14.7.13

Respecto al aprender a ganar.

La vida es difícil cuando uno sabe perder, da como por aceptable el ser mediocre. otra cosa sería si uno fuera por la vida sabiendo ganar, supongo que a nadie le gusta perder, ya sea el tiempo, dinero, la chica, el auto, la casa, el conocimiento y cualquier otra cosa.

yo por ejemplo no me hago a la idea de que tengo que saber perderte, pues implicaría que tenga un nervio constante, una ansiedad de saber que puedes irte en cualquier momento. cosa que es real, pero la vida sería mejor si me la planteo desde el punto en el cual tengo que saber ganarte, mínimo la responsabilidad quedaría en mis manos de domingo, el saber que depende enteramente de mi lo que pueda suceder.

El saber ganarte es un misterio constante, un río que sigue su cauce, en constante evolución, el saber perderte es más bien un lago, que se va cubriendo de lama.

Entonces básicamente hay dos tipos de relaciones:
1 / Uno vive con la idea de que nada es para siempre y lo acepta; come pizza congelada, algunas películas los sábados y comidas familiares
2 /  Uno vive con la idea de que nada es para siempre y no lo acepta; come pizza, las mismas películas que la opción anterior, incluso el mismo día: Sábado  y las mismas comidas familiares (uno nunca se termina de librar de esto)
La verdad es que no hay diferencia, aparentemente.

      A.- es que tú no sabes perder, tienes que aprender a perder     
     J.- no, yo tengo que aprender a ganar.                                          

 A todo esto, ¿para que le sirve a uno el saber perder?

Ahí por ejemplo sigue el “presidente”, la canasta básica subiendo, gente inocente muriendo a causa del crimen organizado y los recursos cada vez menguando en mayor cantidad.

2 comentarios:

Arturo Contreras dijo...

Podría escribir el texto contrario de este y seguiríamos siendo amigos.

Zarzoza dijo...

Debido a eso, somos amigos.

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.