24.11.14

Todo esto que está pasando tiene un nombre que no consigo recordar



Los hechos son los siguientes:
  • Es invierno
  • Es Monterrey
  • Es el aroma


Después de aquí, simplemente quiero escribir, escribir hasta vomitar, escribir vómito, purgarme, dejar todo en las condiciones como lo encontré; pero la ciudad es tan calma y el invierno tan suave, no hay nada que pueda hacer, no hay nada que quiera hacer. luego quiero como apagarme poquito y que sea martes, que las lluvias suaves, los deberes y tus comentarios agudos. Que el bar se encuentre con poca afluencia y la chica que suele llevar la contabilidad me salude como si me conociera. La rutina obligada de agregar una escala más al viaje de regreso; unos cuantos cigarrillos en la esquina adecuada y todo está en orden.

¿Alguien realmente tendrá el tiempo adecuado para disfrutar está ciudad?

Ver las personas cruzando mientras el semáforo esta por cambiar, las oleadas de autos, todo el lugar repleto de espacio, un silencio que fuera de ser incomodo es extrañamente entrañable.

Si doy los pasos adecuados en la dirección correcta podría imaginarme con suerte. 

¿Lo ves?

Mejor me hubiera quedado en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.