28.9.14

Rosebud


La he visto salir del restorán, la ciudad seguía en su  micro-ficción de lluvia; se ha levantado el cuello de la gabardina mientras buscaba un cigarro entre sus bolsillos. De pronto todo tiene una claridad absoluta, el aire de la madrugada aunado al juego de sombras y siluetas dan como un pequeño espacio y todo está en orden, algunas personas siguen durmiendo, otros más siguen buscando pleito en las calles; quisiera mantenerme al margen. me mantengo al margen.

He dado la vuelta equivocada en la esquina correcta. no hay nada para mí en esta calle, siquiera tu casa. esta zona de la ciudad siempre ha mantenido una especie de velo con los años, un aura que los vecinos se esfuerzan por mantener. la fuente ha estado encendida desde el día anterior, no hay más ruido que el agua acumulándose .

Todos es una curva de aprendizaje que se encuentra incrementando en todas direcciones, todos toman ventaja de la situación, yo también lo hago.

Perdiendo mi tiempo en tus manos y en lo que ven, en los espacio que dejan entre las hojas; las viejas hojas llenas de dibujos burdos y creencias estrafalarias. el espacio público ya no tiene el mismo significado para mí.

por unos segundos he perdido el contacto visual entre algunos postes de luz, he perdido la trama y el eje de seguirte una noche de verano.

fasa perro.

the snow is falling

22.9.14

Superstición

Eres mi ritual favorito para el día comenzar, apenas despertar, el verte a un lado. Lo que sea que eso signifique. abrir las cortinas, salir de la habitación, preparar el café. Durante años la rutina invariable, abrir el refrigerador y buscar la leche. sacar la basura; resulta ser lunes. dar unas vueltas a la plaza y regresar al sillón, encender un cigarrillo para aligerar las noticias del diario.

La habitación sigue intacta, tú presencia también.

 Sigo teniendo algo de fe sin sentido, eres mi ritual por excelencia entre juntas, reuniones furtivas y la hora de fumar.


Eres mi superstición, pues aun y cuando todos dicen que debería claudicar, el saberte me hace mantenerme firme en mi decisión. son tus labios la creencia perfecta. no hay más.

10.9.14

Leave the city and come home

“Es una aberración enorme el estar enamorado y no querer ver la luna por las noches, el no querer llenarse los ojos de todo lo que le rodea.”




Quiero romper la veda, llamarte como fingiendo estar ebrio. decir cosas de golpe, sin sentido y sin pretensión alguna. escuchar a todos los loros que invaden la plaza por las tardes, ver como caen las hojas entre tanto alboroto. dejar el fastidio de los taxistas y las historias infinitas que siempre merodean sus presencia.

Quiero la tarde, la tranquilidad y los días.

Quiero todo de regreso.

Crimen.

Dos ebrios sobre una motocicleta, tomando las calles nocturnas, imponiéndoles ruidos. Bonita imagen para empezar un martes, bonita imagen para ir librando el entrelazado de tragedias que va mostrando con alegría septiembre. siempre está sucediendo algo, solo que tenemos tanta prisa para notarlo. Septiembre comenzó con su bota en mi cuello.

no tenerte cerca es un crimen, uno que se sufre a cada momento. no tener siquiera el eco de tu voz cuando las tardes, ni la sensación de extrañamiento cuando los cigarrillos se terminan.

Todo parece estar teniendo una especie de reset, las bancas se están vaciando con rapidez.

4.9.14

Yo soy ausencia.

Toda ausencia implica un viaje, un recorrido de alejamiento.
Lo nuestro es un trayecto sin escalas entre nacer y morir. Desde el momento primero uno se vuelve ausente, luego, esa ausencia se va acrecentando, se presenta al final del recorrido. Somos cambiantes, fluctuamos entre positivos y negativos, partidas y llegadas. Tratarnos de llenarnos con todo lo que nos rodea y al final, en el momento clave, resulta que uno tiene que aligerarse para llegar.