24.8.13

Fragmento III

Puedo ponerte mil nombres,
cambiarte el rostro tantas veces como me sea posible,
el llamarte de tantas maneras,
incluido tu método favorito,
el perderte, recuperarte y olvidarte,
el recordarte también - por que no-
no tengo idea de que va esta noche,
no tengo noche que va de esta idea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.