16.4.13

Nunca dije lo contrario


Llevo toda la tarde cuestionándome cosas que solía ver. las calles solas por la noche, los trabajadores por las mañanas y los cerros muriendo lentamente. no me he dado cuenta que he dejado de ser un niño. ya no hay leche con chocolate, ya no hay tardes de jardín. de pronto tienes que ponerte un traje y salir al mundo a dejar de sonreír; bueno al menos puedo usar el transporte colectivo durante dos horas.

Ya saben, cosas mundanas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.