26.8.14

Stills


Le decía a S que probablemente le sigo cayendo bien, porque no me conoce del todo, no conoce mis momentos turbios, esos que quisiera pasar de largo. me ha dicho que así pasa con todos, que es muy difícil conocer realmente a una persona. Sobre todo ahora.

Si de pronto despertara conociendo a las personas que me rodean, creo que sería un día horrible.

Por más que trato de acelerar el ritmo, la ciudad sigue sobrepasándome, no logro encontrar el equilibrio adecuado entre verte con la calma que te mereces  y encontrarte con la rapidez que quisiera. en algún momento tendremos nuestro equilibrio, porque no todo puedo ser tan malo si sigues apareciendo esporádicamente. Mis notas se tornan breves bocetos de tu rostro, tu cabello creciente se inmiscuye en los pendientes del día. Nadie entendería lo importante de asignar notas de lo que acontece. No, no es una desconfianza absoluta de la tecnología, pero es tan frío y de prisa que no puedo disfrutar todos los matices que me traes.

De pronto todo se ha vuelto una veda absurda de acontecimientos, ya no tengo permitido si quiera figurarme la vida. Solo queda estar calmo, disfrutar los tragos amargos del café, los calores desesperantes y todo el tráfico. Aun así, después de todo esto, tengo la esperanza de coincidir en un andén del metro, con las personas corriendo en direcciones distintas, tener un breve tiempo para apenas darme cuenta que sonreímos como idiotas. después de todo este tiempo, creo que no término por acostumbrarme a estar conmigo, no quiero decir que es del todo agradable, hay días en los que le tengo breves momentos donde puedo alejarme un poco y pensar que la historia es distinta.

tengo bien en claro que por las noches antes de dormir probablemente me diriges alguna mirada entre la ferocidad de la ciudad que de vuelca a tu ventana. Sorteando cada vez una suerte más difusa, sé que se aproxima un instante donde todo será diferente, no importara la hora del día, ni el día de la semana para decirte lo que he estado esperando para reconfortante en tus ojos, en tu mirada.


he dejado gradualmente de tener sueños alucinantes, poco a poco la imaginación se va ahogando en el cansancio. En momentos de lucidez, tu silueta se escabulle por mi ventana, mueve algunos pinceles y desaparece. Sé que te he visto más de una vez en distintos lugares, pero este destierro estúpido es una salida fácil. En algún rincón de la ciudad, donde la marginación se acumula, probablemente es ahí a donde debemos dirigir la velada de nuestros intereses huecos. Si, te he llamado más de una vez, pero también he cambiado el número para no molestar. Así. Que este tono de error es lo más cercano que podemos estar. Las últimas noches incluso he no soñado. Mi padre viendo mi preocupación me ha dicho que hay unas pastillas para soñar, algo de mi atención difusa fue lo que entendió.

18.8.14

Laguna Azul



Los ríos de luces se desbordan por las vías de la ciudad; hay algunos chicos esperando el último autobús; el guardia de la estación parece haber olvidado el código de moral, mientras les observa con continuidad. siempre he tenido algo de fobia a las alturas, específicamente a la sensación de querer caer, el mirar decidido pero no tomar la iniciativa. hay personas recorriendo con la prisa que la noche suele agregarle a los espacios. los chicos han retomado su sesión de despedida mientras el guardia da un rondín, han olvidado algunas latas en la cornisa, entre los movimientos y los juegos las han dejado caer, una ha ido directamente a un auto, pero todos han acordado pasarlo por alto. el tiempo de espera se ha alargado más de lo normal, no tengo en claro si fumarme un cigarrillo o ver las escaleras. el guardia ha regresado. mi cigarrillo está roto, creo que debería dar una vuelta o dos. le he visto subir las escaleras con un movimiento suave; ella por su parte me ha visto al verle, trato de no querer voltear, de no tener una imagen más definida, pero quiero recordarla un poco más. al final se ha resuelto abordar la estación, mientras las rejillas bloquean nuestra visión; No quiero saberle y eso lo tengo bien claro, pero quiero recordarle aunque sea con una imagen desfasada, de pronto los ríos han vuelto a fluir, han dejado varada una laguna cercana, y está ahí y lo sabes, yo también lo sé. entre las calles aledañas apenas se puede diferenciar, pero oye, es nuestra laguna azul, nuestro pequeño secreto, el punto de reunión, la excusa para partir y también el oasis por excelencia sin salir del día en curso

17.8.14

Biodegradable


Llevo semanas muerto. es un hecho, es algo que sucede, que se lleva a cabo durante la iteración de la ciudad; las manos me han perdido el gusto y apenas y puedo moverlas, los ojos se van en direcciones contrarias, incluso, no puedo terminar de enfocarme en lo que quiero pensar del todo.

Me asalta el pesar; la náusea me mantiene al margen de cualquier decisión. no he tenido la valentía de tomarla por las acuarelas, del recorrerla con el suave pincel, de dejarle las marcas entre las mejillas y la sien; llenarla de colores muchos, de la vibrante alegría que poco a poco se va amontonando en las hojas.
Por el contrario, la voz quebrada y las oraciones nocturnas, son la alarma perfecta para mantener en jaque a cualquier frenético.

Supongo que ha todo esto, la única constante es el calor, el calor que derrite y te hace estar más arraigado a la tierra, la misma tierra que te amarra, te regresa el calor y lo jodio que le haces todo los días, que te regresa por otro medio el veneno de tus acciones.

El eje central de todo esto, es que el arroyo ha permanecido seco más tiempo de lo habitual, que el agua ha decidido tomar un curso diferente, que los autos no saben nadar del todo y nosotros no entendemos los símbolos de la naturaleza, así que nos complicamos inventando uno ajeno a todo, uno que solo nosotros podamos deformar y sentirlo nuestro y quebrarlo; esa es la finalidad de todo.

12.8.14

Amistad




La amistad es un poema, un poema en hoja, que con el tiempo se desgasta y se desmorona. la ciudad es un rayo, que sucede sin pensarse del todo. Una combinación caótica entre el tiempo que te requieren las relaciones y lo rápido que sucede esta cochina ciudad.

uno tiene que tener reflejos prestos, pues en el recorrido diario, hay situaciones que se van improvisando entre la gente que circula, uno tiene que tener cuidado, todo es un rayo, un letal con un nombre esperando caernos por sorpresa.


No puedo andarme por la vida predicando el no odiar lo que acontece y las personas en autos que piden les cedas el paso cuando es claramente una vía peatonal. los momentos incómodos de encontrarte conocidos en los recorridos y tener que bajar un poco el volumen de la música, el caer en cuenta de que la poca interacción siempre vuelve vulnerable las relaciones. luego me asalta la duda de si debido a la poca memoria de los peces, es que se puede llegar a tener un vínculo con los mismos. no espero que mi pez me odie, ni que mucho menos trate de matarme cuando duermo, aunque siendo sinceros, cualquiera podría matarme mientras duermo, tengo el sueño más pesado del mundo. Anoche justo estaba durmiendo  y un relámpago me despertó en la madrugada, no tengo en claro si primero mi cuerpo sabía que caería  un rayo y despertó tan solo para verlo/oírlo. la verdad es que pudo haber sido el impacto del rayo lo que me ha despertado y la reacción fue demasiado rápida y alcance a verle/oírle.

6.8.14

SRRY

Lo siento.

2.8.14

This is your Balzac, your Brookside and your Bach.

Quiero dejarte unas miradas perdidas entre las manos de las personas que van aferradas a su rutina, entre las conversaciones sobre el clima y del fútbol. dejarte el ruido ensordecedor de todas las personas cruzando unas frases sin sentido. las reuniones de emergencia en viernes mientras todos toman nota. los post-it en las ventanas mientras la gente trata de solucionar el mundo. las viejas relaciones emergiendo en las esquinas cercanas. el claustro del arte y su manera de ver las cosas; las breves y fugaces “frases brillantes”. la decadencia absoluta de justificar las criticas objetivas con una copa en la mano. los tipos bohemios tratando de mantenerse al margen con alguna chica distraída; las maravillas de una ciudad que sangra a cada momento.


El tabaco con sabor extraño que cargo, los cigarrillos mal formados y probablemente deshechos. las tazas de café negro con demasiada azúcar. los silencios entre escenas de sexo en películas de culto, espacios desnudos entre la sala de tu casa, la ventana y los cerros vecinos como voyeristas.