclusión: la vida es una bastardilla


27.12.12

Punto Nemo


Creo que el amor platónico, es una especie de punto nemo  en la cartografía del alma. Sé que puede sonar algo ridículo a primera instancia, pero me lo he pensado bien unos momentos de regreso a  casa y tiene una lógica tremenda.  Cada situación donde quedan de lado las esperanzas y todo se vuelve imposible.

 La inaccesibilidad que puede surgir mientras te invito a salir, algunas cartas perdidas entre la ciudad y los jugos de naranja. En este lugar que claro tiene que existir, se encuentran todas las palabras que no hemos si quiera cruzado. Unos pensamiento que he perdió en el transcurso del elevador, justo cuando creía tener la idea bien en claro alguien me pregunto la hora. 

Podría ser el lugar más inesperado de encontrar pero también con mucha dificultad, lo ideal sería remplazar el concepto lugar por persona. 

Café cortado cósmico


 La crema está teniendo un  encuentro violento con la cafeína. Las formas son caprichosamente hermosas. Tú no lo sabes, ni siquiera lo sospechas. He pensado en esta taza como si fuese una especie de aleph. Tus palabras están contenidas en ella, junto con las miradas que vamos a intercambiar. Todas las posibles situaciones, después de terminar una sencilla taza. Hay temas que van desde lo ordinario hasta el color de tu labial, pasando por un escala de situaciones que incluso podrían resultar incómodas. Pero claro todo esto aún no lo sé.

Mientras tomamos nuestros lugares esperando nuestra conversación. Tu cabello tiene demasiadas ondulaciones, lo puedo notar, no creo que la cafeína haya hecho efecto aun. Las conversaciones de las personas que nos rodean brotan vitalmente mientras doy un sorbo a mi taza.

Después de tener el universo frente a nosotros querida, no hay nada más que pueda pasar. No espero que tomes mi mano en público, ni que llames simplemente para saludar. Tienes esta vida agitada y aun nos queda mucha ciudad. Nos hemos estado bebiendo a nosotros mismos.



26.12.12

Fin del mundo.


“Cuando dos corazones se encuentran, es el fin del mundo”

El mundo se ha terminado un par de veces en lo que va del mes. La gente tiene la falsa idea de una catástrofe mundial. Creo que han dejado de lado las miradas que se encuentra cuando vas en el subte, los contactos involuntarios entre manos mientras se camina fuera de la estación, y las coincidencias idiotas.
El camión lleno en una hora pico, transitando por toda la maldita ciudad. Entre los brazos atravesados y caras fastidiadas puede suceder. Aunque tengo un amigo al cual le sucedió en el supermercado, la historia es muy sencilla de contar.

El estaba viendo el pan, a la espera de hacer su elección, entonces se le acerca esta chica. Tiene unos movimientos tranquilos y los ojos bien puestos en algún baguette.  Ella le suelta de golpe que debería escoger  determinada pieza, pues hacia un rato que la estaba viendo y que en definitivo es la mejor elección. Mi amigo por su parte se quedo impactado, pues hablaba de la misma pieza de pan que él estaba viendo.
Llevan 10 años de casados.
A veces creo que la gente menos complicada es más feliz, pero no estoy del todo seguro.

25.12.12

Viento.

No estoy seguro, de que todo esto ocurriera realmente. En un estado no consiente –que es como suelo estar- sería lo más normal. Mi bote de basura estaba repleto de negativos. Afuera los chicos corren con el viento que llega de un momento a otro. Es gracioso por que justo acabo de encontrar mis viejos zapatos con los que pase la niñez. Mi abuelo, no suele ser de las personas más agradables para conversar, después de un largo día.

1.414213562

Una navidad así

23.12.12

enajenamiento


Esta noche te voy a escribir. Eso lo sé porque siempre que te escribo, uso las hojas traseras de la moleskine. Siempre al revés, como todo lo que hago en la vida. Creo que podría tolerarte con tu insoportable cabello corto. Esto que te estoy escribiendo no tiene ninguna finalidad. Cualquiera podría tomarlo de manera personal, pero en realidad sabes que eres tú. Odio las noches de domingo con todo el ruido que implican. Si estiro mi mano puedo alcanzar el medallón que no tiene ninguna finalidad.

De un momento a otro quisiera que mi sueño desapareciera unos momentos. Podría ver las cosas que suelo perderme al salir el sol. Desde que todo esto sucede, parece siempre la misma noche. Alguien toma mi botella y se lanza a la búsqueda de una excusa idiota.

Todo parece estar en orden. Mi cartera tiene algunas direcciones que no puedo comprender. 

¿Sabes que llevo una piedra en este momento?

22.12.12

puede que sea el vino


La ciudad sigue teniendo ese pulso extraño ante el final del año. La gente se mueve deprisa y con movimientos erráticos. Quedan vacios para las dudas que suelen surgir un martes por la tarde.  La cotidiana pregunta de saber de ti. Te has vuelto un suceso fortuito de manera esporádica. He tenido un sueño profundo, es por eso que no he podido contestar tu llamada. Estaba en este lugar que no conocía y todos decían mi nombre. Unos chicos jugaban, al fondo alguien leía en un rincón. Estoy seguro que es un libro que solía conocer.
-inserte aquí una serie de eventos que me impidieron concluir- 

21.12.12

El centro en días festivos


El perderme entre la tranquilidad caótica de las calles, es mi rutina predilecta para encontrarte.  Las banquetas dañadas y ocupadas por puesteros me han dado cierta habilidad para escurrirme entre la gente. Sé que la noche me ha robado tu atención de nuevo, así que solo me queda esperar el cambio de luz en el semáforo. Al cruzar no puedo negarme al incesante duelo de miradas. Mi rutina para estos casos es tomar la mayor cantidad de aire posible y caminar aprisa, pues siempre siento como si las personas me robaran poco a poco el aire al caminar cerca de mí.

Algunas otras veces me gusta ver a las personas que van muy metidos en sus asuntos, porque en breve me llevan a su mundo con la mirada perdida que suelen tener. Son lugares alejados de donde nos encontramos, pero cercanos a problemas comunes como pagos y situaciones sentimentales.

Cuando todo el alboroto ha concluido, siempre me gusta entablar una que otra conversación con mi cigarrillo. Suele ser un buen consejero, además de frenarme el ritmo presuroso que suelo llevar. Los escalones son otra historia, me gusta ponerles toda la atención del mundo. Hay gente que sube los escalones a prisa y de mal modo. Bah. Nunca van a disfrutar el hacer las cosas bien. Probablemente son del tipo de gente que no sigue el uso de separar la basura ni de usar carriles de alta velocidad.

A todo esto ¿Qué hago despierto?

17.12.12

16.12.12

Vacío


Me he sentido extraño desde que desperté esta mañana. No creo que puedas comprenderlo, mas bien no hay nada que comprender. Me gusta complicarme la vida. Cuando te digo “oye” es porque considero importante lo que tengo que decirte. Después de darle muchas vueltas a lo que tenía que decir, se lo solté de golpe a mi terapeuta. Ahora que estoy consciente de lo que está sucediendo, creo que hay una especie de vacío en todo ese lado “místico” de la vida.

Aunque querida, tú siempre serás un misterio para mí.

15.12.12

Hey boy hey girl


Sé que estas ahí.
No importa.
Puedo vivir con eso.

10:21


Son las 10:21 de un viernes de lo más común. 
No hay persona alguna en varios metros a la redonda. 
Tengo algo de sueño – raro en mí-  aunque creo que eso no les interesa. 
Una libreta en mi mochila, la cual no puedo utilizar y este bolígrafo que poco da a cooperar.
Ha llegado alguien, pero nadie realmente que quiera destacar.

En momentos “muertos” como este, me gusta tomar en cuenta mis posibilidades, aunque realmente no cuento con ninguna.

Afuera hay una lluvia de hojas, silencios y frio.
Tengo hambre.

Cuestión


Me gusta cuestionarme, que acontecimientos me llevaron a que me sucedieras tú. No lo digo como un evento fortuito, ni negativo. Todo aquel que te conoce, sabe que simplemente eres  y ya. Sin mayor nomenclatura.
Eres, con tu cabello, pómulos y labios.
Con tu diadema, anillos y voz.
Algunos gestos, excusas y mentiras.
Pero a fin de cuentas tu.

Creo que soy un anacronismo obsesivo, pero que le voy a hacer. Cuando digo “de buena fe”  lo digo sin esperar nada, simplemente con el valor que implica no esperar nada.

Hielos


Hay un tipo sentado en la silla de al lado, tiene cara de aburrimiento y silencios incómodos. No le culpo ha estado con mirada en el cielo un par de horas. En algún punto de la ciudad te encuentras en medio de una reunión. El reloj ha estado marcando las 8:02 y la noche no parece tener sentido. Sé que es más temprano pero me gusta fingir que no lo sé. Encima de la mesa hay varios tipos de piedras que no puedo distinguir. He tenido un sueño perturbarte, salí de la ciudad de imprevisto y casi pierdo el vuelo. 

10.12.12

hipersomnia


Estoy listo para la crisis, aunque realmente en esos asuntos nunca se está listo.  Quiero verme envuelto en cada uno de los aspectos incómodos que están por suceder. Tener una confusión de identidad y desilusión por el trabajo. Saber que de alguna manera, a todo el mundo le va un poquito mejor. “Nadie (especialmente hombres veinteañeros) quiere admitir sentirse como un perdedor” - bueno en esto no encajo del todo. Siempre me viene la pregunta al ruedo, ¿Seré demasiado joven para mi nivel de estupidez? Creo que es uno de los temores que me dan sueño, no quiero decir que me quitan la ansiedad que me pueda acontecer, pero en un estado de “No Futuro” solo se puede dormir.



 "Soy demasiado joven e insignificante como para comprarme un convertible y huir con mi secretaria" 

9.12.12

"fuck this shit"


He vivido engañado, todo lo que se supone que debo creer honesto no es cierto. He sido la burla de los chantajes que suceden a diario. Las complicaciones que surgen de un momento a momento a otro. Los respetos se quedan a lo largo de lo que llamamos situaciones y llaman de nuevo. No preferiría que se diera en estas situaciones, tu de noche en alguna calle que no conocemos. La gente alrededor  diciendo tu nombre, ni queriéndote. Tal vez después de todo, si sea el retraído que sigue en casa esperando el atardecer. El que vive de noche escondido de la sociedad.  La sociedad nocturna, tiene un método que me parece agradable. Mi vida no ha cambiado en lo absoluto, y aun así me afecta directamente. No creo que este comienzo sea lo más adecuado.

7.12.12

Ucronía


Creo que la Escuela es una ucronía, para todas las personas. O al menos debería serlo. Los arboles de decisiones que se desentrañan con el simple hecho de una elección que no está en tus manos. Como se alteran los resultados de nuestra “vida” en base a un evento clave. Por ejemplo tú. Justo ahora dejas de tener tus características Humanas y vivientes, para convertirte en una ucronía. Podría ser un sábado por la mañana, con algo de desvelado, hojarascas y familiares. Tú eres el suceso clave de todo lo que viene o de lo que puede no suceder.   

Cuando me suceden cosas como estas, me gusta dividir la vida en dos:

                    Ficción                    
Que son todas las cosas que pasan un martes cualquiera mientras regreso a casa. Breves momentos donde coincidimos en algún pasillo olvidado de la escuela. La lluvia que llega sin remordimiento. La lámpara de seguridad en el parque detrás de mi casa. La música incidental mientras esperamos la siguiente función del cine. Las labores domesticas y tareas diversas mientras me preparo antes de salir. Los regresos después de una fiesta, con el alcohol aun en el cuerpo y la visión algo nublada. El volumen de la televisión, exagerado por la resaca.

                    No ficción                    
Tus manos rondando por la ciudad, guardadas en algún bolsillo.  Tu lectura nocturna. Unos bocadillos entre párrafos. Las conversaciones antes de dormir. Algunos versos espontáneos que piensas al ver a través de la ventana. Las cartas incesantes. Las madrugadas en vela y los sonidos nocturnos. El café a las 12:15, justo antes de comenzar una película. Las tardes en casa, mientras todos salen. Los bailes en la fila del supermercado. El adiós a los transeúntes mientras vienes en el autobús. Las llamadas inesperadas. Las situaciones incomodas en espacios conocidos. Los dos chicos del colegio que solían decir cosas sin sentido, ahora son mis compañeros en la oficina. El antiguo pretendiente que solía escribirte poemas sin que lo supieras. Las fotografías que te dedico, los textos breves y las noches en vela.

6.12.12

Consuelo


¿Qué clase de persona te apetece ser esta noche? Las luces y la música van formándote un aura que no puedo esperar. De pronto estamos en medio de una boda de alguien a quien nunca conocí realmente. Hay pasteles, y la gente esta bordando en ellos. Por favor no dejes que olvide mi delantal. Estamos bebiendo café, mientras la novia histérica busca su novela. Faltan Dos horas para su boda y no está completa sin él. En algún lugar, mis amigos siguen con sus juegos de adolescencia.

He tenido unos momentos de inercia. No hay cambio, un imbécil  no puede cambiar su naturaleza. Así como preparo mi alarma por las noches, justo antes de ir a dormir, tengo la seguridad de que la ignorare. No hay un punto cierto, respecto a esto.  Me gusta pensar que es mi elección. Ya tengo la edad suficiente para saber hacer mis elecciones, por equivocadas que estén.

Entre estas líneas, me viene a la mente ese monumento abandonado en una plaza. De carácter religioso y con enamorados a su alrededor. Era tan hermoso que tenía una tienda de autoservicio a su lado. Unas pintas y algunos vagabundos que le daban un toque de realidad a esa ficción que venía viviendo.

Lo único que tengo en claro en este momento es que conozco una buena librería, en donde podemos conseguir el libro por doscientos cuarenta pesos.

4.12.12

I took a turn to myself


.

2.12.12

Veneno.


Querida, las personas pueden ser nocivas para la salud. Nunca es suficiente para ti. Mis dosis siempre suelen terminar mal. Creo que es un cliché viejo de alguna película reciente. Algunas canciones que nunca están de más. El cielo despejado en invierno. Y en tu mirada la siguiente cita:

   “Alle Dinge sind ein Gift und nichts ist ohne Gift. Allein die Dosis macht, daß ein Ding kein Gift ist”   
Suelo tener algunos momentos de lucidez, nada fuera de lo común. De haberse tratado de mi, ¿qué estaría haciendo yo un martes 6? Probablemente me encontraba de un humor ligero. Con algo de hambre, suelo tener clase hasta tarde.






Pero no se trata de mi.

Escenarios.


Cuando me desperté por la mañana, tenía la intención firme de escribir esta entrada. Conforme fue pasando el día la idea fue menguando. Ahora solo me queda claro que podrías llamarme de repente a la mitad de la noche. Podría tratarse de cualesquiera de los siguientes escenarios:
A)     Una araña gigante
B)     Una fuga de gas
C)     Una falla en el sistema de drenaje
D)     Una fuga gigante de arañas en el sistema de drenaje
Lo importante es saber que voy a  estar como media ciudad de distancia.