31.12.14

strange mercy

Me agradan las maneras distintas que toma tu presencia, como cuando vamos de regreso a casa y tu mano me acompaña a la par mía; otros días cuando el tráfico y la gente, que presurosa abarrota la paciencia, te haces presente en los espacios dándoles un aire extraordinario; cuando la lluvia en las ventanas y los tejados vecinos, eres una especie de calma que reconforta la habitación; en las noches que se valen de las luces para mostrarse imponentes,  te haces presente entre los vacíos urbanos donde las estrellas se dejan ver a primera instancia; entre los balcones que reflejan las calles del centro y los regreso abruptos, estás y eso simplemente basta.

27.12.14

Estamos


I
Yo sé que muchos te han siempre dibujado, quienes cantando a tu oído con una voz clara dicen que te quieren, incluso quienes se apresuran a tus brazos llegan a tropezar con ellos.
Me gustaría tener la certeza de excluirme, pero sé que no es así.

Entre el vaivén de transeúntes, camiones y autos; entre los edificios con fachadas desgastadas, las horas fugándose y los rezagados  haciendo el balance de la semana. La iglesia cerrada con las luces por toda la fachada y los candados puestos. Todos esos reflejos en los vidrios vecinos y ninguna familiaridad.

II

De pronto todo pareciera una ficción incontrolada, una ficción a la cual se le han planteado de lleno los parámetros iniciales y se le ha dejado correr con libertad, jugando, alterando y equilibrando las situaciones.
Entonces: tu voz en la oscuridad, tu mano entre los peatones, tu voz entre la multitud, adiós huida, tu mensaje mensaje.

Luego uno se encuentra con la plaza desocupa, el museo con la calma de un domingo y la amabilidad desconcertante de los pocos seres errantes.

III

De pronto tengo una ansiedad incontrolable y la idea me embiste por enésima ocasión, son casi las 4 y debería irme a dormir, pero dormir es algo que no quiero en este momento. La luna se ha esfumado hace unos días y justo se encuentra en el proceso de reaparecer. Lo único que quiero es escucharte y que me narres lo que sea que esté sucediendo.

Luego tengo un momento de claridad y la ansiedad parece tomar una dicción.

A momentos temo quererte tanto que incluso pueda abrumarte, ya sabes, como cuando pones demasiada agua al árbol que está bajo tu cuidado y termina por caer frente a ti. es la misma corrosión proveniente de la humedad constante la que me mantiene despierto, el hilo de tu voz es una travesía en aguas tranquilas, que con ciertas lagunas no puedo evitar añorar.


No me queda en claro la obsesión que solemos hacernos alrededor del agua, pero a estas alturas no quiero desviarme con existencialismos; tu voz sigue flotando por toda la sala, invade parte del comedor, lentamente se filtra por debajo de las puertas. Los perros en el patio se dan cuenta de la situación y tratan de advertir, pero es demasiado tarde: justo llegas hacia ellos. Calmos se recuestan y terminan de hilar el final.

17.12.14

Tus Sueños.



Lo normal es un martes, la llovizna, los baches, las demoras y demás situaciones mundanas. Por tu parte: las viejas historias, los recuerdos olvidados en los baúles, el ser cursi ( me disculpo por eso y referente a ello, quisiera aclarar que no es siempre, sino que la situación es que tengo muchas ganas de hacerte feliz, pronto tendré alguna especie de equilibrio entre el ser cursi y ser un tipo no cursi),  una fascinación que no consigo comprender del todo ( ¿y quién lo necesita?) unos pasos mal coordinados mientras la sombrilla va golpeando las ramas de los árboles.

Las mismas calles del centro, que claramente van tomando otro contexto que no consigo comprender.


Las hojas futuras de los calendarios con destinos inciertos y planes concretos.

16.12.14

Esta nota habla de cómo trato de explicarle a hemingway que te quiero, todo esto en medio de un barco con rumbo perdido al cual se le aproxima una tormenta; La cual diezma la tripulación pero deja en claro el audaz espíritu de supervivencia de hemingway. Todo esto ocurre mientras dormimos con gesto apacible en una ciudad lejana y nadie sospecha que te quiero, porque en esos temas nunca debería existir sospecha.

No tengo en claro como comienza todo, pero estamos en alta mar y están Luis, hemingway y demás, hay un lugar al que le tengo pavor, es un salón donde aparece una anciana. El salón tiene una duela que cubre toda el área, un candil cuelga en el centro de la habitación y es el que ilumina la misma. Afuera el sol se va ocultando, va en una caída lenta en la dirección opuesta a nuestro destino. No puedo recordar lo demás.
Hemingway da un brinco por la borda, comienza a nadar entre las olas suaves que tiene nuestro alrededor, sus brazadas enérgicas lo mantienen a la par del barco, dentro la gente sigue con la calma de no ver la marea.

Los fantasmas se hacen presentes y todo comienza a empeorar. La presión del agua comienza a romper las ventanas de los camarotes, todos caemos como en una coladera, el candelabro central hace un hueco mayor en la duela y todos comenzamos a deslizarnos irremediablemente.

Aquí en específico solo recuerdo el agua entrando violentamente por la nariz, un frío espantoso, una humedad absurda, madera flotando y la soledad del océano (vaya drama).

Dentro de poco anochece (de nuevo) y Hemingway arriba tranquilo, y se pone junto a mí. Yo procedo a explicarle que no entiendo como se ha jodido todo, que el aura tan tranquila que teníamos es lo que ha terminado por hundirnos. El ríe brevemente, voltea a ver la luna imponente sobre nosotros, enseguida me dice que es el destino de las cosas, la naturaleza todo lo jode. Sus palabras me dejan pensando unos momentos más, me dejan abstraído de la humedad, de la fatiga y de lo absurdo de todo; tu risa me golpea de improviso, tus manos y una imagen breve de ti volteando para otro lado.

Entonces ahí me tienes, en medio del océano, en un naufragio fallido, junto a Hemingway, con la jodida naturaleza  y tu recuerdo como aminorando el drama. le digo que te quiero, que simplemente no tiene sentido nada, ni siquiera lo anterior descrito, le digo que él está muerto, que hace años de ello y que siquiera pudiera entender lo que dice, sería un fallido intento más, pues tengo una certeza racional de que él no es él.

Al final, solo se carcajea enérgicamente y me lanza unas palabras finales: las cosas son lo que uno cree.

Como conclusión entonces puedo decir sin temor a equivocarme que:
1-      Te quiero.
2-      Hemingway está muerto

10.12.14

Hiding neath my umbrella

Tengo un extrañamiento para contigo –léase te extraño y te anhelo- y justo ahora, soy un iluso árbol esperando el próximo amanecer, estoy en los finales del ocaso y cada despedida promete un nuevo encuentro. Aunque ciertamente hay promesas que suelen no cumplirse, como quien queda con los conocidos a los cuales ha visto por casualidad en una calle poco transitada y sabemos se mienten con la promesa del próximo encuentro. Pero ahora tengo la certeza de que contigo es diferente, pues el sol es la promesa por excelencia y justo ahora dude, tú eres mi sol. –lamento lo burdo de la comparación, pero así es con el extrañamiento, le hace a uno ser de lo más ajeno-


al final, ni ajeno, ni extraño, te espero.

Monterrey V

El paso lento, la marcha invariable que se adentra en las calles sobrevivientes durante una multitud de temperaturas. Dar la vuelta en la esquina adecuada puede significarlo todo, la gabardina detrás de tu espalda que intenta escapar. La formas sinuosas ocultas entre el ver y la soledad, el paso firme se mantiene, avanzando distancias breves en tu dirección. El choque inminente; querida solo hay una dirección, la vida nos va a devorar. No dejará rastro alguno de nuestro pesar, ni los dilemas absolutos, ni que profesar. Todos alrededor parecen no comprender los ciclos de nuestro oleaje. Somos una balsa errante en este mar de desconocidos.

Esta parte de la ciudad ha perdido el encanto con el paso de los años, pero justo has traído un nuevo aspecto, incluso podría considerarlo una ciudad completamente desconocida, las luces se encienden a cada paso, hay una vida nocturna que se mantiene sorteando de bar en bar; pero querida, aunque todo parece tener una pinta diferente, la situación sigue siendo la misma: yo sigo en este café esperando que por mera casualidad aparezcas entre los peatones, que pongas una pausa a todas estas conversaciones ajenas y que por un momento todo carezca de sentido; por tú parte, sigues en algún espacio que todavía me sigue siendo desconocido, sorteando las mareas de trabajo y lidiando con la misoginia que implica.

9.12.14

Libido lívido

Me he amoratado después de besarle, me he amoratado después de siquiera cruzar alguna palabra entre el frío que de pronto se hunde hasta los huesos, esa sensación térmica cuando todo acrecienta. Unos cigarrillos a medio consumir, en la esquina de una pizzería. La lluvia imprevista como abril. Los vehículos y multitudes masas entre la noche furtiva y tu mirada certera.

De pronto me vi como una bestia salvaje, con la mirada perdida enfocando los tonos y los ecos perdidos de todos los errantes por naturaleza. Comprendí la estupidez inherente a mi persona. Ser un desorientado, un errante empedernido.


Me ha machado de un golpe, sin siquiera masticarme; un trago largo entre suspiros y cabellos. La nieve sigue cayendo como una ficción más, de hecho si me lo pienso bien, todo parece como no real: la nieve, los bares, sus manos, los momentos de abstracción – que de pronto era lo viable-, la gente y las no-palabras.


2.12.14

Let me forget about today until tomorrow.



De alguna manera, somos toda esa amalgama de memorias y esperanza que se va derramando lentamente, manchando el vidrio del aparador mientras la vida continua con el ritmo que le caracteriza. Nadie ha venido a limpiar nuestros desastre y cada intento suelo estropearlo más, incluso he resbalado un par de veces, pero me levanto enseguida pretendiendo que nadie me vio. Al final del día solo yo tengo el conteo total de las caídas y tropiezos, el saldo de heridos en la periferia; incluso hay algunos que piensan que he estado haciéndolo a propósito y ahí, tirado entre todo el desorden a medio pasillo, les digo que me agradaría poder pensar así.

Las últimas instantáneas del primer lugar en el que te vi tienen los colores errados, los girasoles han cambiado medio tono, tu blusa morada ha de tener un tono que asemeja un rosa inexistente; los chicos que paseaban alrededor parecen tener caras verdosas, y para variar no consigo identificarme del todo dentro de ese cuadro absurdo. Probablemente en ese momento dejé en claro salir en el último momento y quedarme con una imagen no perturbada de ti en ese lugar, que ahora no tiene ningún significado.


No he dado oportunidad alguna a la contestadora. Apenas he visto su nombre en la pantalla, sabía que la llamada era para mí. La zona de guerra parece tener una tregua absurda entre las ventanas de lo que solía tener por certeza. Me he perdido tantos días a lo largo de este año, tanto tiempo dormido y como no sabiendo bien quien soy. La inercia idiota de creer que se necesita algo más pa´ ser feliz; todo es un álbum que no se termina de llenar.

24.11.14

Todo esto que está pasando tiene un nombre que no consigo recordar



Los hechos son los siguientes:
  • Es invierno
  • Es Monterrey
  • Es el aroma


Después de aquí, simplemente quiero escribir, escribir hasta vomitar, escribir vómito, purgarme, dejar todo en las condiciones como lo encontré; pero la ciudad es tan calma y el invierno tan suave, no hay nada que pueda hacer, no hay nada que quiera hacer. luego quiero como apagarme poquito y que sea martes, que las lluvias suaves, los deberes y tus comentarios agudos. Que el bar se encuentre con poca afluencia y la chica que suele llevar la contabilidad me salude como si me conociera. La rutina obligada de agregar una escala más al viaje de regreso; unos cuantos cigarrillos en la esquina adecuada y todo está en orden.

¿Alguien realmente tendrá el tiempo adecuado para disfrutar está ciudad?

Ver las personas cruzando mientras el semáforo esta por cambiar, las oleadas de autos, todo el lugar repleto de espacio, un silencio que fuera de ser incomodo es extrañamente entrañable.

Si doy los pasos adecuados en la dirección correcta podría imaginarme con suerte. 

¿Lo ves?

Mejor me hubiera quedado en casa.
"Siempre me encuentro con gente que no quiero ver"

Todo siempre tiene la pinta de que la ciudad es tan pequeña, tan contenida por sus reglas autoimpuestas, tan hermosamente mensurable. El invierno lo único que provoca es que tengamos una claridad idiota, una claridad que nos da un respiro.

La claridad es la calma, el segundo aire antes de la siguiente tanda de golpes en la boca del estómago. Pero esto (y me refiero a la calma) tienen unos destellos que atrapan, tiene la reminiscencia de olores, los colores vibrantes y las plazas vacías.


Al final, la claridad es completamente necesaria para volver donde casa, donde se duerme, donde se niega esa claridad para pretender que se descansa.


17.11.14

No puedo dejar de soñar contigo.

El ritual suele ser el mismo: al llegar me quito los zapatos y me recuesto con todo y mochila sobre la cama, enseguida enciendo un cigarrillo y lo fumo viendo la pared del pasillo. Dejo pasar unos minutos, unas horas, el mayor tiempo posible entre el arribo y la llegada; quiero prolongarlo todo, dejarlo hasta que se me olvide, pero no es así, todo toma más fuerza; en este punto ya no hay nada que hacer.

Lo primero es cambiarme, ponerme cómodo, dejar de ser el yo que lidia todo los días con la parte exterior del mundo, tener ropa que me recuerde lo que se supone debe recordarme. Luego los textos, unas breves líneas, unas breves memorias. de pronto los trigales, las oleadas de viento, y algo de polvo. entre los senderos lejanos y caminando, tu presencia.


Estoy cansado; cansado de ti y de mí. Cansado de lo que implica no poder hacer nada al respecto, de tener que lidiar con el desconcierto incontrolable. Brevemente estoy llegando a un punto de equilibrio, en donde lo natural es despertar exhausto. 

5.11.14

Positively 4th Street

Lo que sucede es que el clima le da una nueva perspectiva a todo. Por ejemplo, he visto esta calle durante mucho tiempo, la conozco y sé sus lugares, sus espacios y sus rutinas. la ha visto en verano, con la prisa de los transeúntes. La he visto bañada por el claro  del amanecer. Los dorados mientras la noche se acerca y las cortinas se abren.

La he visto embebida por la primavera y el alegre jugar de los niños. Con las aves entre los cables, como marchando a la par. En la melancolía de la lluvia, mientras el anonimato se apodera de los paseantes, el rechazo al agua y los caminos volviéndose cauces.

En las noches, con el romance que el silencio implica, la quietud y la calma de quien se sabe en casa.

Todo esto va, a que justamente hoy, es todo como nuevo; pues el aire frío y la banqueta mojada me hacen sentir ajeno a todo mí alrededor. De pronto es junio y voy llegando, es de mañana y el extrañamiento sigue. Al final de todo  ¿Qué es mudarse, sino redescubrir tu entorno?


Los mismo que sucede con respecto a ti, pues a cada pequeña variación voy encontrando aspectos que me son nuevos; ahí tienes por ejemplo: tus manos en invierno, tu nariz en primavera, las mejillas en otoño, tus labios cuando la lluvia, la risa cuando amanece y la calma en la noche breve


Monday night

Soy las nubes y el vacío de tus labios sobre mi cuerpo; la eterna discusión que posterga mi alarma. Estoy como al borde de todo esto, siempre lo estoy. Supongo que es la única manera que tengo de hacer las cosas. A medio vestir y bebiendo café, corriendo de un lado a otro sin entender bien lo que sucede. Los ruidos en el techo no me han dejado tranquilo la noche anterior, el aire en las copas de los árboles y las luces repentinas se han apoderado de la habitación; mi único testigo es el perro que ladra en la casa contigua.


Todo parecía estar claro y resuelto; Esta mañana he pasado de largo hasta las 10, es una sensación de cansancio que suele durar el resto de la semana. El clima parece acompañarme en esta aventura llamada lunes, justo he olvidado mi suéter. Por favor dime que el verano llegará pronto, que los niños y parques volverán. El bullicio en las calles justo antes de comer, la gente paseando, todo.

31.10.14

Winter Wooskie


Cuantas noches he gastado tratando de dibujarle; primero el cabello, luego sus manos, botas y sombrilla. El rostro siempre lo dejo al final, pues soy de fácil impresión y no quiero deformarlo con los demás rostros que veo a diario.

Lo peor es cuando se tiene el nombre bien presente y los ojos a juego, como retándole a uno. La astucia se ausenta y los labios no se mueven.

Puede – la palabra definitiva. No he crecido, tengo 15 años y sigue doliendo, como la escuela y la rutina duelen, entre el ocio y la habitación, las calles y el silencio que no se largan.

Tal vez todo sea cosa de seguir al tanto de lo que sucede en la ciudad y en cualquier momento todo puede dar un vuelco. Las calles llenas de gente que no es nunca más desconocida. Todo puede ser una señal: la radio encendida, la luz que se paga, la ventana abierta, las cortinas. Tú misma eres una señal, una difícil de entender.


Las señales claras son lo más aburrido que a uno le puede suceder, pues apenas se reciben y casi se están olvidando.

23.10.14

Precipitación

Justo voy saliendo de la oficina y parece el mismo miércoles. Hay dos chicas caminando en la dirección contraria mientras hablan sobre un chico. Estoy obsesionado con recordar cosas que no sucedieron. Me intriga la idea de saber a quién aguarda el chico de la esquina con el ramo de flores. Isaac dice que su dealer trabaja a unas calles, puedes llamarle a cualquier hora y siempre parece estar despierto. Las luces de los autos hacen más notables la lluvia que recién comienza;  de pronto todo parece tan real y nunca me sentí más despierto.

El camión ha pasado de largo, no ha tenido ni la menor intención de detenerse. El tipo junto a mi hace una especie de mueca; por mi parte sigo fascinado con la lluvia.

Hace unas semanas no me hubiera importado en lo mas poco, pero hemos convivido tantas meta relaciones que es difícil saber el origen de todo. La idea me ha robado el pensamiento desde las primeras noches que la he visto desaparecer. Me gustaría decirle que todo estará bien, pero es algo de lo que no estoy seguro. Probablemente todo sea una especie de confusión mientras buscaba las llaves.

A momentos siento que desaparezco entre las impresiones que las personas tienen de mí; entre los espacio de convivencia que resultan ser una trivialidad. Me agrada la ciudad cuando es de noche y la lluvia toma a todos por sorpresa, las calles quedan solitarias y las personas se esconden bajo las áreas menos concurridas. La tierra reclama el espacio sobre el cual hemos decidido edificar.

El despertador ha sonado más temprano de lo normal; todos siguen durmiendo y el sol ha decido no aparecerse todavía. la lluvia no ha cesado en lo absoluto.

16.10.14

Monterrey IV


La gente siempre a prisa, esperando el cambio del semáforo, revisando su celular. El fin de semana suele tardar tanto en llegar. Hay tantos rostros conocidos para ignorar, después de todo nadie finge ser una peor versión de sí mismo. Los ciegos del centro pueden sentir tu estado de ánimo, no hay que fingir más.

El último recuerdo que tengo del DF es irónicamente a Monterrey. Lo tengo presente con tu nevus entre desconocidos y recuerdos arraigados, con las caras largas del lunes y la poesía de tus manos. Tu nombre se ha quedado impregnado a los labios de tantos desconocidos y este es mi último esfuerzo por quitarlo del todo. Soy yo teniendo una discusión y tomando decisiones. No quiero más recorridos que terminan siendo regreso, ni regresos que sean ficciones.

Los días chocan poco a poco, la semana es un mar; somos bañistas remojando nuestros pies a la orilla, en la comodidad. Algunos piensan zarpar, pero ¿Cómo se puede tener esa claridad sin poder ver el horizonte del todo?

Los cigarrillos se terminan rápido y después de las 10 la ciudad entera se vuelve una laguna. Con toques salados y destellos dulces. Nadie quiere profundizar, cientos prefieren mantener la estela liquida de la situación. A momentos quisiera poder definirme con otra moral, pero tengo la necesidad idiota de sentirme bien.

Aún con el olor a basura y alcohol, la ciudad sigue teniendo un aura que me da una calma estúpida, un paisaje que se mantiene invariable en forma, los colores rotan a unos más ocres entre los claros y la oscuridad.

La siguiente embestida podría ser mortal, los autos ansiosos de poder descansar; y cuando las calles solas, ansiosos igual por demostrar quienes son. aquí no se es nadie si no se tiene una agresión vehicular.

Las mismas historias aburridas de bares y chicas, la irremediable previsión, tu ventana es el área perfecta para tomar un respiro, con el sol marcando una ligera línea de esperanza.


Quizá no esté equivocado del todo. 

28.9.14

Rosebud


La he visto salir del restorán, la ciudad seguía en su  micro-ficción de lluvia; se ha levantado el cuello de la gabardina mientras buscaba un cigarro entre sus bolsillos. De pronto todo tiene una claridad absoluta, el aire de la madrugada aunado al juego de sombras y siluetas dan como un pequeño espacio y todo está en orden, algunas personas siguen durmiendo, otros más siguen buscando pleito en las calles; quisiera mantenerme al margen. me mantengo al margen.

He dado la vuelta equivocada en la esquina correcta. no hay nada para mí en esta calle, siquiera tu casa. esta zona de la ciudad siempre ha mantenido una especie de velo con los años, un aura que los vecinos se esfuerzan por mantener. la fuente ha estado encendida desde el día anterior, no hay más ruido que el agua acumulándose .

Todos es una curva de aprendizaje que se encuentra incrementando en todas direcciones, todos toman ventaja de la situación, yo también lo hago.

Perdiendo mi tiempo en tus manos y en lo que ven, en los espacio que dejan entre las hojas; las viejas hojas llenas de dibujos burdos y creencias estrafalarias. el espacio público ya no tiene el mismo significado para mí.

por unos segundos he perdido el contacto visual entre algunos postes de luz, he perdido la trama y el eje de seguirte una noche de verano.

fasa perro.

the snow is falling

22.9.14

Superstición

Eres mi ritual favorito para el día comenzar, apenas despertar, el verte a un lado. Lo que sea que eso signifique. abrir las cortinas, salir de la habitación, preparar el café. Durante años la rutina invariable, abrir el refrigerador y buscar la leche. sacar la basura; resulta ser lunes. dar unas vueltas a la plaza y regresar al sillón, encender un cigarrillo para aligerar las noticias del diario.

La habitación sigue intacta, tú presencia también.

 Sigo teniendo algo de fe sin sentido, eres mi ritual por excelencia entre juntas, reuniones furtivas y la hora de fumar.


Eres mi superstición, pues aun y cuando todos dicen que debería claudicar, el saberte me hace mantenerme firme en mi decisión. son tus labios la creencia perfecta. no hay más.

10.9.14

Leave the city and come home

“Es una aberración enorme el estar enamorado y no querer ver la luna por las noches, el no querer llenarse los ojos de todo lo que le rodea.”




Quiero romper la veda, llamarte como fingiendo estar ebrio. decir cosas de golpe, sin sentido y sin pretensión alguna. escuchar a todos los loros que invaden la plaza por las tardes, ver como caen las hojas entre tanto alboroto. dejar el fastidio de los taxistas y las historias infinitas que siempre merodean sus presencia.

Quiero la tarde, la tranquilidad y los días.

Quiero todo de regreso.

Crimen.

Dos ebrios sobre una motocicleta, tomando las calles nocturnas, imponiéndoles ruidos. Bonita imagen para empezar un martes, bonita imagen para ir librando el entrelazado de tragedias que va mostrando con alegría septiembre. siempre está sucediendo algo, solo que tenemos tanta prisa para notarlo. Septiembre comenzó con su bota en mi cuello.

no tenerte cerca es un crimen, uno que se sufre a cada momento. no tener siquiera el eco de tu voz cuando las tardes, ni la sensación de extrañamiento cuando los cigarrillos se terminan.

Todo parece estar teniendo una especie de reset, las bancas se están vaciando con rapidez.

4.9.14

Yo soy ausencia.

Toda ausencia implica un viaje, un recorrido de alejamiento.
Lo nuestro es un trayecto sin escalas entre nacer y morir. Desde el momento primero uno se vuelve ausente, luego, esa ausencia se va acrecentando, se presenta al final del recorrido. Somos cambiantes, fluctuamos entre positivos y negativos, partidas y llegadas. Tratarnos de llenarnos con todo lo que nos rodea y al final, en el momento clave, resulta que uno tiene que aligerarse para llegar.

26.8.14

Stills


Le decía a S que probablemente le sigo cayendo bien, porque no me conoce del todo, no conoce mis momentos turbios, esos que quisiera pasar de largo. me ha dicho que así pasa con todos, que es muy difícil conocer realmente a una persona. Sobre todo ahora.

Si de pronto despertara conociendo a las personas que me rodean, creo que sería un día horrible.

Por más que trato de acelerar el ritmo, la ciudad sigue sobrepasándome, no logro encontrar el equilibrio adecuado entre verte con la calma que te mereces  y encontrarte con la rapidez que quisiera. en algún momento tendremos nuestro equilibrio, porque no todo puedo ser tan malo si sigues apareciendo esporádicamente. Mis notas se tornan breves bocetos de tu rostro, tu cabello creciente se inmiscuye en los pendientes del día. Nadie entendería lo importante de asignar notas de lo que acontece. No, no es una desconfianza absoluta de la tecnología, pero es tan frío y de prisa que no puedo disfrutar todos los matices que me traes.

De pronto todo se ha vuelto una veda absurda de acontecimientos, ya no tengo permitido si quiera figurarme la vida. Solo queda estar calmo, disfrutar los tragos amargos del café, los calores desesperantes y todo el tráfico. Aun así, después de todo esto, tengo la esperanza de coincidir en un andén del metro, con las personas corriendo en direcciones distintas, tener un breve tiempo para apenas darme cuenta que sonreímos como idiotas. después de todo este tiempo, creo que no término por acostumbrarme a estar conmigo, no quiero decir que es del todo agradable, hay días en los que le tengo breves momentos donde puedo alejarme un poco y pensar que la historia es distinta.

tengo bien en claro que por las noches antes de dormir probablemente me diriges alguna mirada entre la ferocidad de la ciudad que de vuelca a tu ventana. Sorteando cada vez una suerte más difusa, sé que se aproxima un instante donde todo será diferente, no importara la hora del día, ni el día de la semana para decirte lo que he estado esperando para reconfortante en tus ojos, en tu mirada.


he dejado gradualmente de tener sueños alucinantes, poco a poco la imaginación se va ahogando en el cansancio. En momentos de lucidez, tu silueta se escabulle por mi ventana, mueve algunos pinceles y desaparece. Sé que te he visto más de una vez en distintos lugares, pero este destierro estúpido es una salida fácil. En algún rincón de la ciudad, donde la marginación se acumula, probablemente es ahí a donde debemos dirigir la velada de nuestros intereses huecos. Si, te he llamado más de una vez, pero también he cambiado el número para no molestar. Así. Que este tono de error es lo más cercano que podemos estar. Las últimas noches incluso he no soñado. Mi padre viendo mi preocupación me ha dicho que hay unas pastillas para soñar, algo de mi atención difusa fue lo que entendió.

18.8.14

Laguna Azul



Los ríos de luces se desbordan por las vías de la ciudad; hay algunos chicos esperando el último autobús; el guardia de la estación parece haber olvidado el código de moral, mientras les observa con continuidad. siempre he tenido algo de fobia a las alturas, específicamente a la sensación de querer caer, el mirar decidido pero no tomar la iniciativa. hay personas recorriendo con la prisa que la noche suele agregarle a los espacios. los chicos han retomado su sesión de despedida mientras el guardia da un rondín, han olvidado algunas latas en la cornisa, entre los movimientos y los juegos las han dejado caer, una ha ido directamente a un auto, pero todos han acordado pasarlo por alto. el tiempo de espera se ha alargado más de lo normal, no tengo en claro si fumarme un cigarrillo o ver las escaleras. el guardia ha regresado. mi cigarrillo está roto, creo que debería dar una vuelta o dos. le he visto subir las escaleras con un movimiento suave; ella por su parte me ha visto al verle, trato de no querer voltear, de no tener una imagen más definida, pero quiero recordarla un poco más. al final se ha resuelto abordar la estación, mientras las rejillas bloquean nuestra visión; No quiero saberle y eso lo tengo bien claro, pero quiero recordarle aunque sea con una imagen desfasada, de pronto los ríos han vuelto a fluir, han dejado varada una laguna cercana, y está ahí y lo sabes, yo también lo sé. entre las calles aledañas apenas se puede diferenciar, pero oye, es nuestra laguna azul, nuestro pequeño secreto, el punto de reunión, la excusa para partir y también el oasis por excelencia sin salir del día en curso

17.8.14

Biodegradable


Llevo semanas muerto. es un hecho, es algo que sucede, que se lleva a cabo durante la iteración de la ciudad; las manos me han perdido el gusto y apenas y puedo moverlas, los ojos se van en direcciones contrarias, incluso, no puedo terminar de enfocarme en lo que quiero pensar del todo.

Me asalta el pesar; la náusea me mantiene al margen de cualquier decisión. no he tenido la valentía de tomarla por las acuarelas, del recorrerla con el suave pincel, de dejarle las marcas entre las mejillas y la sien; llenarla de colores muchos, de la vibrante alegría que poco a poco se va amontonando en las hojas.
Por el contrario, la voz quebrada y las oraciones nocturnas, son la alarma perfecta para mantener en jaque a cualquier frenético.

Supongo que ha todo esto, la única constante es el calor, el calor que derrite y te hace estar más arraigado a la tierra, la misma tierra que te amarra, te regresa el calor y lo jodio que le haces todo los días, que te regresa por otro medio el veneno de tus acciones.

El eje central de todo esto, es que el arroyo ha permanecido seco más tiempo de lo habitual, que el agua ha decidido tomar un curso diferente, que los autos no saben nadar del todo y nosotros no entendemos los símbolos de la naturaleza, así que nos complicamos inventando uno ajeno a todo, uno que solo nosotros podamos deformar y sentirlo nuestro y quebrarlo; esa es la finalidad de todo.

12.8.14

Amistad




La amistad es un poema, un poema en hoja, que con el tiempo se desgasta y se desmorona. la ciudad es un rayo, que sucede sin pensarse del todo. Una combinación caótica entre el tiempo que te requieren las relaciones y lo rápido que sucede esta cochina ciudad.

uno tiene que tener reflejos prestos, pues en el recorrido diario, hay situaciones que se van improvisando entre la gente que circula, uno tiene que tener cuidado, todo es un rayo, un letal con un nombre esperando caernos por sorpresa.


No puedo andarme por la vida predicando el no odiar lo que acontece y las personas en autos que piden les cedas el paso cuando es claramente una vía peatonal. los momentos incómodos de encontrarte conocidos en los recorridos y tener que bajar un poco el volumen de la música, el caer en cuenta de que la poca interacción siempre vuelve vulnerable las relaciones. luego me asalta la duda de si debido a la poca memoria de los peces, es que se puede llegar a tener un vínculo con los mismos. no espero que mi pez me odie, ni que mucho menos trate de matarme cuando duermo, aunque siendo sinceros, cualquiera podría matarme mientras duermo, tengo el sueño más pesado del mundo. Anoche justo estaba durmiendo  y un relámpago me despertó en la madrugada, no tengo en claro si primero mi cuerpo sabía que caería  un rayo y despertó tan solo para verlo/oírlo. la verdad es que pudo haber sido el impacto del rayo lo que me ha despertado y la reacción fue demasiado rápida y alcance a verle/oírle.

6.8.14

SRRY

Lo siento.

2.8.14

This is your Balzac, your Brookside and your Bach.

Quiero dejarte unas miradas perdidas entre las manos de las personas que van aferradas a su rutina, entre las conversaciones sobre el clima y del fútbol. dejarte el ruido ensordecedor de todas las personas cruzando unas frases sin sentido. las reuniones de emergencia en viernes mientras todos toman nota. los post-it en las ventanas mientras la gente trata de solucionar el mundo. las viejas relaciones emergiendo en las esquinas cercanas. el claustro del arte y su manera de ver las cosas; las breves y fugaces “frases brillantes”. la decadencia absoluta de justificar las criticas objetivas con una copa en la mano. los tipos bohemios tratando de mantenerse al margen con alguna chica distraída; las maravillas de una ciudad que sangra a cada momento.


El tabaco con sabor extraño que cargo, los cigarrillos mal formados y probablemente deshechos. las tazas de café negro con demasiada azúcar. los silencios entre escenas de sexo en películas de culto, espacios desnudos entre la sala de tu casa, la ventana y los cerros vecinos como voyeristas.

29.7.14

La mar

Como siempre, se llega la tarde y la oficina se queda muy en silencio; el sol entra con algo de intensidad muy incongruente para la hora. no puedo evitar ahogarme de poco apoco con la ola constante que me llega a momentos;  permanece calma cuando el ruido está merodeando, pero al caer la tarde y quedar completamente solo, se presenta de poco en poco.

Todo se vuelve una rutina estúpida de jalones y escondites. las calles son bien angostas en este punto, las cosas son inexistentes y desde cualquier punto de la ciudad la vista es casi perfecta


entonces, despiertas un domingo y te das cuenta que todo es un vacío y que el domingo es el mal necesario, es necesario saber que tan vacío se puede llegar a vivir, para poder irse completando con lo que acontece en los días, y este reset dominical es necesario para no detenerse nunca. a menos claro, que lo que uno busque sea detenerse, y es en específico en cuanto se escucha el mar y las olas, que podrían parecer un sonido conjunto, peor el mar es intrigantemente clamo y feroz, y las olas son el quiebre de todo, de la psique, la civilización, las filas en el supermercado, los procesos obsoletos ante cajeros dañados, los formatos tributarios y la inercia estúpida llamada rutina 

23.7.14

La vida es sueño

Lo sustancial de la situación es el momento clave, lo que hace darme cuenta que las cosas en realidad están sucediendo y no es un estúpido sueño más. hay colores que son tan extraños que me hacen dudar de estar despierto. los colores que emerjan de tu cuerpo no significan un sueño nunca más. uno nunca tiene la certeza de saber cómo olerá el bus, siempre hay personas distintas, y recorridos cambiantes y siempre viven cosas nuevas, inclusa la rutina más estricta cambia sin darnos cuenta. la posición de la tierra, el espectro sonora, el clima, los ejes de los astros que nos sobrevuelan, es todo un caos. la vida misma nunca es/será igual en ningún momento, ni en los sueños más secretos que ocultamos detrás de las ropas, de los lentes; nos gusta escurrirnos sin pensar que todo se va quedando.

Tú que pensabas que estaba muerto y simplemente he caído en cuenta que mi vida ha cambiado; no todo en la vida es recorrer las calles de siempre, al menos ahora, todo tiene un sentido distinto y puedo ver a la poca gente que por determinadas circunstancias, se encuentra en la rutina humanitaria.
Los colores siempre son distintos, no podré tener nunca la seguridad de ver los colores con los que atrapaste mi ojo, es así como solo vestigios salen a flote de poco en poco, entre la vida, los recorridos.


La vida es sueño, sí; pero un sueño húmedo.




14.7.14

Safe Home

La escena es la de siempre: el domingo decayendo entre las casas, pintando las calles de un dorado que más que tranquilizarme, me deprime en absoluto. los niños corren entre sus padres con la alegría de las vacaciones, la esperanza de saber qué sus padres responden por ellos y la tareas se han esfumado. me enferma el no saberme tan tranquilo. el saber que en cuanto cierre los ojos será lunes, peor aún me enferma el saber que ya es lunes, que llego sin que lo quisiera, que se metió por la ventana mientras las teclas permanecían calmas y justo ahora que se violentan él se encuentra instalado con la comodidad absoluta y mi tranquilidad se ha esfumado.

Mis domingos siempre tendrán 8 años y la preocupación de la tarea en la libreta de forros verdes, sé que he postergado demasiado y no queda mas tiempo. mientras todos en frenesí de la noche se dejan llevar con calma, sabiendo que sus deberes se encuentran hechos, yo sigo con el pendiente de que a determinada distancia y en determinada habitación hay algo inconcluso, que se va multiplicando como una masa, y al regresar tendré miedo de abrir la puerta de nuevo, pues todo se derrumbará y estaré agobiado de nuevo.


Creo que lo mismo me sucede respecto a ti, he ahí el porqué de la decadencia dominical, de saberte inconclusa por algún barrio, entre los adoquines y la plaza; el saber que vas creciendo, vas rellenando los espacios que te brinda la ciudad y te expandes abarcando todo, entonces, cuándo te encuentre, será el momento exacto donde todo se desmorona y termina por ahogarme. 

Terrible Shame

No puedo prometer el quererte toda la vida, ni decir que todo tendrá un final justo como se espera; apenas y puedo prometerte la continuidad de los días. Puedo prometer el odio que conlleva quererte, pues aún y cuando no se admite del todo, siempre existe un riesgo inminente, un riesgo de fuga. Una fuga constante a lo largo de la semana, que va calando mientras la fila del súper se sigue acrecentando. el cariño es un sentimiento demasiado volátil, como para basar toda nuestra relación en él. 

Quiero poder despertarme un día sabiendo que te aborrezco y salir a caminar sin una dirección definida; otros días quiero simplemente no levantarme en horas de la cama, no despegarme de la poca separación que tengo con el giro de la tierra. gastar los cinco minutos antes de salir de casa, tratar de hacer una recapitulación de cómo llegamos al momento, porque obviamente será un momento, siempre es así con las fuerzas opuestas que chocan violentamente de frente.

Podría jurar que la mancha de salsa seguía en mi playera, el alcohol se evaporaba rápidamente gracias a la fuerza del sol. el cabello estaba dentro de un orden claramente establecido por alguien distinto, pero ¿a quién le puede importar?


P.S. Disculpa el cómo me veo


7.7.14

Cabrón.

Después del incidente, he olvidado las letras y los sabores que producen. los aromas y las formas que van dejando; estoy exhausto  de ser un pendejo, So, ahora voy a ser un cabrón y he encontrado la guía definitiva para ello:

1.-Ten huevos.
2.- Se un cabrón


Sigo durmiendo con la tranquilidad de siempre, pero a momentos en el diario, me llega el letargo en los semáforos y lo veo ahí como penando y me siento un poco mal, porque la vida es mala y él es malo, y aún me importa porque aunque sea un cabrón, cae uno en cuenta de que viene de familia

2.7.14

Anthems For A Seventeen Year Old Girl

¿Cómo se puede tener la certeza de querer a alguien con quien se convive todo el día? se le tiene siempre al lado y aun en los sueños se le echa de menos un poco. lo que ocurre es que han terminado por acostumbrarse el uno del otro y no se tiene de nuevo el extrañamiento ese que hace que las personas se sientan impactadas al verse unos minutos. en mi caso siempre he sido alguien perturbado mentalmente (supongo) entonces, yo siempre te quiero, aún y cuando no te vea, ni te tenga cerca; estas por la ciudad como rondando con otros quienes, yo por mi parte sigo acá como queriéndote, pero te quiero –y esto que quede bien claro- no por costumbre, ni por la suavidad del roce diario, te quiero por lo brusco de encontrarte, de toparte de frente, con un extraño del brazo y como disimulando miradas.

Lo más simple de toda la situación, sería que te quisiera por costumbre, que de poco en poco me inundes de ti, como la llave del agua que por las noches perturba, es constante y termina por desbordar la bañera. que un día me despierte y cruzando el corredor te diga que te quiero, todo esto en un preámbulo de risas tontas y desayunos exprés; pero es muy boba la idea de quererte a lo simple. siempre prefiero la maraña de situaciones, las no claras; y ahí me tienes quitando de poco en poco el sesgo de la facilidad.


Lo único que se me ocurre puede estar sucediéndonos, es qué no me acostumbro a ti


30.6.14

leave your shyness home

Otras veces por ejemplo, no puedo evitar pensarte cuando una canción aparece salvajemente, como en este caso es something about us. de eso solo puedo deducir que no te quiero ahora, y que tal vez te quise en un momento determinado dentro de todo el tormento de ser un neurótico. dicho lo anterior, es un poco redundante lo siguiente: no te quiero ahora, ni después, ni en un futuro que este a la deriva, ni en un universo paralelo, ni en ningún plano o situación particular; no. tomos un montan de átomos que se mantienen unidos por razones que suenan meramente fantásticas, y nos vamos desintegrando de poco en poco y somos distintos y parecemos iguales pero más viejos; dentro de todo el rollo que es cambiar y seguir viéndonos iguales (incluso para mí siempre tendrás ese par de botas) no es que no te quiera, pero sé que ya no eres la misma y yo no soy el mismo entonces no estoy seguro de cómo funcionan estas cosas realmente. creo que es más el asunto de clonarse y esperar que en ambientes distintos el clon tenga la misma ideología que uno tiene al estar separados tanto tiempo.


Entonces para concluir mi ensayo-oda a la soledad de un sábado mientras llegan por mí, para ir a hacer lo que se supone hago los sábados después de ser un chico hogareño durante unas horas; quiero decir que somos diferentes, aun y cuando seguimos siendo iguales.


28.6.14

El deber

A veces tengo temor, a veces vergüenza.

24.6.14

Married Life

Todo fue tan repentino, como la lluvia que nos sorprendió en la plaza; las parejas alrededor se ocultaban en sus autos mientras nosotros irremediables idiotas bailábamos el vals de los enamorados entre jaloneos y risas. el optimismo inerte ante las hojas y su nula protección fueron el antigripal por excelencia. el regreso lento y con la calma de un domingo, el apartamento solo, con los silencios como sombras y las sombras como el oasis de todo el vaivén de autos; entre la cocina y tu dan-sazón que alegraba las meriendas y los desayunos, aunque fuera solo un triste par de cigarrillos y el café más negro que el futuro.


15.6.14

8121041522

Estoy reinventando el tono de tu cabello, que poco a poco va menguando entre oscuro y claro. estoy tratando de que todo sea diferente; la memoria se va llenando con los encargos de la oficina. de pronto no tienes el mismo timbre de voz, una calle llena de extraños, los ruidos se acumulan y sé que no reconoceré tu habla en cuanto salga de tus labios. tus labios se han reinventado también, se han vuelto la marca por excelencia de la sobriedad. un carmesí que creí reconocer siempre.


Si he decidido escribirte ahora, no es porque tenga una extrañamiento para contigo, ni porque tenga la firme intención de verte un miércoles cualquiera mientras el calor de la ciudad nos orilla a mantenernos en la sombra. lo hago, porque sé que te vas morir y quiero tener la conciencia limpia.

Nosotro.s

Somos nosotros, los que sudamos el sol, el calor y el hambre. Los que nos amontonamos y caemos para formar puentes, baches y lo que falte. Somos una marabunta de rostros que difícilmente conseguirás recordar. Somos unos silencios de tu zona de confort, las interrupciones de tu poder mal habido. Somos la noche, los mosquitos y demás; la brecha que va creciente por la orilla de lo que pretendes recordar. somos un montón de paredes que sueles pasar por alto, el lote baldío en tu colonia, el vecino que te caga. somos todo lo que odias, ignoras y gritas frente a la pantalla helada de tu celular.

Somos Nosotros.

Niebla.

Ya son muchas noches que venía soñando con ella, pero no había caído en cuenta de ello hasta hace poco; la situación fue de lo más extraño, pues en la oficina todos estaban callados, enfocados en sus labores, atentos a lo que surge del día y de momentos. La pared como el lienzo por excelencia daba una pauta para que tu rostro se asomara poco a poco y caí en cuenta de que me gusta escuchar de cercanos que te odian o que te aborrecen, pues yo no lo hago y me gusta sentir ese contraste absurdo. el contraste que solo la lealtad puede provocar.

A momentos entre las llegadas y las salidas, todo se queda quieto, hay una sensación extraña por todo el edificio y sé que estas por ahí, rondando, ninfeando; llevándote imágenes de espacios y situaciones, para volver con la fuerza de un desastre natural y llevarte todo de una vez por todas.

3.6.14

No one cares

La vida es la náusea constante de quererte ver, de encontrarte de improviso  en una calle transitivamente oscura y la luna menguando. el silencio que incomoda la ciudad que nos rodea, se va haciendo cada vez más pequeño y la luz de los semáforos es el margen perfecto para ser unos incautos, como siempre. nunca había notado del todo el color del caos que llevas contigo, la cotilla de las trenzas y el dobladillo de tu falda.

sé que probablemente no importa del todo el tiempo que llevamos inertes entre estos vacíos urbanos bien planeados , que no importa ni el policía de junto que parece hacerme unos malos gestos que entonan perfecto con tu mirada. lo único latente es la confrontación que puede existir en una ciudad tan pequeña como la nuestra.

Parece que el taxista ha hecho caso omiso a tu llamado de auxilio, el semáforo sigue dando unos minutos de ventaja mientras te piensas bien tu huida; siempre me va mejor el papel de bastardo, que el de tipo escurridizo.


Procederé a caminar de regreso a la estación


31.5.14

Las Batallas

¿Qué es todo esto que está sucediendo?

Después de estar vagando por el centro de la ciudad y ver a la gente que sigue con el año en curso, algunos lugares se han vuelto más oscuros de lo común; hay plazas que no recuperan su brillo habitual. el estar perdido, es una manera elegante de decir: no sé qué carajos está sucediendo con todo. mientras las noches de fines de semana todo parece un poco mejor y la esperanza de un futuro menos horrible se deja entrever entre los huecos que dejan las ramas de los árboles.

La sierra sigue venteando de poco a poco, la lluvia de momento se alejó; el agua se ha desbordado unos instantes mientras nadie lo notó. es una sensación constante de estar perdido y aun así tener la certeza de llegar; hay breves espacios entre canciones, en los cuales tengo la seguridad de no estar en ningún lado. todos estamos difusos, tú estás difusa, pero en parte es tu esencia la que se mantiene, la que le da coherencia a esta manera de desprenderse de todo.

¿Alguna vez has experimentado ese vacío absurdo de creer que no le importas a nadie?


Dejar pasar el siguiente autobús, porque simplemente no importa, dejar los sonidos filtrarse por la ventana, las conversaciones se vuelven un muro horrible y todo es entonces una práctica de frontón en donde respondes con monosílabos. puedes tener la certeza de que gasto el día tratando de que pases lo menos posible por esta situación, porque tú deberías estar con la mente en una playa lejana, entre el vaivén de las  olas y los amigos de siempre.

23.5.14

ka-ching

Sigue transcurriendo el tiempo y tan solo conoce una dirección que a estas alturas resulta obvia; por mi parte sigo tropezando y disculpándome con cada poste de luz que encuentro de camino a casa. el único consuelo que tengo es el saber que en algún punto de todo el desastre me encontrare en el punto nemo donde se supone debo estar bebiendo café y esperando a que suceda algo; también voy a tener la certeza que es ahí donde quiero estar y no en la fila de alguna película de mucho presupuesto y gran expectativa. con el teléfono timbrando, con el pendiente de saberte perdida o tarde; o peor aún, no perdida y no tarde.


Siempre me puede, que la gente va cargando unos miedos bien absurdos, aunque que puedo juzgarles yo, si mis miedos son igual de absurdos para ellos; por ejemplo: algunos tienen el miedo de estar desahuciados, de no tener hogar o regreso seguro, ni tierra para hacer sombra. mis miedos son más tontos desde la perspectiva ajena, mi miedo en específico va un poquito más lejos de la muerte y no me refiero a que sigue después de la muerte, si seré feliz o tendré que preocuparme por hacer fila al llegar. mi miedo concreto es el no morir, porque peor que la muerte es el desastre a su alrededor; como recoger después de las fiestas interminables y el desastre horrible, los pisos sucios y los baños asquerosos; mi miedo es que al morir, no me muera del todo y siga aquí coexistiendo, no como un zombie, sino más bien como un vegetal que se aferra inconscientemente a seguir aquí, no ser nada más que un saco de patatas que esta ala espera y la espera nunca sucede y sigues aquí atorado entre cables y gente.

16.5.14

Legua

¿Cuánto puedo quererte en una hora?

¿Cuánto cariño puedo tomarte entre los transcurso en una ciudad sin pies ni cabeza que crece exponencialmente; qué se pierde a si misma entre tanto objetivismo? probablemente lo que trato de decir, es que, a cada momento entre distancias cortas y recorridos breves, me invades el pensamiento; que en los momentos justos antes de dormir, mientras mi mente divaga archivando el drama diario, tu voz aparece; el sueño se disipa un poco, pero mi mente comienza cabalmente a dibujarte entre las líneas difusas que advierte la llegada inminente del mundo no preconcebido.

Así que he determinado que el hecho de quererte se mide perfectamente en leguas; mientras llegamos a determinado punto, todo va de maravilla, mientras la gente mantiene sus miradas ocupadas en lugares que tienen brillos fugaces que mostrar; pero en el momento justo, mientras las luces se apagan y la gente regresa, tu desapareces.

Recuerda también, que una legua puede ser un maratón. en resumen, todo es tan fugaz o duradero como queramos.

 ¿Es todo esto una trampa, para poder dormir más temprano?

11.5.14

_ is for your name

Querida :


Probablemente tienes la idea de que yo aún quiero una vida contigo, que la calma y los domingos y la reuniones familiares; pero la verdad es que no tengo ningún interés romántico, ni sexual, ni de ninguna índole que no sea de pensamiento, porque simplemente me agrada como piensas y actúas; y como eres tú, y saber que eres tú y todo lo que sobrelleva saberte, pero como te decía, no tengo ningún interés de ninguna otra índole, porque la vida pasa y todo pasa, y dentro del vaivén de la vida y el no saberme y el no saber dónde ir, he resuelto que eres una persona extraordinaria y por eso me agrada saberte. Así que te pido una disculpa si a momentos parece que mis intereses para contigo, son otros.





8.5.14

Horóscopo

En cualquier momento, y con esto me refiero a un momento inoportuno, voy a tener bien en claro todo; dejaré de reflexionar cosas que no tienen lógica del todo, como por ejemplo: los horóscopos, pues creo que los horóscopos, más bien son un ejercicio estadístico pues si tu población o publico son supongamos 25000 personas, (1/12-porlossignostotales-* 1/30-porlosdías) vendrían siendo 69 personas por signo sooo a 69 personas si les puedes predisponer de manera más tranquila, diciendo que su equipo de futbol ganará; siendo una población local, generalmente solo hay un equipo local, salvo la excepciones se vuelve 50/50 entonces hablamos de que aproximadamente para más de 30 personas acertaste a tu predicción, luego de esto las personas tendrán una propensión a creerte. así son la mayoría de las predicciones, una nuevo trabajo, contra el mismo trabajo, mejorar contra empeorar, aumento, despido, nuevas relaciones, terminar relaciones, salud-enfermedad; todo es una mera estimación, una adivinación burda, mas no es una predicción, es una clase de contraste y dualidad que se mantiene girando, es una moneda al aire, sin idea de lo que está ocurriendo; así que la próxima vez que quieran saber que sucederá, lancen una moneda al aire, piensen alguna dualidad que sea de suma importancia para ustedes y listo, ahí tienen su horóscopo.



Por cierto, ¿les dije que soy géminis?

5.5.14

Regina

Lo más triste de todo, lo peor del caso, es saber que la calle Regina, nunca tendrá esos colores de nuevo, ni el aura gitana que solía cargarse, la música no será la excusa perfecta para abrazarte mientras alentamos el paso, ni la gente de alrededor, serán los testigos innocuos

De pronto y sin mayor reserva, el lente de la Regina - como he resuelto decirle a mi cámara desde hace años- se desvaneció ante el paisaje urbano, cargado de smog e incitación a la muchedumbre, ha sido tan desgastante su papel de escudo, entre la realidad y mi realidad, que ha cedido sin poder más. ahora que el luto se ha vuelto ridículo, me parece idiota seguir manteniéndolo como un silencio visual, aislado del mundo tangente y he resuelto que lo mejor es llevar el duelo como lo que es, un duelo. sortear el desgaste que Regina pasaba, tolerar y confrontarlo. que caótico final, venir a morir a tus aposentos, entre guirnaldas que claman tu nombre entre el serpenteo que el viento provoca, así pues Regina mía, gracias por todo, eres bienvenida siempre que quieras
.

1.5.14

Credo

Creo en el canto de las aves, sus avisos y sus ritmos constantes; creo en la brisa que genera el aleteo insaciable de querer alimentarse; creo en lo furtivo de sus movimientos mientras la lluvia ataca; también creo que en determinado momento, todos somos pichones, pero no queremos admitirlo del todo. creo en los pequeños brincos para no joderlo todo. creo en los árboles y en su método prismático para devolverle a su entorno los colores que absorben. creo que eres un idiota, pero también creo que yo soy un idiota, así que no estoy muy seguro. creo en la regla de tres simple y los métodos científicos, en la observación, comparación y ejecución como método empírico ante la vida. creo en los martes, porque no mamen, son martes. sobre todo creo en mí, lo que se supone eso signifique.

Origen

He soñado con ella de nuevo. una buena noticia se aproxima, siempre es así cuando ella sucede. la noche anterior, no ha pasado nada fuera de lo común, simplemente la tranquilidad de primavera y la suave brisa que las aves provocan.

Aunque esta vez ha sido un poco diferente, todo mantenía la estructura lógica que le es inherente cuando decide presentarse: el no hablar del todo (que  supongo va ligado a que ya casi no recuerdo su voz) los gestos como tranquilos y algunos destellos de su naturaleza origen; el sueño en general se preserva imaginativo, como todo lo que le rodea, ahí esta ella al centro de todo en una especie de trono, ante el cual se presentan todas las situaciones. el drama en este caso, es uno de mis favoritos: el viaje en el tiempo, pero por más que decida volver a volver, y en cualesquiera de las direcciones que lo haga, el resultado es el mismo, desapareces.

Esto es como para estar pasmado toda la semana, como para tener ese extrañamiento matutino y el desconcierto de no saberse despierto del todo. inclusive he llegado tarde al trabajo, pero nadie me ha dicho nada. siempre es así. no es que necesite que me digan las cosas, pero de vez en cuando un “viene-viene” es de útil cuando se trata de la vida

24.4.14

Brújula


Andy Warhol / Woddy Allen


Mi ritmo, mi dirección y mi perdición; a donde he de llegar mientras los veo entre calles, tomando atajos y direcciones contrarias, gritando desde los balcones a los transeúntes descuidados, eludiendo encuentros casuales con amigos esporádicos. no hay distancia más cercana que la ruin perseverancia de quedarse quieto sin hacer ruido.

Siempre que me siento perdido entre la multitud de sucesos que acechan la vida urbana, es un buen momento para ver hacia donde hay que dirigir el rumbo; generalmente, apunta a cualquier dirección lejos de esta ciudad, o momentos específicos y determinados encuentros. He llegado a pensar que todo este indicio de dirección es meramente una superstición que me he creado con el curso de los años y las figuras entre líneas en sus textos; pero siempre funciona.


Muchas veces, en medio de la madrugada, me hablan como de golpe y entonces tengo un momento de claridad y sé que todo va a salir bien, porque no puede salir de otra manera, no esta vez.

22.4.14

Dream One



“Para empezar estábamos todos en una especie de hangar; era la hora del té, pero todavía no terminaban de llegar todos. Van gogh declino la propuesta de inmediato pues tenía algo que hacer; Sopié llego detrás de Allen, pero curiosamente, Allen se había dejado seguir a propósito. Burroughs estaba ebrio desde el día anterior, hemingway le había acompañado desde entonces, pero él se recuperó enseguida, pues dice que el sol es café, su segundo aire. “


Siempre tengo una especie de sueño lúcido, cuando estoy a punto de no estar tan lúcido del todo. luego, hay una especie de llamadas emocionales a lo largo del día, que me van marcando un camino de migajas, entre lo que se supone tengo perdido y lo poco que recuerdo. ese teléfono sonando en el local abandonado, fácilmente podría desencadenar a Warhol, específicamente a Warhol hablando, hablando no, más bien escuchando, porque lo que siempre hace, es escuchar y saber de la gente, sus gustos, procurarlos como si estuvieran internados, pero de pronto un día, da la hora y no aparece, porque es su naturaleza, y todo el barco resiente la inercia del agua. para el final del día aun no tengo ni la mitad de lo que se supone debo recordar, pero no importa del todo, pues en cuanto regreso – al sueño- todo parece una continuación absurda y justo ahí, en medio de un lugar que no puedo definir con certeza, tengo la sensación de que he estado varias veces y tengo un modelo hegeliano de los sucesos que se están desarrollando a la par, pero Van gogh nunca aparece, nunca antes de la alarma.

19.4.14

Secretos

Chica de blusa verde y abrigo gris, de contrastes negros; perdida en los límites de la ciudad que pretendes conocer, con el cabello afanado y la mirada crédula. el norte se ha girado unos quince grados mientras revisas la hora en el andén, no hay respuesta de lo que se supone uno debe esperar. el tiempo tiende a transcurrir en un sentido irreversible, mientras la tranquilidad te va llenando el rostro. de todas maneras suelo ser un estúpido de lunes a viernes, ¿Por qué he de cambiar mi rutina los fines de semana?


El estar pretende siempre un desgaste, y yo estoy aquí, frente a ella, frente a lo que implica el estar un fin de semana, en los límites de la ciudad que pretendo conocer, con la mirada crédula, con la hora incorrecta y el lugar un poco desfasado, con los ruidos amontonándose entre los secretos que llevas bajo el abrigo. no son esos los secretos que me intrigan del todo, me intrigan más los secretos que te roban la voz y algunas veces la forma de los ojos; los secretos que te roban el sueño a momentos y que hacen tener un desvelo crónico en la oficina, mientras los correos se amontonan con peticiones fuera de lugar y muchas veces sin sentido.

16.4.14

Ruido.




En estos momentos, entre el estar despierto y alejándome a oleadas; me llega la idea de golpe de saber, si acaso uno puedo enamorarse de otra persona por el simple hecho de verle demasiado, de someterse antes su imagen y lo que implica, sublimarse a la menor provocación. la boca me sabe a sangre y en la calle un conductor me ha saludado amablemente mientras caminaba. el clima me hace sentir que tengo el mejor olfato del mundo, aunque realmente tengo la nariz bien reseca. alguien debió advertirme que todo se vuelve un sinsentido absoluto mientras se galopa entre espacios de oficina.

Todas las mañanas he tenido la rutina frenética de grabar el audio ambiente de la calle frente a mi trabajo, porque creo que estadísticamente todos los días se hace el mismo ruido promedio, que las señoras que salen a barrer temprano, tienen también su rutina religiosa; a cuatro casas, un albañil también sigue un recorrido como todos los días y recoge tablas mientras se fuma un cigarrillo. entonces ahí me tienen sentado en los escalones de la puerta frontal, viendo a todos pasar, casi casi la rutina perfecta. he visto pasar todos los días a las mismas personas, con diferentes ropas, diferentes humores y diferentes conversaciones. inclusive he visto y no entiendo del todo porque, los carros siempre son propensos a chocar a media calle, es decir justo frente a la oficina.

he comparado los histogramas de sonido y parecen tener los picos de audio a la misma hora, supongo que tiene mucho que ver el ritmo de los semáforos, si alguien despierta de mal humor y se le hace tarde, entonces acelera como desquiciado y pasa más tarde y aprisa, o gente que despierta y manda todo al carajo y decide no ir al trabajo, porque sienten que no nacieron para eso y sencillamente encontraran otra cosa que los mantenga despiertos de lunes a viernes.

Todo el ruido que anda por la ciudad es el mismo y se va compensando con los ruidos que están ausentes a momentos del día. llegan como de golpe y así se retiran dejando estruendos a su paso. no tengo muy en claro porque específicamente en esta etapa del año, de mi vida o de la semana, tengo esta obsesión por el ruido y lo que en el habita, algo tiene que me mantiene con el ojo atento, buscándole motivos a lo que llega a mi oído. podría ser una relación estúpida, para advertirme que me voy a quedar sordo y eso sería el fin de todo, porque entonces no te escucharía al volver.



9.4.14

Sophie



Anoche vi a Sophie y es encantadora y magnifica, de agilidad mental impecable, y eso lo sé por el tipo que al final de la plática se puso de pie y le grito enérgicamente: usted hace pura basura. ella algo sorprendida le respondió: ¿por qué se ha tardado tanto en decirlo?

Nunca me había sentido tan identificado con otra persona, bueno ella está en otras etapas y se ha encontrado y sabe quién es y a donde va; aunque estuvo perdida al principio, eso es algo que ha pasado, son aguas viejas y ahora se tiene bien en claro. pues yo estoy en el extremo contrario, al comienzo, perdido completamente, aislados y sin saber a dónde voltear, aunque sophie, S de ahora en adelante para facilitar el anonimato, siempre dice que debes ver primero interiormente y luego lo cercano. Existe la posibilidad de que no lo sea exactamente lo que dijo, porque estaba muy distraído todo el tiempo.