29.5.13

Keynes:A largo plazo estamos todos muertos.

Voy a empezar a escribir cosas con futura, porque quiero verme más interesante a futuro.

Una vez conocí a un tipo llamado futuro y es de las cosas más locas que me han pasado en la vida; su papá es poeta, es chileno y está loco supongo. loco de los agradables.
Futuro es chileno-mexicano, tiene una hija llamada cyan lo cual proviene de su profesión, futuro es diseñador gráfico. es una cadena que sigue y sigue. es de izquierda, solo por si es relevante para ustedes.


Cuando me encuentro cosas así, siempre me pregunto porque me pusieron _ de nombre, es decir pudieron haberme un nombre más relacionado con el mundo de la contabilidad. Supongo, mi padre perdió o gano una apuesta y de ahí se debe ni nombre.

Ruido.

Puedo escucharte, estas latente entre los ruidos de la ciudad; no es una locura, ni la resonancia de tu partida. si pongo un poco de atención y voy filtrando los ruidos que me van llegando de manera violenta, se que estas ahí, estas afuera, porque si estuvieras dentro, estaría loco. No me siento así en este momento. estas fuera, puedo sentirlo, estas detrás de las charlas y situaciones de la escuela, junto a los detalles del trabajo.


A momentos te pierdo, pues hay risas intermitentes. hay mareo, el mareo es un síntoma más de tu latencia. hay sueño, como siempre que te escondes. hay ay ay ay

Capicúa

Si tuviera que definir, la historia de mi vida con una palabra, creo que sin titubear sería melancolía

953 es mi número capicúa, lo digo sin temor a errar, pues te leo perfectamente en el.
No importa el  orden, siempre tú.

Eres el capicúa que uno se la pasa esperando, no importa si es al principio o al regreso del viaje, siempre sucedes igual. esta característica es la que te vale lo que eres, la que te define en un momento determinado. así como las nubes y el viento definen a la lluvia. en este momento quiero definirte, pero no  puedo hacerlo con la certeza de lo cotidiano, ni con la vulgaridad de la rutina que me encierra, menos aun con el olor del bus que me acompaña en mi derrota llamada regreso.

Regreso

No sé como sentirme con respecto a la ciudad, la gente corre, la noche aguarda. me gusta el peligro que solo saben la noche y el centro. todo se va asemejando a un par de piernas torneadas, unos golpecitos en la ventana y unas desilusiones. todos tienen bien en claro su línea de acción, menos yo. luego en momentos vacíos como este, que es cuando mi mente suele pasarme bien clarito lo que realmente importa, me empieza a bombardear con imágenes inherentes a ti.  tus pómulos ( en este momento, no tengo en claro si en verdad me gustan los pómulos de las chicas o simplemente la palabra tiene gracia) tu cabello, lunares y silencios; tu todo.


Hay algunos viejos conocidos que podría fingir no conocer, como justo ahora procederé a realizar.

28.5.13

Calzado deportivo.

De alguna manera, todo era como quieto y la gente no preguntaba nada; de pronto me daba la impresión de que  el dirigente simplemente tenía que salir al podio y decir: oigan todo está bien, el país va mejorando y sigamos así. luego la gente gritaría eufóricamente y regresaría a casa un poco mas cansada de lo habitual, regresaría a recuperase para salir a producir nuevamente  lo que su país les demandaba. después de algún tiempo ya cuando las cosas no estén tan bien, como pueden indicarlos los precios elevados en consumos básicos; la gente se preguntaría si realmente todo va tan bien como les dijeron e irían nuevamente con su dirigente a cuestionarlo, el simplemente subiría al podio y sacaría su graficas y porcentajes en donde claramente se ve que todo va mejorando en el país y la gente empezaría a sentirse mal de haber dudado de su dirigente, incluso comenzarían a cuestionarse su posición en la sociedad. regresar a casa y la rutina de siempre.

finalmente -y digo finalmente porque el hambre no se detiene, es algo que va calando hasta los huesos, como el frio y la soledad- ellos se preguntarían si todo va tan bien como se les dice, pues no ven una mejoría, pero creo que lo olvidarían fácilmente con algún partido de futbol.

Moraleja: compra calzado deportivo

24.5.13

Muéreme


muéreme lento y con palabras cargadas de suplicio. muéreme despacio y sin la menor provocación. muéreme un lunes, martes, incluso viernes. muéreme porque no sé cómo se siente hacerlo a través de ti. muéreme ahora, o calla para siempre; aunque también puedes callarte ahora y ver como sucede. muéreme exactamente como sabes hacerlo, porque llevas en las clavículas la marca de cómo se siente.muéreme, pero muéreme ya; deja para después los formalismos y trivialidades, las situaciones de café y platicas ocasionales. ve directo al plato fuerte, pues si hay algo que detesto es que la comida se enfrié.

Pero sobre todo, muéreme tú; porque quiero que lo haga cualquier persona, quiero que seas tú en específico, así que adelante, dispara valiente.

La lune comme fiction


Esta noche la luna se divide, se vuelve fracciones; cada una más lejana que la anterior. si uno se detiene en su andar nocturno, puede notar que la luna sigue ahí, de pronto me gustaría tener la seguridad suficiente, para decirles que hay dos lunas. si volteas como no queriendo puedes verle ahí, sostenida, no dinámica.

Conforme la noche pasa, la luna baja y se mezcla entre los transeúntes errantes del centro de la ciudad. me gusta pensar que se mete en un bar cualquiera del centro de la ciudad, ahoga las penas de todos los que le dedican las miradas perdidas en la noche. me gusta la luna porque exorciza mis males, los males que aun no sé que tengo, de los que aún no me he enterado.

Por mi parte, la luna fragmentada, se encuentre en cada rincón de la ciudad. desde cafés, bancas, bibliotecas y situaciones de protocolo social: hasta los martes, miércoles y jueves. los viernes son una excepción, esos están libres de toda culpa y fragmento.

Supongo que todo esto es meramente circunstancial, como todo en la vida suele serlo.

Yo soy circunstancial
Tú eres circunstancial
Él es circunstancial
Nosotros somos circunstanciales
Ustedes son circunstanciales

21.5.13

28/28


28/28 
Me he decidido a escribirte esta noche, pero las ganas se me van del cuerpo conforme voy escribiendo; podría narrarte las cosas que estoy seguro no has notado, pero odio hacer eso, de verdad lo odio, porque es como arruinarle las sorpresas a la vida. yo no soy la vida y mucho menos una sorpresa.

Son las 10:13 de la noche de un martes y te escribí, lo hice sin remordimiento; el remordimiento me viene cuando pienso en como podrías tomarlo, así que voy a afrontarlo de la manera menos directa. lo haré a través de la ficción; te voy a escribir en ese pequeño margen que nos queda de ficción entre nosotros, el pequeño espacio en donde siempre es el mismo tiempo.


Estampas

Amiguines, voy a regalar mis primeros intentos de grabado; 
los voy a sortear así que si desean participar, dejen sus datos.
PD. Solo tengo 5
PD2. aplica a cualquier lugar,


20.5.13

Respecto a cumplir años.


Creo que el año era 2006 ó  eran los primeros meses del 2007 y en ese entonces yo salía con una chica; se que no tiene nada de extraordinario, más bien ella tenía una habilidad poco común: podía ver el futuro. (Eso decía)

Una a una, sus predicciones, sus visiones futuras, se volvían tangibles y presentes. supongo que vio nuestro fin y después estaba como ausente todo el tiempo. los retrasos e impuntualidades eran una arma de doble filo.

Entonces sucedió; lo último que me dijo al despedirse: “te vas a morir a los 27, cuídate mucho.”

des batailles


“¿Y ella sabe que está enamorada de ti?”

8:06
Son las ocho con seis minutos, hace calor; niños juegan como animales. sé que estas por llegar, llego a esta conclusión porque te sé y por lo mismo se que estás cerca. la papelería hoy ha cerrado temprano, detalle por el cual tengo en claro que es domingo. No quiero verte. no quiere verte y me aferro a este pensamiento como una nube se aferra a su posición en el cielo; no hay nada que pueda hacer. es mentira si quiero verte. quiero que te me quedes impregnada en los ojos, como lo mancha que solían dejar los viejos televisores en los pantallas.

Los breves gestos que se van escapando, mientras los pasos se van des-coordinando; las constelaciones que se amontonan en tus brazos y los portales que va creando tu cabello.

9:15
Todo absolutamente todo.

10:06
Nada.

19.5.13

En realidad


En ese tiempo mis padres se fueron, A. se fue, todos se fueron, bueno no todos, mis hermanas se quedaron, yo me quedé; no podía irme a ningún otro lado, es decir, no tenia opción, simplemente estaba ahí sin irme, lo cual era difícil porque todos se iban y yo solo estaba ahí y no podía irme, así que me quedé.

De alguna manera, yo seguía aquí; pero no del todo. estaba , pero no estaba. tenía como regadas las palabras por todos lados. no sabía (ahora tampoco lo sé) que hacer conmigo. tenía todas estas capas; y yo pensando que era viernes (o ¿qué día es hoy?) no había clase o alguna situación similar y creo que fue impulsivo, como todo lo que hago en la vida.

18.5.13

Como ponerse ebrio en dos pasos


(a.k.a Como ser un alcohólico socialmente aceptable)


I
Tienes que tener un viernes, porque los viernes siempre son necesarios; lo digo con la seriedad que puede tener un viernes. después uno le tiene que agregar  un lugar común, como una hamburguesería en una ciudad no muy concurrida. una esquina y una mochila llena de papeles, que para este momento no parecen tanto papeles sino cualquier otra cosa. la impuntualidad – lo más importante-  de todo esto depende el éxito de lo que se pretende. transeúntes ansioso y patrullas rondando cada cinco minutos. un baño no muy sucio, pero la suciedad también es importante. gente; cuando digo gente me refiero a desconocidos y conocidos repartidos por igual o por mayoría en cualquier sentido que uno quiera, después de todo el alcohol terminará mandando al carajo todo. un enojo, porque sin enojos no hay dramas y sin dramas las pasiones no se arrebatan contra la botella. el enojo es algo importante, pero no indispensable.

Ya que se tienen todo los elementos, se procede a mezclarlos al calor de las brasas  y botellas; se recomienda no comenzar tan temprano, a menos que no tengas ningún carajo por el cual preocuparte.


II
Beber como pendejo.

16.5.13

Cansancio


Hay veces en las que uno se cansa de todo. se cansa por ejemplo de la lluvia, del sol, de los pájaros cantando, de las personas que ve uno a diario, también de las que  no se ven tan a diario. yo la verdad, ya me cansé  y no sé porque – si lo sé- me cansé de pronto y sin oponerme, porque al cansancio uno no le puede hacer nada, es un hartazgo, uno  al que se le tiene que recibir contento, porque es el precio de disfrutar en exageración las cosas. hay gente que se cansa de respirar, pero no se cansa de otras cosas y siguen en un equilibrio que va mutando entre ilusiones y desilusiones.

Lo peor es cuando uno es anacrónico a su naturaleza, va uno por la vida tratando de ser algo distinto; al final simplemente terminas igual, solo que con un desgaste tremendo y el ánimo por los suelos.

La naturaleza no tiene una clasificación definida, no se sabe buena o mala, se le puede decir que es una puta, que está llena de sabiduría  o infinidad de situaciones similares, pero no se puede terminar de definir en algo bueno o malo. la naturaleza es mas como el karma y el dharma; nos da exactamente la repuesta a lo que necesitamos, no antes, no después. no.



13.5.13

Polaroid en Domingo.


La historia se repite, solo que con la lluvia de fondo; el café esta amargo y la tos incesante. mis manos se siguen resecando como saben hacerlo los domingos y la garganta se siente algo fría, cosa normal para estas situaciones. si te preguntas un motivo en particular, no tendría en claro que responderte; argumentaría – es lo que mejor se hacer, después del espagueti- por mí, por mi vida y por cada momento que sucede; por el café salado que siempre me sale por sorpresa.

En tu lugar, tú no tienes nada que argumentar, me basta con que seas y ya; palabras muchas, para impregnarme la piel, los oídos y los días restantes; palabras que se me peguen como las monarcas en los bosques, que me acompañen en mi recorrido diario a través de las distintas ciudades. palabras que en una mañana de martes o lunes –o el día que tengas mas lleno de cosas ordinarias- mientras tomo un baño, me lleguen a mitad de una canción, con la cabeza llena de espuma y los ojos cerrados, no voy  a saber distinguir si en realidad está sucediendo todo.

8.5.13

Respecto al trafico de las 7


El trafico de las 7 siempre me agrada - no siempre- puedo ver los pequeños mundos de los conductores que van a un lado de mi camión. mis favoritos son los que se sacan los mocos o se están rascando la nariz, siempre con la mirada al frente, realmente están metidos en su papel. luego también están los que van cantando y bailando, los padres que llevan a sus hijos a casa, mientras ellos van metidos en el móvil o tonteando con alguna revista teenager.

Cereal con leche


Hoy no me importa el número 72, que me brinca de improviso; afuera la pelea sigue, pero yo aun tengo sueño. la idea de que próximamente te harás tangible, me mantiene al pendiente de lo que sucede. alguien ha comenzado a cantar una canción de la cual conozco el nombre, es de José José; lleva un ritmo suave de melodías que me trazan un nivel en bajas frecuencias.

¿Qué ha sido de mi vida? pues te diré que el otro día prepare un cereal con leche solo que sin cereal y leche. es lo que me gusta de no limitarse y pensar fuera de la caja como dicen.

Dos


Mantente alejado, mientras creas tener la razón. 

Vamos hibernando durante periodos cortos; buscando lugares aptos para nuestras convicciones. Tu eres mi convicción, mi invierno y mi verano; mi soporte de piernas largas; mi gran recorrido antes del abismo. en tus ojos las lentillas, que me van mostrando detalles del entorno; tus manos, son otra historia, una que me guiará durante la veda

Tu voz, tu voz es veneno.

Acumulador


La ciudad me va dejando entrever sus patrones urbanos, a la vez que la naturaleza le susurra tolerancia. podemos coexistir, podemos vivir el uno en el otro.

Ya ni sé que está sucediendo en este lugar, mientras algunos solo están de paso, otros ni siquiera están consientes.

Lo que creo que pasa, es que uno va por la vida, cargándose de mal karma, como una batería; al final solo nos falta el empuje necesario, la energía exacta para revertir el proceso y creer de nuevo en cualesquiera de las cosas que uno cree. 

Todos somos como una batería recargable, nos andamos por el mundo desgastándonos, degenerándonos y regenerándonos una y otra vez; somos ciclos definidos; pero al final de todo, somos nocivos para el planeta.

4.5.13

Suelo y silencio.


He estado teniendo visiones toda la semana, probablemente se debe a los cambios drásticos del clima; me gusta más la idea de que no estoy durmiendo bien últimamente. cuando vengo en el camión de regreso a casa, la gente se me queda viendo, me mira de arriba abajo, me mira los rasguños, me mira las ojeras, el cabello largo; me gusta creer que me miran el alma, pero no puedo asegurarlo. lo peor es cuando me miran a los ojos, nunca había sido tan cansado ver a a las personas a los ojos, no soy del tipo que piensa que una mirada dice todo, pero me es desgastante el mantenerme viéndoles los ojos, algunos ceden primero, otros son del tipo que te retan y se quedan viendo sin parpadear. a mí siempre me pasa que cuando la gente me ve a los ojos, siento que me voy ahogando de poco en poco, como si de pronto me robaran cachitos de oxigeno de los pulmones – casi igual que cuando una chica bonita camina junto a mi.- en esos casos simplemente respiro profunda  y trato de pensar en una imagen clara y lejana de la situación.

Entonces eran como las 5 de la tarde, yo me estaba comiendo una manzana – para variar- y todos daban su opinión sobre asuntos que no tienen muy en claro, pero de los cuales se pueden pasar la vida repitiendo una y otra vez lo que les han dicho que digan. a momentos creo que es una especie de torneo de mascotas, cada  cual pasa y hace su gracia y recibe su premio; la única diferencia es que a mí se me olvido mi garbo hace tiempo, entonces cuando es mi turno, tengo que dudar por naturaleza – siempre lo nuevo provoca dudas- y no tengo en claro a donde tengo que ver, ni lo que tengo que decir;

Suelo y silencio, como era de esperarse.

Bonjour beauté


¿Alguna vez has dicho tantas veces una palabra, que pierde el sentido? creo que eso me está sucediendo contigo; estoy perdiendo el sentido de todo mi entorno. los largos recorridos se están volviendo más cortos que nunca, los trabajadores que abordan el bus por las mañanas me parecen un poquito más amables y las montañas al final de la ciudad se ven cambiantes y coloridas.

Los espacios llenos de graffiti, el smog y la gente con caras de enojo, son mis amigos diarios mientras me alejo de todo lo que conozco. hay algunos animales agonizando, apenas y pueden con su alma.

En mi caso, creo que el bonjour beauté es mas como un hola preciosa, que es agradable de vez en cuando; pero terminaría cansado de decirlo a cada momento. lo que creo, no me cansaría de decir sería el hola bonita o tu nombre, que para el caso es lo mismo.

Necesito dormir, algo así. 

1.5.13

Orgullo


Hay muchas cosas que he hecho de las cuales no me siento muy orgulloso, podría decirse que todo lo que sucedió en el club obregón, la verbena y diversos lugares públicos de Hermosillo; realmente no fui yo del todo. ¿Cuándo lo soy?

En algún momento de la casa de Emilio, entres los instantes en los que abrí la ventana para respirar el fresco de la noche y cuando la cerré porque venía el ejército, me di cuenta de que había olvidado mi cerveza en el sillón de la sala.

fuck this shit