28.12.13

Temptation

Ésta es la sentencia máxima que ha corrido a cargo de su voz. No pretendo saber lo que me depara el destino; mucho menos la temperatura de la semana próxima. Quiero perderme entre América y sus derivados, encontrarte con un preciso dejo de casualidad que ambos sabremos distinguir. No hay casualidades en un espacio controlado y delimitado que se va asfixiando con sus propias reglas.

Fue entonces que comprendí, que realmente nunca había visto a una persona. No como a ella, su mirada me llamaba, me arrastraba, me devolvía a la orilla de todo el desastre que sucedía. Aunque todo sucedió de prisa y en el siguiente momento todo precia igual, yo sabía que no era así, mi vida había cambiado, comenzaría pronto a notarlo, pues todo tomaba un rumbo distinto, desde la elección de colores y filmes, hasta el saber el día de la semana. Desde el comienzo ha sido claro que la mirada es la que me invade, la que me atrapa y me estaca a las personas. Su mirada fue como un detonante, pues nunca había visto tanto en tan poco tiempo, a momentos paso por mi mente una sensación de plenitud y tranquilidad, como quien sabe el funesto destino que le espera, lo comprende y no queda más que disfrutar lo poco que se sabe.


Nunca había visto una mirada tan hermosa, tan fragmentada, tan llena intensidad. Aun así se las arreglaba para mantener su carácter distante; esa dualidad que confunde y encanta; el descubrir vagamente el truco, que todo es un sueño y en ese preciso instante todo cambia de lugar, la conversación empieza a girar en otro eje.

27.12.13

¿Se acuerdan cuando todos eran 132?

Todo termina aquí, el 25 del 25; fuera de todo este absurdo procesos de terapeuta junkie, existe levemente la sensación de ligereza en todo momento; quiero decir, que todo va mejorando un poquito, que ya no se amanece tan soleado y me refiero a soleado como el aspecto negativo de la oración. Me amanece ya pasada la tarde y eso es una agradable transición entre las maneras de ver la vida. Entonces en este punto, solo hay una persona con la que nunca me he disculpado del todo y mucho menos de manera directa. 

¿Se puede ser civilizado con un ser que no lo es?
En esta instancia es donde la naturaleza de las cosas va marcando lo que sucede. es el breve espacio donde nadie te está viendo y puedes dar un trago al bote de leche directo del empaque, el no jalar la cadena del baño en el restaurante, incluso pasar de largo en el metro; ¿Qué ha hecho de bueno por nosotros el seguir las reglas? probablemente lo único bueno es para con los demás, porque a fin de cuentas eso es lo que hace la "sana convivencia" una serie de reglas y etiquetas que al llevarlas al pie de la letra nos garantizan un correcto funcionamiento entre la sociedad. ¿y qué hace la sociedad por nosotros? Nada y por nada me refiero al juzgarnos un martes por la tarde mientas el alcohol recorre el torrente sanguíneo, el camión se retrasa, como es usual; algunos gestos de horror y desaprobación.

¿Se acuerdan cuando todos eran 132? 
había panfletos por todos lados, a momentos cualquier cosa que uno hiciera sin sentido a la patria pero con una sensación de patriotismo retorcido, fácilmente podría englobarse en ese apartado; luego por ejemplo, había 132 que luchaban en pro de las ciclistas y sus derechos; que más bien era un grupo que siempre había estado a favor de los ciclistas y sus derechos, pero aprovechaba el impulso 132 para difundir su mensaje; había los que se quejan del aumento del transporte, de las colegiaturas, de los salarios bajos y creo que después se les salió todo de las manos, pues estaban tan dispersos como disparo de escopeta y es bien sabida su nula efectividad a en disparos a distancia; así pues estaban tan dispersos y tan lejos, que prácticamente no sucedió mucho, si con mucho nos referimos a que al menos algunas naciones extranjeras voltearon un poco a ver la corrupción en el país, que era(es) el eje central de todo el movimiento. El resultado de todas estas directrices fue más bien como el de un prismas, distintas comisiones organizadas para tal o determinada cosa ( "...Comunicación y Prensa, Derechos Humanos, Jurídico, Logística, Seguridad, Vigilancia Ciudadana y Vinculación...") y esa separación de esfuerzo los hace ver desaparecidos aunque me gusta pensar que la misma separación les da una eficiencia increíble.




20.12.13

Black and Blue



Finge que has olvidado tu credencial y tienes la necesidad inminente de morir. Hay algunos iconos de la justicia mientras nuestra conversación fluye, aunque ha terminado y ninguno lo ha notado.

La ciudad se ha ido encogiendo y comienza sentirse la claustrofobia inminente, los edificios se derrumban sobre nuestras miradas, algunas personas prefieren pasar de largo, pero estoy seguro que también se sienten igual, es decir, podrían ignorar partes de su realidad, como un choque de verdad en el momento que está sucediendo, pero después vendrá la verdad (porque siempre viene, creo) sabes, la ciudad nos va a terminar por aplastar mientras decides el color de tu esmalte; escucha princesa, nunca me han gustado las cosas lentas.

Eres una extraña aberración, entre tantas chicas de una ciudad cosmopolita; sorteando los vagones de un sistema que se queda corto para las necesidades de un pueblo que solo sabe obedecer. Un libro abierto en un lugar despejado, entre árboles y ratones, con los silencios que te acompañan durante el invierno, con las hojas como tapiz de una tarde de domingo. Un giro inesperado entre bancas y el lago. Escucha con atención  lo que voy a decir a continuación, pues es verdad. Siempre hay un declive, una sensación extraña de vacío; las cosas parecen ir siempre mal y esa sensación constante de no querer crecer, pero señorita, la vida apesta y uno tiene que ir tratando de hacerla tragarse sus palabras ásperas y aburridas, hacerla retorcer en una oficina mientras llega la siguiente campaña, con las llamadas como olas, mientras la gente sigue afuera aceptando que todo es aburrido y que no hay más. Así que sigue corriendo de un lugar a otro, con calcetines distintos, el suéter al revés, la bolsa llena de cosas que no sabes que vas a necesitar, pues las prisas son las mejores consejeras en una ciudad tan salvaje que cocina sus propios compañeros y mientras los ven arder la pregunta clave es ¿Cómo va la semana?


17.12.13

3:05-3:14


¿Me pregunto por qué alguien querría ser mi amigo dos veces?

En la segunda habitación, entrando a la derecha; justo después de cerrar levemente la puerta un gato me da la bienvenida y la amabilidad menos esperada. Cualquier con modales sabría cómo responder brevemente, pero soy un imbécil, he dejado de largo algunos comentarios referentes al clima.

No estoy hablando de la sensación saturada de disfrutar mi manera irritante, ni los pocos modales de atención que suelen reclamarme a primera instancia; específicamente el lidiar con el hecho de que simplemente existen personas que no disfrutan la compañía de otras personas, justo ahí me situó ante la vida, pero en el sentido contrario. A las personas que me interesa conocer, nunca les interesa la interacción con otras personas. Eso me encanta. O simplemente no les interesa mi interacción, lo cual tendría todo el sentido del mundo.

En otro plano está sentada justo detrás del escritorio, las manos se mueven rápidamente como rayos sobre mi esquela, se llena y de pronto hace algo como “contacto visual” y no me importa, no puedo percibirlo del todo. Atrás, las paredes blancas, las fotos de las vacaciones y algunas más, los post-it- aquí hay una ruptura de lo visual, pues de golpe hay una pregunta, como siempre, no tengo idea de lo que acaba de decir, pero las pupilas dilatadas, la taza medio vacía y el golpeteo constante de sus zapatos me dan el margen necesario para saber que esta alterada con la cafeína en su sistema. Simplemente queda decir comprendo y hacer contacto visual.- después la silla y los botes de agua, algunas plumas del Dr. seuss

Supongo que la gente siempre vive alienada.
Cuando digo gente me refiero a mí y cuando digo alienado en realidad quise decir alienado.

11.12.13

Take you on a cruise

Entonces, todo es así como de improviso; creo más bien que es como un cliché de alguna película cheesy. El destino que surge ante el par de miradas: San Cristóbal de las casas, de pronto sus pinos y calles tranquilas son los compañeros de algunas palabras que poco a poco van topando en tus labios y tus labios son la guía turística perfecta para un lugar en el cual nunca hemos estado y la noche viene y nosotros vamos, pero no hay prisa.

En las mañanas siguientes todo mejora y es del todo extrañarse, pues nunca puede ser todo demasiado bueno, al menos sé que nada puede mejorar después de tu paso por mi isla y tu naufragio en mis costas; más bien creo que no es un naufragio, pues no es una catástrofe en ningún sentido. Tampoco es un atraco, pues soy una nación desolada.

La sombra en tus mejillas te da un aura perfecta, no hay más que decir. Lo entenderá quien ha sorteado esa sensación de tranquilidad que puede irradiarle otra personas en algún momento de perdición entre tantas almas abarrotadas, noches continuas y fluyentes como diálogos de Blade runner.

Luego se viene el tifón y nos deja desahuciados. Las calles ya no, ni los pinos, ni las plazas.

Al final, el amanecer con la incertidumbre de rigor, pero con la calma que solo él sabe y que tu también.

9.12.13

Rehenes

He comenzado a soñar de nuevo, esta racha de sueños es aún más extraña que la de última vez. Lo extraño del asunto, es que la mayoría de los temas, son muy cercanos a la desobediencia civil. He secuestrado un anfiteatro, he tomado por rehenes a dos policías, con todo y pistolas antimotines; después de unas horas no sé cómo resolver el asunto, el policía me ha dicho que me entregue, que supongo, es lo único que saben decir los policías. No tengo idea de cómo termina todo, más bien, no recuerdo como sigue el asunto, pero en algún punto todo se vuelve una mar y nos estamos ahogando y luego llega un tren y nos estamos yendo.

8.12.13

dreaming

Sabes, hugo me dice todo el tiempo que he cometido un error, no estoy del todo seguro pues no tengo en claro saberte con certeza un sábado a mediodía, mientras tu hermana vacía el cajón de su cuarto; tu cuadro apenas y puede secarse lentamente mientras cruzamos algunas palabras

6.12.13

Hurry up





Darlin', your head's not right

Cuando los tipos dicen que eres bonita, no creo realmente que se refieren a que eres bonita*. Más bien creo que se refieren a las ganas que tiene de joderte besarte y eso es más triste del asunto; nunca será suficiente una vez que comiencen. Uno nunca termina con esos asuntos, no ahora.  Nunca van a entender que realmente el asunto no es el ser bonita. Es más bien el saber que hay un brillo el cual destaca dentro de todo ese asunto mientras buscas las llaves en tu bolsa.es una duda que puede asaltarlos mientras están en tu cama un jueves cualquiera, no tienen idea de la hora; pero eso no es del todo importante. Ese no es el jodido problema.

Me refiero  a ¿esto no es lo que querían los dos? Así que, ¿qué importa lo demás?

¿Sabes?, creo que se hace algo tarde, mañana tengo que trabajar, así que creo debería irme justo ahora y evitar la discusión siguiente. Eso sería lo mejor. No hay nada más acerca de lo cual discutir, fue una sola ocasión y no creo que se vuelva a repetir, al menos hasta que alguno de los dos encuentre algo productivo en las tardes de jueves. No es específicamente lo que tenía en mente, pero todo va a cambiar cuando se dé cuenta, es lo que creo.
Estaba claro desde el principio y nena no me importa; esto era solo un pasatiempo entre los dos, así que deja de lloriquear.

Ahora tiene su mirada justo encima de mis ojos, los cuadros parecen derretirse alrededor; creo que estamos perdiendo el tiempo, pues hace días que tomé mi decisión. No te gustará. Llámame algún día que dejes de lado lo aburrido de tus historias y las ridiculeces de nombres que te has inventado. Igual puedes seguir repitiéndolas, pero por favor no me preguntes que es lo último que has dicho, no tengo mente para tanto.


¿Cómo se llamaba esa chica del bar, que justo acabo de frecuentar?




3.12.13

El 2013 tiene un CV bien culero.

 En resumen:



Breve compilado acerca de mi año 2013

Breve compilado acerca de todo. Todo.

srry





Me gustaría decirte que la noche es preciosa y que aún quedan muchas noches como estrellas; que todo esto que está sucediendo, es una novela no lineal, a la cual nunca han desmarañado del todo. Que hay muchas situaciones pendientes, flotando entre las hojas-calles, los caminos apedreados, las esquinas húmedas. Es mentira.
Todo comenzó con el final, porque este asunto nunca fue racional.
Debe tratarse simplemente de la melancolía que suele embargarme los lunes por las noches, justo antes de ir a dormir.

Maquiavelo.


Esto es una entrada, el número de la entrada, es el 17; básicamente habla sobre un pequeño gato gris, con un ojo apagado. Insistente como la tos de otoño y desorientado como mi vecino. Este gato no tiene nombre; aunque me gustaría llamarlo Maquiavelo en lo que resta de la nota, porque es un desgraciado, pero es un desgraciado agradable. No tengo idea de cómo es que llegó Maquiavelo a  la puerta de mi casa, ni de donde nace esta desesperación por entrar directo a la cocina. Es agradable que sea tan molesto, le quita lo molesto a los lunes, aun y cuando todo sigue básicamente igual.

1.12.13

Rocco


El problema primordial es beber, beber mucho, beber como si no hubiera mañana; luego uno se da cuenta de que si hay un mañana, lo peor del asunto, es que luego llega el lunes y llega lleno de pendientes, situaciones ajenas a la ciudad, pero bien cercanas a una oficina. Siempre me pasa que después de todo el alboroto, se me va como la coordinación; la manera en que la dupla ojo-mano trabajan se me olvida un poco y sigo desorientado aun y después de los tacos. 

29.11.13

Dream About Me


24.11.13

El bar ha cerrado algo temprano.


don't let him waste your time

Si resulta ser una avalancha de frustraciones, en medio de un concierto al cual no querías asistir del todo. Mientras sus acompañantes te señalan dudosos, porque has olvidado tener una mala semana. Déjale mientras vas por una bebida a cualquier bar.

Claramente tendrás prohibida la entrada, por el desastre que dejaste esa vez anterior, algunos de tus viejos conocidos, ya no lo son. Lo único seguro, será la rockola al fondo del local, el tipo recargado en la barra que nunca terminaste de conocer.

Alguien debería darte un golpe en la cara. Dos veces y repetir el experimento hasta el cansancio. El punto del experimento sería no probar nada; únicamente violencia, porque la violencia es el lenguaje universal. Olvídate de todos eso dramas de la vida, en el que uno no sabe lo que otro está diciendo, porque todos entienden unos buenos chigazos  y más si son en la cara. Así que si estas a la mitad de un curso de inglés, debería reconsiderar cambiarte a un deporte de contacto como es el karate o el box  y terminar por una vez en tu vida con toda esa incomprensión que puedes llegar a vivir en medio de una conversación.

Es un momento incomodo entre una conversación de carácter elevado* si de pronto alguien menciona el soylent Green, mientras apenas y lo puedes relacionar con tu vida en raw; algunos viejos periódicos rodando a favor del viento, unas palabras sin entenderlas claramente.

Si de pronto te sientes más joven, te sientes en una especie de pérdida de control, en una espiral y a su vez fuera de lugar. Mientras la bilis se derrama por tu boca, déjale hablar un poco más; justo al regresar a casa, luego de algunas de las frecuentes reuniones, algunos se han puesto tropicales mientras alguien prepara el siguiente pasaje, a un lugar que solías detestar, mientras alguien te comenta lo que era divertido de “colocar” puede surgir un breve destello de desaprobación, pero es lo que siempre sucede, así que simplemente sigue manejando, cruza algunas luces rojas, tolera algunas pérdidas de memoria y algunas anécdotas algo frustrantes.

El bar ha cerrado algo temprano.

21.11.13

Future



The future

Lamentablemente, esa es una carta que jamás me tocó jugar. Es una carta que por más que le diera la vuelta, pasaba frente a mis narices; una especie de descontrol que lamentablemente tengo que disfrutar.

La creencia que ha perdurado en la familia más tiempo, es la que dejo mi bisabuelo; por alguna extraña razón, tenía una manera peculiar de ver los sueños. Para él, los sueños eran una especie de reunión entre almas, momentos fugaces entre la noche y el cielo. Un club exclusivo, lejano de lo terrenal, en donde uno podía quedarse atrapado para siempre y no despertar del coma.

Luego, decía de golpe, que si uno se rascaba la cabeza o estiraba los brazos justo al despertar, olvidaba por completo sus sueños; todos soñamos, pero aquellos que actúan mecánicamente al despertar, son los que olvidan lo que sueñan.

16.11.13

I know a girl from a lonely street



Son las 6:44 y casualmente no puedo dormir. Ella es una gran fan de esta ciudad; y eso no es lo que me rompe el corazón. El vino es tan dulce. Un par de copas más cerca de ti. No tengo idea de porque mi se quedó atrás. No conozco este lugar, pero creo saber lo que sucede. Las manos se atrofian, el cerebro perece y el momento que creíste brillar más. Resulta ser un silencio incomodo en una lavandería cercana a la universidad.

¿Somos acaso los únicos con sentido en este pedazo de terruño, que va calando entre las lluvias y marzo?


Justo antes de que comience la función me preguntas que como me he sentido en los últimos días; me gusta corregirte porque lo que estamos viviendo, no es de ninguna manera el final. Esto es el comienzo, el amanecer, el fin de la soledad; también puede ser una especie de soledad compartida.

12.11.13

Que se jodan las relaciones humanas, tengo dinero que gastar.




Supongo que las relaciones contemporáneas se están llenando los bolsillos con vacíos existencialistas; se van llenando de cosas si sentido que surgen meramente de los no lugares y el nulo vinculo que puede existir en comprar una cartera nueva. Todo es una experiencia genérica, desde las luces con tintes acuáticos, hasta los espacios con temperatura jodidamente perfecta. A veces me da un poquito de envidia como son las relaciones de personas que surgen entre círculos demasiado cercanos, como lo son: vecinos, personas del mismo colegio, incluso allegados a la familia. De a poco se ve que son más reales sus interacciones; no son el producto de una ideología que está muriendo, una ideología que simplemente se llena los bolsillos con nuestras sensación de vacío.

No puedo recordar nada real de alguna situación pasada, todo me parece meramente irreal; hay algunos lugares en específico que perdieron el sentido, el tercer y cuarto escalón ya no son lo de antes, ya no son un lugar. Les has robado la esencia de lo poco que eran, ahora son un hueco más entre el proceso de comprar una tarta de cumpleaños un miércoles por la tarde.

La ciudad se está quedando con muchos huecos, la gente no puede notarlo del todo. Vienen oleadas de compras entre centros comerciales y establecimientos. Viene la navidad cargada de consumo y algunos fines de semana de increíbles descuentos. A cambio se van llevando la poca identidad y lo real de las interacciones humanas. Nos dejan condenados a no ser felices; más bien nos condenan a sentirnos felices en breves momentos y querer más, es tonto no querer más.

10.11.13


Morning

Ninguna mañana estaría completa sin las dudas matutinas después de la noche eterna. somos nosotros, des-sincronizados y torpes, cayendo entre la gente; provocando arritmias musculares en movimiento sencillos, alejados de las fabulas de ensueño pero cercanos a una realidad duradera. eres tú en vestido negro y yo en algún traje clásico. Aunque no conozco la siguiente canción, no es algo que deba preocuparme en estos momentos; mi cigarrillo sigue consumiéndose mientras los vehículos siguen pasando. Es una discusión cercana que nos va manteniendo atrapados mientras todos siguen su curso. 

4.11.13



Tus ojos entre el ojillo de las tijeras, la ranura del escritorio. Somos un par de paranoicos en una ciudad esquizofrénica; los cerros sucumben a tales golpes, son tragados por las nubes, invadidos por la marabunta social, que cada vez es más voraz.


no quiero esto, no ahora, ni nunca; ni un poco después. No estoy seguro del todo de ir entendiendo como funciona todo, a momentos, supongo es más fácil rendirse y dejar que la parte afectante se salga con la suya.

31.10.13



Apenas he cruzado la puerta y no puedes culparme del todo; recién llegaba de un mar de tráfico entre media ciudad y tu presencia. Justo cruce y entonces te vi. no puedes maldecirme, ;tu vestido floreado como desde la primera vez, tu labial  nulo, el albor del horno con la cena; tú en medio de todo con una mirada desconcertante.

No hay poesía en tus labios, ni en los besos que me das, las caricias que vacías sobre mi piel están desabridas; hay algunos detalles que prefiero omitir, pero que tengo bien presentes. Siéntate un momento mientras decidimos que hacer, porque no hay peor invierno que el que está condenado con tu ausencia. No mientras las personas sigan con su rutina y yo sigo en una especie de shock mientras terminas de maquillarte.
 
Me enferma saberte, es como una sensación horrible que me surge de pronto, me siento mal y me da un asco terrible; ahora comprendo a J y sus situaciones de asco repentinas y me siento avergonzado porque es horrible. No hay nada más horrible que el verte de manera repentina cuando se tiene una paz establecida.

No podemos perder el control con esto que tenemos aquí; no después de tantas maneras horribles que tenemos de postergarlo todo. Hay momentos a los que no les falta nada, momentos que me llenan de nauseas; momentos que por el contrario les sobra todo y me llenan de un tranquilidad estúpida.

Así que cuando digo que no  enfades de mí, me refiero a que es viernes de fin de mes; las personas se encuentran frenéticas porque no tienen un lugar contigo en él, no tienen un maldito ligar al cual llegar. En cambio mírame frente a ti y tu desconcertada.

28.10.13


Para que no los sorprenda el año próximo, les regalo un calendario.


Pueden descargarlo por acá



Las cosas buenas se vuelven malas mientras la noche se va acrecentando; no es una cosa meramente relacionada con la contaminación  radiante, el fuego latente ni mucho menos las malas compañías. Son de las mejores historias que uno puede cargar a su brazo. Entre tanto alboroto parece que han dejado de lado el estado de alteración, alguien parece haber tomado mi brazo, mientras los chicos siguen la fila para vomitar.

Hay alguien muy ebrio buscando pleito, el barandal parece no tener respuesta,  se siguen armando de palabras, hasta que uno de los dos es sorprendido a golpes. Justo en la cocina alguien ha pedido de cenar; a nadie parece importarle la cena, han estado buscando desde un tiempo atrás algunas botellas llenas, unas botellas que se encuentren listas para vaciar.

Justo va saliendo del baño, es la que alentaba la fila, pues nunca terminaba del todo de vomitar. Es tiempo de vernos extrañados; afuera sigues cayendo y quemándote entre cigarrillos, el frio sigue igual de molesto como la lluvia. Lo que pasa, es que esto es meramente rutinario, es una rutina mortal; no estoy seguro de quererme quemar del todo. Tu nueva vida parece llena de complicaciones y ese es un riesgo que estoy dispuesto a tomar.

Mi nombre es Jorge, soy desempleado de profesión y vago por gusto propio. En lo que a mí respecta, soy una persona adecuadamente No. Es decir, me niego a todo, en especial a lo que requiere hacer algo, creo que es básicamente lo que define mi estancia aquí –no del todo.-

Mi problema – que es meramente chiflazon dice A- es el sueño, lo que conlleva, el dormir de mas, el saber el mundo onírico, sus espacios, sus rincones, tú, más que nada, tú, porque eres tu mi mundo onírico, mis sueños y espacios, a donde voy cuando la realidad apesta. Es a ti desde luego.

Entonces, eso te convierte en mi problema, pues el sueño es maravilloso.


Lo siento.

24.10.13

Mi padre siempre me dice de manera aleatoria: “Recuerda que tú mejor amigo, tiene un mejor amigo y ese amigo, también tiene un mejor amigo; es exponencial, así que ten cuidado cuando compartes algo” supongo que el lado bueno, sería que me recomendaran como diseñador; así mínimo tendría algo de provechoso todo el asunto.

Entonces me viene a la mente el taller de iluminación, que fue en una bodega entre los lugares perdidos de Guadalupe y el olor a pollo, más bien alitas; de cómo la gente se abalanzaba sobre los filtros-celofanes de colores, el Dolly parecía un pony y todos jugaban con las luces. Luego al final como el siniestro sobre los autos, porque recién era la temporada de huracanes, pero nos agarrón desprevenidos a todos.

Al final, los nervios eran muy visibles, por ejemplo el boleto del bus estaba doblado como en 4 partes, todas distintas. Después de unas llamadas y caminar algunas cuadras, se llegó el momento de cruzar el trecho del parque, como era un día nublado y casualmente jueves, no había nadie a esa hora, pero aun así me pareció una eternidad, más bien me pareció como el umbral, pues sabía que al final de toda esta odisea, te encontraría. Ahí estabas tú, de negro, con el linóleo; ahí estaba la tensión y también estaba yo, pero entre todo, estabas tú.

Luego como que todo fue confuso, porque no tenía sentido el ir al centro, para después volver a nuestros rumbos, supongo que estábamos nerviosos los dos; yo siempre estoy nervioso, nervioso es mi estado natural en la vida. Por tú parte, chocaste el carro de manera sutil, fue cosa de nada, pero eso fue suficiente para todo.

Luego de unas horas de silencio, maniobras y miradas como choques; la tormenta se nos salía de ojos y abarrotaba las mesas del establecimiento, más bien teníamos una mesa bien lejos y además todo el lugar estaba helado. Creo que fue básicamente lo que definió el hecho de que el manejar ya no era una opción.

Para mi siguiente truco, voy a necesitar que nadie me vea, también voy a requerir cualesquiera de las cosas que se mencionan:

Un dinosaurio. Una banqueta. Una noche. Un par de boxers. Una bicicleta. Un árbol. Una ardilla. Un teléfono celular, que su número termine en 5. Una casa. Dos casas. 4 libros. Una película. El número 9, que también puede ser un 3 ó un 5; no sé, tengo dislexia. Unas calles bien obscuras. Unos gatos en la esquina, como esperando. Unos niños en bicicleta. Un cigarrillo. Un bote lleno de pañuelos no desechables. Una escoba y dos tinas de agua. Una lente. Una canción que empieza despacito, pero termina justo en el climax. Unas persianas. Un sábado. Un karaoke de cualquier banda. Unas cervezas. Un café. Un recorrido de una hora y quince minutos. Doscientos dieciséis pasos. Cuatro escalones cortos y once largos. Dos metros de pura desidia. Un cabello en mi cama. Dos cajitas llenas de cartas. Unas fotografías bien subexpuestas, que tanto me agradan. Unas postales from hell. Una película que se puede regresar muchas veces. Unos diálogos interesantes para cuando se dé la ocasión. Unas  bien “heladas”. Una tos bien culera.



Eso es todo; de nuevo.

22.10.13



El quererte es cosa de todos los días, lo cual podríamos tratar de explicar cómo que tú eres un A y yo un B y la distancia es un exponente que va creciendo lo que sentimos o al contrario yo soy un A y tú eres un B y la distancia va disminuyendo todo, nunca se sabe, porque en las cosas de números, siempre se pueden utilizar de un modo, al igual que pueden utilizarse de otro.

Ya sé cómo termina todo, termina con una promesa, una esperanza, la paz; pero conozco bien todo esto y sé que ese no es el fin; porque a la paz le sigue la angustia, el tormento y algunas dudas. la decepción infinita de no saberte, o más bien de saberte lejos. Específicamente de saberte en algún lugar lejano de la ciudad, en una hora determinada, mientras todo lo demás se va al carajo.

Es la despedida más catastrófica para alguien tan pacifista, los aledaños gritan, gimen y rasguñan. es una pelea, una que no me interesa ganar, una que he perdido tantas veces, que no me molesta en los más mínimo. Al menos no en este momento, porque me queda un buen tiempo por delante para que haga efecto este suceso.


Las relaciones de números nunca terminan bien.


Amanece la ciudad, como amanece tu presencia; y se disparan los inciertos y la tos es persistente. Hay poco más de 60 personas y todas tienen tu nombre, tu voz, tu cabello.

El sol se sigue, como dibujando la línea de tu mano, la línea de la vida, del amor y de algunas viejas fortunas. No hay lectura errónea en esta despedida, no hay improvisación en este encuentro fúnebre. Más bien somos premeditados, premeditados desde que la pintura, fotografías y chocolates. Este tipo de silencios, siempre me parecen mortales, aunque debo admitir que me gustan, pues se puede saber todo de una persona en un silencio, se quiere todo; ya todo ha sido dicho, no hay porque hacernos tontos entre  ruidos inaudibles.


Entonces, no hay nada más que decir, por el contrario, nos queda mucho por hacer, nos queda la vida, las flores, las alegrías y las tristezas, las caricias y los enojos, algunas canciones que nunca vamos a terminar de entender, al igual que algunos nombres parecidos de personas distintas.

21.10.13

Olvide cerrar la ventana mientras dormía

No podemos negar que seguimos siendo los mismos crédulos que siempre hemos sido, desde los recorridos llenos de fantasía y lugares poco comunes, hasta los paseos repetitivos entre espacios de oficina; somos los exploradores entre copiadoras y máquinas expendedoras de refrescos, los laberintos laborales cada vez son más voraces y ya no tenemos tiempo para complacer peticiones ajenas.      Se me ha incrustado el sueño en lo profundo de los huesos, es algo que no me deja recorrer la ciudad del todo, pero, aun así es una calma que no puedo explicar; probablemente se debe al insomnio y su tonta manera de abolir los peligros inminentes, más bien de bloquear la percepción de peligros y daños. El insomnio entonces, es el culpable de ti, de tu peligro inminente que se disipa entre los días y los libros, el mismo que va inmiscuyéndose entre los viejos videojuegos y algunas cortinas.

Justo al despertar, ha olvidado por completo mi nombre,  no hay espacio ya en esta ciudad, al menos no si me sigo con este ritmo de autodestrucción y tabaco; el alcohol es muy de teenagers, es algo que no pienso vivir tan a menudo, más bien quiero vivir el viento en las ventanillas del bus y los carros en las autopistas, el estar atrapado en la nada y la sensación punzante de correr hacia cualquier dirección, aunque claro esta cualquier dirección siempre lleva al mismo lugar llamado confusión.


Quiero romper las ventanas de algunas casas aledañas y no tener que preocuparme por mi estúpida moral, simplemente llévame a cualquier lado, no importa si son las afueras de la ciudad o las entrañas del barrio antiguo. Quiero tener un espacio breve, en donde pueda concretar una atardecer de lo menos parecido al que veo todos los días; un atardecer entre las cejas y las puntas de mi cabello.

20.10.13

Neurosis Ausente

No soy woody allen, nunca voy a serlo; así que nunca sabré lidiar con las rupturas amorosas, ni con lo que implican, ni los momentos incomodos entre el regreso y la huida. No voy a saber nunca qué hacer con las mujeres, ni con las situaciones que provocan; por ejemplo, no voy  a saber matar arañas a las 2:00 am de un jueves, tampoco voy a saber cómo lidiar con los regresos cafres en tu auto. Nadie sabe cómo llamarle, sobre todo su nombre, pues tiene maneras no agradables de responder a los llamados.

No voy a tener idea de lo que está sucediendo, en cambio; voy  a saber actuar por impulso de manera aleatoria, voy a saber el frio de las bancas y los días semi-lluviosos. El desertar, el rendirse y revindicare; todo en la misma oración de 6 palabras y ninguna vocal que me contente un poquito, más bien todo serán monosílabas de poca duración.

De pronto voy a querer como llamarte, no es mi culpa; pero ¿a quien más podría llamar un domingo por la tarde, mientras la gente me ve con cara de extrañamiento? Me agrada la idea de saber que al menos tu sabrías que hacer.

Estos parques nunca fueron del todo de mi agrado, pero es el último lugar en el que esperaba encontrarte.


¿Quién pudiera no quererte mientras vas dando pasos agigantados?

Wild World

Don't be a bad girl

17.10.13

Hey lady meet my mum and dad

Yo te quiero
Te quiero en presente
No en futuro, ni en suposiciones geográficas
Te quiero definida
No como una niebla que vaga por la ciudad
Y es por eso que me siento mal
Deberíamos mejor apostarlo todo
Jugárnosla a ver qué sucede
¿Qué puede pasar?

Puedo ser todos los hombres de tu vida, los hombres que buscas y los que has dejado pasar, los hombres que tan molestado durante tanto tiempo, los idiotas y los que siempre saben cómo reaccionar ante cualquier situación, los de buen porte y los de peores condiciones, los maleducados, los bien portados con la familia, los que adoran los niños, los que detestan los domingos familiares, los que aman las reuniones familiares, los de la tranquilidad mientras el periódico.

En cambio tú puedes ser las mismas mujeres, tener las mismas manías y pasos sutiles al caminar; tener el cabello atravesado mientras buscamos nuestros labios, ese momento involuntario de quietud antes de exclamar lo que te pasa por la mente, esa sonrisa furtiva que se va de par en par mientras las visitas comentan cosas que pierden al sentido al salir de sus bocas.

Te quiero así como de un brinco
No como marchando, más bien como rompiendo las reglas
Te quiero como una lluvia de verano que siempre viene bien, incluso una lluvia de otoño que viene aún mejor
Te quiero como a la luna, aunque se vuelva ficción
No como la ficción que nosotros volvemos luna para tratar de embelesarnos

Te quiero.

16.10.13

meh

Hoy deje de existir según mis amigos, pues cerré mi cuenta de facebook.

15.10.13

33948

Es el final de la ciudad en un extremo menos esperado, y es que las personas siempre decepcionan, es más bien una capacidad humana; estoy seguro que yo también ando por el mundo decepcionando a más gente, pero trato de hacerlo lo menos posible porque la decepción siempre duele de manera bilateral, duele de aya pa´ca y de aquí pa´ya.

Luego las decepciones son un mar que me va ahogando, y cada vez es más difícil salir a flote, quisiera simplemente ser de ese tipo de personas que envían al carajo todo, aun y a las personas que les importan, pero no tengo el estómago para eso; por eso estoy acá como en espera de más decepciones.

El aire tiene un aroma diferente, ni siquiera puedo explicarlo, mucho menos retratarlo pues he perdido parte de mi vida justo en este momento, el momento antes del piso 42; también la pinche hora se lleva parte de mí; querida vuelvo a reiterarlo, si ni siquiera puedes con la promesa de ser viernes, mucho menos podrías con este tipo de compromisos, debí habérmelo sabido mejor desde el comienzo.

Entonces, a todo esto; lo único que queda es el silencio, porque ya nos chingamos todo lo demás, desde algunos comentarios triviales, las pláticas de trabajo y las conversaciones infinitas sobre nada en concreto. El silencio en cambio viene cargado de todo en absoluto y eso es lo que, el silencio me hunde, el silencio me arrastra de a poco en poquito a un lugar que siempre he visitado a estas alturas.

Después uno se pregunta que si todo hubiera salido mejor negando los hechos desde el principio, es decir, dejando de lado las cordialidades y las viejas historias. Siempre sucede, y no puedo evitar sentirme la vergüenza de mi sexo pues he perdido, he perdido dos veces, de la misma manera, supongo que soy de cerebro lento, o de sufrir querer, pero no ya no. Ya no quiero nada. Ya no quiero sufrirte, ni esperarte, ni aunque sea el piso cuarenta y tantos del centro de la ciudad, ni aunque digas y prometas lo que quieras, no.



NO

13.10.13

Lazy jane

Ayer le vi por última vez, las multitudes se marchaban a la par y yo seguía simplemente por inercia, pues no quería perderle. Todo  me resultaba extremadamente triste, desde la gente cantando y gritando, hasta la luna que en especial estaba muy bonita, pero triste.

Después de todo, no es tu partida lo que me pone mal, es la manera en que has decidido marcharte, así como si nada importara, como si todo simplemente pudiera olvidarse. De alguna manera sabía que esto era así, pero no hay vuelta atrás.

El verte, el saberte desaparecer entre las puertas de un taxi, el gesto de no remordimiento, todo eso es lo que me preocupa durante los insomnios, porque creo que simplemente somos una extraña aberración surgida de todos los clichés que se van desplazando por la ciudad.


De cualquier manera, cualquier cosa que intentes, ya pasó.

7.10.13

Caught

Si despierto un día y de pronto no sé quién soy, tómame fuertemente por la mano; invítame un trago para celebrar nuestro primer aniversario y cuéntame algunas viejas historias. llámame una tarde de domingo y así tu aroma tardará más en disiparse en esta gran ciudad que va quedando chica cuando se trata de ti. Escríbeme algunas líneas de tu libro favorito, déjalas al azar entre mis bolsillos; así tal vez llegue a estar perdido, pero jamás sin ti.

Mi cerebro no tarda en colapsar, no es que se trate de una catástrofe clínica, más bien es el año 2015 que está acabando conmigo. Mis nervios no tardan en reír por esta tarde, por las noches la niebla se disipa un poco tan solo para volver con algo más de fuerza. Las mañanas frescas llenas de colores claros y ruidos meticulosamente aleatorios.

Habrá días que no quiera recordar quien soy, pero no te preocupes pues aun así recordaré el cariño que siento por ti, los gestos que me muestras solo a mí, las películas de larga duración, los libros en tu sala, los mensajes en tu cajón; todo perfectamente ordenado como si de una exposición se tratara. Una exposición que me gustaría visitar eternamente, pues a cada momento uno puede ver detalles que le resultan completamente nuevos, algo que tiene material nuevo cada mes.


¿A qué hora has dicho que comenzaba la función?

6.10.13

Días

esto de soñar contigo, no esta funcionando.

5.10.13

Forget it

Justo ahora, ya no estás aquí
Tus labios carmesí se fueron hace tiempo
Te vas, me voy, hace tiempo que nos fuimos.
Si apenas y puedes cumplir la promesa de ser viernes, como podría confiar en ti


Ps. No te molestes en llamar.

4.10.13

Wrong girl.

Aún recuerdo bien clarito esa mañana, era un viernes; para variar estaba crudo y además estaba lloviendo. Mis amigos seguían en su lugar. Justo al despertar la melodía invadió mi cabeza, no estaba pensando en nadie en particular (pero hubiera sido lindo) porque ya sabes era de mañana y todos seguían soñando con la celebración anterior, enredados en sus problemas adyacentes.

Me encanta el silencio que le da la lluvia a una ciudad como la nuestra –es nuestra, no podemos negarlo- le da una pausa, un respiro, una melancolía que me parece entrañable. Detesto toparme algún conocido mientras tengo una labor importante, sobre todo si me encuentro indispuesto –indispuesto bien podría ser ebrio-.


Si mi familia decidiera llamarme de vez en cuando para saber si sigo vivo, eso le daría un giro interesante a las cosas.

Freak

La tarde se me escurre de entre los dedos como una tarde más de otoño, sé que estas rondando por ahí, tú lo sabes también, pero parece no importarte. Estoy a casi nada de ver arder al mundo que nos rodea. Eso sería la explicación más lógica para un viernes, pues estoy cansado de todo esto. Cansado del desánimo constante de quererte, no es que no te quiera, más bien, es una labor muy pesada el querer por dos personas, te quiero por ti y te quiero por mí. Esta doble situación va mermándome todo, va quitándome poco a poco la atención que dejas a cuentagotas sobre la mesa.

No puedo pedir que me quieras, pero bien si puedo pedir que dejes de aparecerte por estos lares. A donde vamos en todo este alboroto, en todo este juego de niños, ya no tenemos 12 años, ya no somos los mismos, nunca lo seremos. Los vestigios parecen una forma de melancolía que va calando y se hunde hasta los huesos, que sale conforme se van friccionando los espacios.


La única claridad que tengo presente, es la del adiós y eso es lo único definitivo en mi vida.

3.10.13

Fragancia

La vida puede cambiar en cualquier instante, cuando uno menos lo espera; en esos momentos todo cambia de dirección repentinamente y se siente uno fuera de lugar. en este momento yo me siento fuera de lugar. uno simplemente sale a caminar como de costumbre y se encuentra seducido con la idea que le cambia el sentido a todo.

Hoy me  he dado cuenta que le quería, lo cual es un golpe muy fuerte, pues he palidecido unos instantes. mas bien le quiero, porque es algo que está sucediendo en este momento. le quiero con sus gestos, con sus momentos de completa madurez, con sus momentos de constante cambio y con el desgaste impresionante que implica querer a alguien, pues desde el primer momento que le he querido, le estoy perdiendo. como quien deja destapada una fragancia y va disfrutando de su aroma. al comienzo toda la intensidad, te mantiene los sentidos afilados, en alerta y en el orden correcto, pero al correr de los días, se escapa, se va mezclando con el aire, se vuelve ausente. así es entonces como me siento en momentos como este, con respecto a ti.

Me he dado cuenta de que le quiero, pero también hay que mencionar que siempre he detestado las fragancias.

1.10.13



De pronto es 1999 de nuevo y no hay problemas económicos y si los hay, ni siquiera he podido notarlo, los niños corren alrededor, incluso yo sigo corriendo y no hay nada importante. Ni la sexualidad, no los destellos de malicia que surgen entre momentos de geografía.

Luego en medio de la asamblea, ya es 2002; no he terminado mi almuerzo. Como es costumbre sigo de pie; como iba a saber yo que después recorrería estas calles con un nuevo sentido. El no saberte cerca, el ignorar es una dulce sensación de caos que apenas y puede uno distinguir de la incertidumbre.

El mundo sigue de cabeza, al igual que todo el año del 93. Uno se piensa enamorado, sin siquiera saber de lo que hablaba. No tengo idea.

Después de que todo, la lluvia ha venido acrecentando la noche, las estrellas bailan sobre nosotros, nosotros bailamos bajo ellas, la ausencia de luz, los sonidos funk se vuelven contra las paredes. Hay algunas tragedias cercanas, pero ninguna sobre la cual preocuparse específicamente.

Podría decirte que soné contigo toda la noche, pero la verdad es que tengo insomnio; me he pasado la noche en vela, pensándote. Así ha venido siendo desde hace un par de semanas. Las mañanas frescas son el respiro esencial para mantener esta rutina vampírica. Tengo un vecino que también carece de sentido, las madrugadas suelen ser un dolor de cabeza, uno que me agrada que me suceda, pues ni siquiera sé que hacer conmigo. No quiero sonar como un fanático religioso, ni como esos románticos empedernidos –aunque he pecado más de lo segundo que de lo primero-.


A estas alturas, el año ya no importa, porque es el presente.

28.9.13

Sleep

El viento arde suavemente las hojas de los árboles, recorre las calles nocturnas, se va entremezclando con las sombras y se siente tan real a esta hora de la mañana. De pronto todo parece una nueva versión de lo que siempre termina siendo, el equilibrio constante entre llamarte y dejar pasar los días. Es tan difícil volverse invierno, es tan complicado el sentimiento de mudanza en el momento adecuado.

La noche simplemente nos muestra lo que creemos conocer de las cosas, un ambiente en constante cambio. No hay nada definido. El día en cambio, es tan plano, tan directo; la mayor parte del tiempo es predecible. No entiendo como las personas dejan pasar los momentos más emocionantes durmiendo.

Hoy me advirtieron acerca de aparecerme en los sueños de los demás. Fue algo como: “Hey deja de aparecer en mis sueños” siempre he pensado que de cierta manera, cuando sueñas con alguien, es porque esa persona tiene algo que decirte. Yo no me voy a aparecer en tus sueños para decirte los números ganadores de la lotería nacional, ni recordarte viejas historias, mucho menos voy a mentarte la madre. Creo que simplemente se trata de una casualidad bien orquestada.
Entonces lo único que me queda decir es:

“…By the way, do you have Zoe's number?

25.9.13

Para que no digas que no pienso en tí

EL besarte es un peligro que quisiera correr mientras la gente siga su rumbo en el andén contrario y el metro que no aparece. No importa que no estés presente. El humo de los cigarrillos ajenos va liberando la estampida de caballos, tu estampida. Esa es la señal justa para caminar unas calles abajo y saberte de cerca.

No soy el mismo que está hablando contigo acerca del trabajo; sé que pronto vendrás y bailaremos y reiremos de todo esto que está sucediendo. Porque así es como se siente esta ebrio en martes y es lo más cercano que conozco a la vida misma

21.9.13

Untitled.




¿Acaso somos un par de inadaptados el uno del otro?
No entiendo porque la semana va siendo cada vez más cansada este mes. Nadie vela por nuestros intereses, nadie se preocupa por las decisiones que vayamos tomando, nadie piensa que esto es serio, son nuestras vidas las que van de por medio. Sigo siendo de la clase de chico que siempre derramaba el jugo en el descanso del primer grado. No termino de comprender la dinámica de todo esto que va cansando de poco apoco la mirada y el juicio se va volviendo algo más lento de lo acostumbrado.

Me tienes leyendo rayuela un viernes alrededor de las 8 en la ingeniería por excelencia. Soy rehén de tus miradas, cómplice  de Cortázar; la maga anda cerca y eso lo sabemos todos. Aunque sea un cliché bien grandote, casi como esta sala llena de blancos e impresiones de pinturas “famosas” .



¿Es esto lo que tenías en mente aquella malteada de jueves?
Francamente todo me remonta al 2015, a la cara de terror de todos como si casi les anunciara mi muerte, No moriré, parecerá que si pero siempre pueden enviarme un mensaje.

"…No podemos escapar y el tiempo nos hecho las garras…"

Todo esto va tomando forma, forma de botella con firmes intenciones y situaciones translucidas. Espacios reducidos con interacciones limitadas.



¿Puedo terminar mi almuerzo de sábado antes de responder la siguiente pregunta?
No quiero alarmarte, pero creo que alguien me ha estado siguiendo durante mi trayecto a tu casa. No estoy hablando de un tipo cauteloso, más bien creo que su idea era hacerse notar. Ya no estoy seguro de querer ese batido de mango para comenzar.


¿Te acuerdas de Toño? ¿Este tipo del que se decían cosas horribles de su esposa?

Creo que él tenía la razón, no se trata de ignorar parte de nuestra realidad; es simplemente que la realidad debe ignorar partes de nosotros. Es así como creo que ignoro demasiado del cariño que tiene por su esposa; creo que su esposa también ignora cuanto cariño le tiene el.

20.9.13

Las Tormentas

No he podido siquiera escribir una simple línea. Pareciera que la migraña se ha encargado de irme marcando el límite de lo posible. Cosas para agradecer después de todo. No hay ya demasiadas cosas por las cuales preocuparse, es decir, todos sabíamos que terminaría así; de alguna manera la idea me pone melancólico, pero ya sabes, suelo ponerme melancólico a la menor provocación. Detesto, desteto realmente cuando simplemente me dicen “¿Qué novedades?” probablemente me lo dicen en el buen sentido, pero siempre termino tomándolo de mala manera, es decir, siento como si simplemente siguiera viviendo para darles noticias a gente que no sabe nada al respecto.


Ahora es simplemente una vaga idea de los 17, ya sabes de cuando no hay nada más importante que girar alrededor de algunas noches. De cuando uno miente respecto a fumar y anda por toda la maldita ciudad con la mochila repleta de cigarrillos. Sabes, fue extraño desde el comienzo, pues estábamos todos en una banca y yo simplemente estaba sentado ahí asumiendo que tu conocías a esos payasos, por tu parte estabas sentada ahí asumiendo que yo conocía a esos payasos. De lo que va el asunto es que nunca vamos a madurar, no lo digo respecto a  cómo percibimos la vida, más bien es respecto a cómo lidiamos con nosotros en cuanto a nosotros mismos; siempre vamos a terminar teniendo 17 años. Eso es lo bonito del asunto.

D14

Veo una serpiente
Una serpiente de colores
Que a su vez es un túnel
Un túnel cambiante
Soy un árbol
Mis pies están hechos de árbol
Tengo raíces, tengo ramas, ramas de colores
De pronto soy una cascada
Soy flechas de colores, de todo tipo de colores
[Hiperactivo]
Soy todos los colores al mismo tiempo
No sé a quién ando buscando
Me andan buscando, no sé quién
En alguna esquina nos vamos a encontrar
Orinar en el baño

De pronto llegué a pensar que solo yo escuchaba la música 

14.9.13

Todas tus amigas.

De pronto quiero dormir y despertar; que sea martes de nuevo y no tener que preocuparme por ti, aunque se suena egoísta es lo que quiero en este momento. Quiero que ya no llueva en toda la ciudad y que después se venga el aguacero sobre nosotros. Que la gente no tenga idea de lo que sucede al igual que me sucede a mí. Que el sol nos sorprenda a la media noche entre las danzas de alcohol, que la gente nos grite en medio de la calle y de la lluvia; volvernos idiotas como solo nosotros sabemos hacerlo.

13.9.13

Jamais vu

Estoy teniendo cierta alucinación recurrente de no acordarme de ti, lo cual resulta extremadamente extraño. Al salir de casa resulta fastidioso, pues no puedo lidiar con la idea de confundirte con una ventana abierta. En estas situaciones la cuestión es simple: ¿Quién será el héroe de la historia?

Sé que te conozco, de verdad lo sé; al menos creo saberlo, es decir, creo saber quién eres. No puedo asegurar que te conozco pues sería estúpido pretender que se conoce enteramente una persona. Uno puede conocer a una persona y aun así tener ciertas lagunas respecto a ella. Puedo conocerte enteramente y aun así olvidarme de tu nombre.

Los nombres son el fastidio más grande del mundo, sobre todo después a de una junta de dos horas, tiene  la cortesía de invitarte un trago. Algún día recordare ciertos nombres y para mi bien espero estar sobrio cuando eso suceda.

No he puesto atención del todo y pase de largo justo en el momento que debía detenerme; realmente creo que mi problema son los limites. Bonito día para descubrirlo. De pronto siento que la habitación comienza  pulsar, ulular y moverse lentamente; la cafeína ha realizado su labor. Es la hora de dormir y mantenerme despierto es el sueño que deseo tener.

12.9.13

L'esprit de l'escalier

Específicamente hoy decidí mandarme a la verga al estilo curtis; encerrarme en el cuarto, cerrar las cortinas y dejar la ventana abierta, que la lluvia se meta a cantaros, que la luz se baje de a poquito en poquito; el viento me habla a través de la cortina, me habla mientras recorre la habitación, termina como siempre dejando todo tal cual lo encontró.

Unos minutos antes el café se tornaba helado, la gente afuera gritaba, había un desorden que mantenía el espacio exacta para no matar a nadie. Era simplemente un martes más para el recuento de todo este teatrito y cuando digo t-e-a-t-r-i-t-o me acuerdo de Z, específicamente de Z siendo lo que mejor sabe ser, Z misma. Z en sábado, cargando un montón de libros de francés, aunque realmente el sábado suena más a miércoles, con algo de fresco y la ciudad desierta; no sabemos fumar, nadie lo sabe. Supongo que hay demasiadas estupideces en el mundo, el preocuparse simplemente las aumentaría, así que no voy a contribuir con eso, trataré de ser ecológico en ese sentido.

El elegir es perder, es dejar de lado lo que no se quiso, es darle la espalda a las oportunidades e irse definidamente por un camino que recién comienza. En cambio si se niega uno a elegir desde el principio con el alto costo de no vivir pues se queda uno al deriva, en la resaca marítima esperando, creyendo que se tiene aún cualquier posibilidad, eso es un mentira, una vanidad del intelecto que se engaña en el consuelo del futuro y como he declarado anteriormente, el futuro, no existe. Así que cuando llega el momento de tomar una decisión, una decisión que se trata de ti más que de los malditos calcetines que planeo usar, prefiero no tomar ninguna decisión y quedarme con la posibilidad de no saberte, la incertidumbre, te condeno a la no existencia porque aun y cuando ya no hay nada, siempre queda algo y ese algo es el consuelo de los tontos, en mi caso: mi único recurso.


Otro mundo tendría frente a mi ventana, si desde el comienzo decido perderte eligiéndote; el preferirte sobre todas las cosas e irme mezclando poco a poco, hasta ser una amorfo contemporáneo de decisiones improvisadas, cine y teatro; de amigos, pastas y algunos vinos. Aquí ya no hay regreso, porque entonces, te fuiste para siempre y de esté futuro no hay quien nos salve, ni la incertidumbre misma.

L'esprit de l'escalier - Representación Visual


Como nota final quiero agregar que específicamente en esta fotografía se pueden ver los pies de una pareja joven, la cual estaba despidiéndose, despidiéndose como si nunca más fueran  a encontrarse de nuevo; yo conozco esa sensación y la he tenido y me enferma. Me enferma el saber la tranquilidad con la que la chica sube las escaleras y aguarda el siguiente vagón del metro. Probablemente me enferma la situación previa  a todo esto, es decir el verte después de lo ocurrido, como era de esperarse, decidí regresar en el último minuto, justo cuando estaba a unas calles del hospital universitario; porque que aburrido el verte, más aburrido el saber que me esperas y sobre todo el saber que no podría hablar realmente contigo, sino que pasaría la noche entre tacos y miradas. Los tacos son un buen plus, pero las miradas me van llenando los pies de cemento y en una ciudad donde el sistema pluvial es un asco, eso es un peligro al cual no quiero exponerme. Aun.

11.9.13

Déjà visité

Tengo por seguro que de dar vuelta en la siguiente esquina, el arroyo podría robarme la vista un par de minutos. La base del cerro se encuentra llena de pintas y los niños simplemente quieren jugar. Algunas personas siguen utilizando el canal para usar sus bicicletas; la presa sigue brillando por la falta de agua. Si pones algo de atención, te darás cuenta que el penal recién se mudó y está junto a tu puerta.

Tranquila, se volvieron todos intelectuales.


Sé que hace algo de calor, el tráfico es algo moderado y no sé cómo se llama la calle principal. El guardia me ha dicho que no puedo pasar, pero no importa pues no quería hacerlo de todos modos. Si sales con el tiempo encima y das unos 15 pasos te puedes encontrar unas sorpresas agradables entre luces y sombras. Aunque la gente sigue aterrada, creo que es causa mía.

Déjà sentí

¿No estas cansada de pretender que esto es nuevo para los dos? Pues lo que sucede justo ahora, es completamente normal. La sangre se comienza a dilatar, incluso durante esta etapa, se podría decir que nos volvemos más “mortales” -exceptuando las situaciones en algún bar- casi puedo ver como se dilatan las pupilas, el pulso se acelera y la respiración se acorta. El siguiente match corre por cuenta de la casa y los otros chicos se preguntan qué es lo que sucede realmente.

Realmente no importa del todo cual sea la situación que crees suceder, pues meramente es una formalidad que terminará soslayando cada pasión y cada bajo prejuicio con el que hemos venido lidiando.

Es todo lo que tengo que decir al respecto.