12.12.17

Mr. Tambourine
























"He pensado que las calles están solas por la hora, pero resulta ser el día 12 de diciembre y se les permite a las personas soñar más de lo que acostumbran."

No estoy seguro de si mañana tendré la oportunidad de divagar el pensamiento rumbo a la oficina, de tener la certeza de la impuntualidad y los ojos resecos. A momentos la ola de la ansiedad me arrastra a la costa de los pensamientos abrumantes y el sabernos fugaces, que cada momento que sucede nos queda menos vida. Lo detestable no es saberse morir, es saberse atrapado en un semáforo en rojo. No se si  esta mañana sea del todo yo, o sea una mezcla de alguien quien solía ser, que se ahoga en tiempo y labores cotidianas.  El campo está lleno de niños y niñas jugando, el equipo es casi equitativo en género y números, nunca terminé de entender cómo es que al global de personas menores de distinto género se les denomina niños. Incluidas niñas y demás, es algo que para mí nunca tuvo sentido.


Toma tus pertenencias y sal temprano por la mañana, pero no avises a nadie, y si escuchas alguna voz tratando de persuadirte mientras doblas la esquina y el sol se levanta cegando tu camino, que sepas que al final de cuentas, cuentas contigo.

17.10.17

Love like a sunset




Es lo más absurdo dos personas caminando, es lo más absurdo verlas tomadas de la mano. Yo en su lugar buscaría algo más representativo de la afección que sucede. Estaría como queriendo contener de un bocado al ente mismos. Pero ese es el dilema el querer contener y saberse distante como quien riega una planta y le da sus días a la tierra para que absorba lo que necesite o disponga de la humedad de la manera que mejor le plazca. Así mis bocados breves en tus labios, tratando de contenerse, pero conformándose con-tenerte brevemente. Detesto el fugaz viaje de trasladarnos por medios ajenos al simple hecho de caminar y tener que concentrarse en dirigir el trayecto mientras tú te conformas con ver lo demás o revisar alguna notificación.


10.10.17

Un.día.cualquiera



Tripas de paloma, el ruido del tráfico, el olor a comida rápida; un atardecer como cualquier otro día.

Me gustaría decir que se trata de una poesía, pero es un día cualquiera en la ciudad. una tarde que muere a los pies de la congestión vehicular mientras el aire arrecia el otoño, la lluvia sigue el camino a lo largo de las calles. caminar, notificaciones y distracciones constantes; apenas y puedo recordar el hilo narrativo de mi pensamiento. no recuerdo la última vez de un ataque de nostalgia, suceden demasiadas cosas, pareciera que la finalidad de la tecnología es distraer en lugar de facilitar. la brecha que se supone debió desaparecer se acrecienta como la siguiente oleada de carros a la espera de la luz verde.

La rutina se debe hacer de manera breve para garantizar su asimilación, no hay aprendizaje en una ejecución rápida de las tareas repetitivas. Queda la esperanza de que en algún punto entre la llegada y el deceso pueda tener un punto cumbre y vivir de manera óptima, saber que me hago experto cada día que pasa. me agobia la muerte.


Me gustaría tener una idea unificadora de todo lo que he venido tecleando desde el comienzo, pero solo es un fragmento entre la deriva de llegar a casa, una ventana durante la hora pico, un chascarrillo de elevador o la conversación respecto al clima mientras se busca algún vínculo más profundo. 

6.10.17

Instrucciones para usar un paraguas.





Se le debe denominar jueves, primeramente, con el espíritu de septiembre aún y cuando se trate de octubre. Se debe estar distraído, con la mente en el presente e ignorar lo venidero. Se debe tener al susodicho instrumento listo para cualquier eventualidad. se debe voltear al cielo y confirmar la lluvia ya sea de manera visual o de manera táctil. Una vez ocurrido lo anterior se debe proceder a tomar al artilugio que impide el contacto directo con la naturaleza. Este instrumento absurdo que nos provee un techo móvil. Se debe activar con prisa, abriéndolo como si de ello dependiera tu vida. Se coloca sobre los seres queridos contiguos y se mantiene a la par de los movimientos. Felicidades, si ha seguido correctamente los pasos anteriores, es usted el flamante usuario de un paraguas.


Nota: no confundir paraguas con sombrilla, pues los pasos son distintos y pudieran no tener un funcionamiento eficaz.

23.9.17

Lullaby


 Y, ademasvos queres sol





Es una especie de despertar, una sensación de somnolencia que no terminas de comprender. De pronto estás atrapado entre los años de adolescencia y no sabes ni entiendes el porque de lo que sucede. Es sábado al mediodía y caminas sin rumbo, confundido entre sentimiento y deberes. No hay explicación, ni tarea definida, solo se tiene la certeza de que algo ocurre, pero estás tan encerrado en ti que apenas y puedes ver.
Es de manera absoluta un lugar al que no se puede volver, ese lugar lejano absurdo y cálido. Todo se encuentra bien, pero hemos perdido la pista. Lo que sigue es una lucha constante por no ceder, por tratar de convencerse a unos mismo de mantenerse en esta ruta absurda.

Resignarse es la clave, no hay más. nunca volverán las tardes de otoño, con el clima ralo al respirar. ni las despejadas mañana por la preparatoria donde todos seguían en clase y la vuelta al baño se prolongaba más de lo debido. no hay tardes de vagancia entre tareas de equipo ni el no tener con quien convivir.

Son espacios aleatorios dentro de todo lo que se vive y no hay una coherencia absoluta. brincos de linea que no termino de comprender y aún así no puedo codificar la soledad, así que concluyo en el resignarse y avanzar, porque de eso se trata la vida, la ciencía y todo lo demás, avanzar.

13.9.17

This fucking place called job / Este estúpido* lugar llamado empleo






Despiertas.

Te quedas esperando, tienes prisa hambre y sueño.
Te lavas los dientes mientras desayunas; brincas dentro del auto.
Sortear el tráfico, los semáforos y la contaminación.
Tienes voces que no conoces, tienes miradas en los autos laterales; tienes espacio en el cual otros autos se adentran. no tienes espacio. no avanzas.

Tienes este lugar con la luz adecuada y un clima adecuado, que puedes utilizar en cualquier momento.

El tiempo baila a tu alrededor, se esfuma y sigues en este espacio con iluminación adecuada y el clima adecuado. y todo pasa rápido a tu alrededor. las personas continúan con sus vidas, con sus logros y sus metas.

Lo único que puedo ver es como a veces se llena y vacía el bote de la basura; lo único constante es la iluminación adecuada y el clima adecuado, que puedes utilizar o no.


Te oxidas no te queda nada, te esfumas, te marchitas, se va todo por el retrete.

No te queda nada.


De nuevo trafico, semáforos, autos, espacios y más autos dentro. luego no hay espacios. luego te cansas, sin ánimos, sin ganas de seguir. solo queda masticar algo mientras da la hora de dormir.

Brincas de nuevo, corres a prisa, te quedas en la cama, cansado, derrotado sin ánimos.

Este puto lugar llamado empleo.

14.8.17

Gardenia

No.
¿Por qué comenzar con la negativa, como el default ante todo?
Como si de la zona de confort se tratara.
Me gustaría tener en claro todo; tener la precisión de la pluma fuente. Tajante ante el papel y directa. Trazar en claro la idea, no tener que darle vuelta al asunto.

No olvidar letras al escribir.
No brincar conceptos ni espacios.
Lo siento.
                La dislexia ataca.
                               Mi ineptitud coludida.}}
}



No hay escape  










RAW

No hay sentencia que dé seguimiento a la frase absoluta.
No hay nada. Silencio. Contemplar lo inevitable cada día.
Me siento vacío.
Cada día comienza con una pregunta y finaliza con una respuesta.
La pregunta es: ¿Qué clase de día será?
La respuesta siempre es: Hoy
Uno especie de repetición sin sentido.
Una plana de situaciones que no termina de concluir.
Hoy más que ayer.
Ayer más que hoy.
Mañana más que siempre.






Dice M que es como volver de vacaciones y estar “oxidado” olvidar poco la motricidad al trazar y escribir raro. Que sigue todo ahí, solo hay que despertar poco a poco 

17.5.17

Pacto


Recuerda los días venideros, las tramas absolutas sobre lugares específicos, las conversaciones llenas de cafeína y cigarrillos, el cotilleo en los puentes y ver a las personas menos agradables caminando como amigos de toda la vida.

Hay huecos en la ciudad que van llenando de palabras pendientes, de todas las frases cortadas y breves interrupciones que nos suceden, como por ejemplo el sábado lleno de trafico mientras el receso sucedía a la par.

Recuerda.

Eso, el vagar. No hay más.

Schrödinger Kiddo




So, en un comienzo todo estaba claro y sabía a donde ir y que hacer, pero poco a poco fui menguado en muchos aspectos. Y es que siempre he fluctuado entre lo creativo y lo racional. Maybe im two kind of persons. Maybe not.


A veces creo que uno va por la vida en cierta dirección y se va acumulando. Se va empalmando uno consigo mismo y su antecesor. Hasta llegar a nuestro destino y ser una especie de super yo concentrado.

Hay otras veces en las que no nos dirigimos al mismo lugar, y tenemos chispazos de coincidencias entre nosotros. Esa idea que llega brevemente, ese plano en claro de qué hacer.


Al principio de mi vida, llevaba la misma dirección que mis posibilidades y acumularse y amontonarse era hermoso. No había duda alguna de ser. Pero luego en el 2012 comenzó una separación (anexo foto ilustrativa) y nada volvió a ser igual. La victoria racional prevalecía, sobre todo.


Hasta hace unos días, dónde de nuevo todo parece ir obteniendo capas y generando una profundidad que no puedo explicar del todo.


11.4.17

VL




Es 1993 y de pronto hay un furor absurdo por la imagen y actitud de tipo rudo, poco a poco se expande por las regiones hispanas. En parte se debe a la película sangre por sangre; en parte a la cultura de las calles. Los tipos malos y rebeldes por fin son el objeto de admiración, el modelo a seguir y se vuelven los tipos cool. Ser malo, rudo y malhablado es ahora un símbolo al cual añorar.
Los tipos dentro de esta corriente se vuelven un grupo de poder, ser bully es cool; ser bulleado no tanto. Los que sufren de acoso y molestias son grupos distintos por igual, pero dentro de esos grupos existen personas listas que enfocan su ira después de ser acosados, molestados y golpeados a planes futuros, a tener buenas notas, a salir de este ambiente. Aspiran a tener buenos empleos con magníficos sueldos y ser de pronto los jefes de esas personas que abusaron de ellos durante tanto tiempo; el rol cambia, ahora ellos abusan, pero en otro sentido, en exceso de trabajo, jornadas largas, sueldos breves y demás situaciones precarias que generan un circulo vicioso.
Su plan no da resultado. Dentro de la cultura del 93 (AKA Sangre por sangre: el efecto en el bullying y demás factores culturales) el trabajo dignifica al hombre. No importa que tan malas condiciones se tengan, el esfuerzo continua, la paga sigue llegando. Esto vuelve locos a los grupos de poder intelectual, no encuentran la manera de vengarse, más bien, no logran que las personas de las cuales se están vengando, noten que es una venganza.

Hay una convención. Hay consternación, no saben lidiar con la ineficiencia del poder, hay discusiones acaloradas, pero no llegan a nada. Hay un receso y de pronto surge un plan. Varios de los asistentes son miembros de la RAE, así finalmente después de mucho, llega su venganza:

Oficialmente Vato se escribe ahora Bato


Pero en inthehood el feeling es el mismo. Vato. Sigue teniendo el espíritu de los pantalones tumbados y la playera holgada. Incluso cuando lo pronuncian, siguen teniendo la V en la mente.

14.3.17

Looms



A la muerte se le gana todos los días y a veces simplemente no. se le enfrenta y el despertar implica una victoria.

Quiero destruirlo todo hasta las cenizas, no dejar bordes ni espacios. Desaparecer. Surfear el trafico como un día de vacaciones, llegar a tiempo y ser un modelo estándar a seguir. Ayudar a los que me utilizan a tener mejores ganancias, escribir rápido y no perder el tiempo; involucrar procesos capitalistas dentro del vacío que crece cada mañana, tener menos tiempos muertos durante la ducha. Salir temprano de casa para poder ceder el asiento en el autobús. Cruzar la calle antes del cambio de luz, esquivar los charcos uno a la vez. Sortear los peatones a contraflujo y los vendedores ambulantes como minas de un trayecto ciego. Un autómata de las aceras y los cruces peatonales, la luz del celular interfiere la periferia de mi visión. El silencio interno crece mientras el ruido ambiente hace una especie de fade-in, la señora de junto se preocupa por el almuerzo. El mar de gente me abraza cada tarde, trata de juntar los pedazos de quien trato de ser. Voy disfrazado tratando de jugar un rol que no me pertenece, viendo por la micro-ventana como juegan fuera todos mis compañeros, hacen gestos con sus manos mientras me animan a integrarme; trato de no prestar atención mientras reviso el correo, no quiero distracciones.

Voy hilando las pocas palabras que llegan entre tareas, la hoja se va llenando a la par que va perdiendo el sentido, pero es bueno poder hacer varias cosas a la vez, perder la capacidad de concentración y dejar todo inconcluso. Me he quemado más veces de las que puedo recordar, cada día descubro una nueva torpeza, mis dedos se atrofian poco a poco, mi vista se mantiene. No es la mejor condición, aunque para ser sincero no es mi mejor mes; soy más bien como la ciudad, deberías verme radiante durante el otoño, en los momentos en los que la neblina se hace presente y la luz toma un papel protagónico, no es que sea del todo fotogénico.

Hace unas noches soñé que me perdía entre los pliegos de la persiana. Afuera amanecía, la calle tenía algo de humedad de la noche anterior. Los recolectores de basura estaban esperando terminar la calle, luego de unas casas más retrocedieron. La monotonía de mi sueño es una señal de que a estas alturas la sorpresa ha escapado del todo. Quiero soñar acerca de ella, de su piel suave, de los momentos de silencio, del vibrar incesante, de la torpeza repentina. Aún tenemos movimientos mecánicos que culminan fuera de nuestras dimensiones.


Con este texto no pretendo nada extraordinario, pues a la muerte se la gana todos los días y a veces simplemente no.

Suena la alarma.

Es hora de despertarse.

19.2.17

Domingo19

Estoy solo.

Bebiendo solo

A la orilla de la mesa.

A orillas del mundo.

Expectante, buscando quién soy.

Estoy yo.

Estoy diferente.

¿Que buscaba al llegar aquí?

¿Que buscaba al irme?

¿hay algo distinto?

¿todo sigue igual?

Todo sigue igual.

Yo sigo igual.

Soy un fraude.

¿Quién no?

Todos mentimos.

Nadie es quien dice ser.

Nadie es el filtro que dice.

Somos distintos en proyección.

Somos los mismo en escencia.

Nadie miente.

Yo miento.




Estoy solo.