13.10.13

Lazy jane

Ayer le vi por última vez, las multitudes se marchaban a la par y yo seguía simplemente por inercia, pues no quería perderle. Todo  me resultaba extremadamente triste, desde la gente cantando y gritando, hasta la luna que en especial estaba muy bonita, pero triste.

Después de todo, no es tu partida lo que me pone mal, es la manera en que has decidido marcharte, así como si nada importara, como si todo simplemente pudiera olvidarse. De alguna manera sabía que esto era así, pero no hay vuelta atrás.

El verte, el saberte desaparecer entre las puertas de un taxi, el gesto de no remordimiento, todo eso es lo que me preocupa durante los insomnios, porque creo que simplemente somos una extraña aberración surgida de todos los clichés que se van desplazando por la ciudad.


De cualquier manera, cualquier cosa que intentes, ya pasó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.