29.11.13

Dream About Me


24.11.13

El bar ha cerrado algo temprano.


don't let him waste your time

Si resulta ser una avalancha de frustraciones, en medio de un concierto al cual no querías asistir del todo. Mientras sus acompañantes te señalan dudosos, porque has olvidado tener una mala semana. Déjale mientras vas por una bebida a cualquier bar.

Claramente tendrás prohibida la entrada, por el desastre que dejaste esa vez anterior, algunos de tus viejos conocidos, ya no lo son. Lo único seguro, será la rockola al fondo del local, el tipo recargado en la barra que nunca terminaste de conocer.

Alguien debería darte un golpe en la cara. Dos veces y repetir el experimento hasta el cansancio. El punto del experimento sería no probar nada; únicamente violencia, porque la violencia es el lenguaje universal. Olvídate de todos eso dramas de la vida, en el que uno no sabe lo que otro está diciendo, porque todos entienden unos buenos chigazos  y más si son en la cara. Así que si estas a la mitad de un curso de inglés, debería reconsiderar cambiarte a un deporte de contacto como es el karate o el box  y terminar por una vez en tu vida con toda esa incomprensión que puedes llegar a vivir en medio de una conversación.

Es un momento incomodo entre una conversación de carácter elevado* si de pronto alguien menciona el soylent Green, mientras apenas y lo puedes relacionar con tu vida en raw; algunos viejos periódicos rodando a favor del viento, unas palabras sin entenderlas claramente.

Si de pronto te sientes más joven, te sientes en una especie de pérdida de control, en una espiral y a su vez fuera de lugar. Mientras la bilis se derrama por tu boca, déjale hablar un poco más; justo al regresar a casa, luego de algunas de las frecuentes reuniones, algunos se han puesto tropicales mientras alguien prepara el siguiente pasaje, a un lugar que solías detestar, mientras alguien te comenta lo que era divertido de “colocar” puede surgir un breve destello de desaprobación, pero es lo que siempre sucede, así que simplemente sigue manejando, cruza algunas luces rojas, tolera algunas pérdidas de memoria y algunas anécdotas algo frustrantes.

El bar ha cerrado algo temprano.

21.11.13

Future



The future

Lamentablemente, esa es una carta que jamás me tocó jugar. Es una carta que por más que le diera la vuelta, pasaba frente a mis narices; una especie de descontrol que lamentablemente tengo que disfrutar.

La creencia que ha perdurado en la familia más tiempo, es la que dejo mi bisabuelo; por alguna extraña razón, tenía una manera peculiar de ver los sueños. Para él, los sueños eran una especie de reunión entre almas, momentos fugaces entre la noche y el cielo. Un club exclusivo, lejano de lo terrenal, en donde uno podía quedarse atrapado para siempre y no despertar del coma.

Luego, decía de golpe, que si uno se rascaba la cabeza o estiraba los brazos justo al despertar, olvidaba por completo sus sueños; todos soñamos, pero aquellos que actúan mecánicamente al despertar, son los que olvidan lo que sueñan.

16.11.13

I know a girl from a lonely street



Son las 6:44 y casualmente no puedo dormir. Ella es una gran fan de esta ciudad; y eso no es lo que me rompe el corazón. El vino es tan dulce. Un par de copas más cerca de ti. No tengo idea de porque mi se quedó atrás. No conozco este lugar, pero creo saber lo que sucede. Las manos se atrofian, el cerebro perece y el momento que creíste brillar más. Resulta ser un silencio incomodo en una lavandería cercana a la universidad.

¿Somos acaso los únicos con sentido en este pedazo de terruño, que va calando entre las lluvias y marzo?


Justo antes de que comience la función me preguntas que como me he sentido en los últimos días; me gusta corregirte porque lo que estamos viviendo, no es de ninguna manera el final. Esto es el comienzo, el amanecer, el fin de la soledad; también puede ser una especie de soledad compartida.

12.11.13

Que se jodan las relaciones humanas, tengo dinero que gastar.




Supongo que las relaciones contemporáneas se están llenando los bolsillos con vacíos existencialistas; se van llenando de cosas si sentido que surgen meramente de los no lugares y el nulo vinculo que puede existir en comprar una cartera nueva. Todo es una experiencia genérica, desde las luces con tintes acuáticos, hasta los espacios con temperatura jodidamente perfecta. A veces me da un poquito de envidia como son las relaciones de personas que surgen entre círculos demasiado cercanos, como lo son: vecinos, personas del mismo colegio, incluso allegados a la familia. De a poco se ve que son más reales sus interacciones; no son el producto de una ideología que está muriendo, una ideología que simplemente se llena los bolsillos con nuestras sensación de vacío.

No puedo recordar nada real de alguna situación pasada, todo me parece meramente irreal; hay algunos lugares en específico que perdieron el sentido, el tercer y cuarto escalón ya no son lo de antes, ya no son un lugar. Les has robado la esencia de lo poco que eran, ahora son un hueco más entre el proceso de comprar una tarta de cumpleaños un miércoles por la tarde.

La ciudad se está quedando con muchos huecos, la gente no puede notarlo del todo. Vienen oleadas de compras entre centros comerciales y establecimientos. Viene la navidad cargada de consumo y algunos fines de semana de increíbles descuentos. A cambio se van llevando la poca identidad y lo real de las interacciones humanas. Nos dejan condenados a no ser felices; más bien nos condenan a sentirnos felices en breves momentos y querer más, es tonto no querer más.

10.11.13


Morning

Ninguna mañana estaría completa sin las dudas matutinas después de la noche eterna. somos nosotros, des-sincronizados y torpes, cayendo entre la gente; provocando arritmias musculares en movimiento sencillos, alejados de las fabulas de ensueño pero cercanos a una realidad duradera. eres tú en vestido negro y yo en algún traje clásico. Aunque no conozco la siguiente canción, no es algo que deba preocuparme en estos momentos; mi cigarrillo sigue consumiéndose mientras los vehículos siguen pasando. Es una discusión cercana que nos va manteniendo atrapados mientras todos siguen su curso. 

4.11.13



Tus ojos entre el ojillo de las tijeras, la ranura del escritorio. Somos un par de paranoicos en una ciudad esquizofrénica; los cerros sucumben a tales golpes, son tragados por las nubes, invadidos por la marabunta social, que cada vez es más voraz.


no quiero esto, no ahora, ni nunca; ni un poco después. No estoy seguro del todo de ir entendiendo como funciona todo, a momentos, supongo es más fácil rendirse y dejar que la parte afectante se salga con la suya.