6.6.18

Cómo ser un escritor



Comenzaré por decir que se debe escribir la mayor parte del tiempo y no perderse entre la pretensión de querer deslumbrar a la gente en los bares; dejar de lado el querer tener una conversación amena con una chica desconocida. Saber escuchar cualquiera de las cosas que la gente gusta de soltar repetidamente; se debe tener el carácter de la costa, siempre en constante lucha con las frases y situaciones venideras, recibir los golpes y fingir que no se cambia -aunque en el macro de todo, en una pequeña escala ese encuentro desgasta y se lleva una parte- afilarse con cada conversación, pero ser breve en cuanto a lo que se dice cuando no se está escribiendo. escribir todo, de todo por irrelevante que pueda parecer. elegir tu bebida, beber y seguir bebiendo a la par de lo que se teclea - puede ser agua-. tener siempre donde descargar lo que llega del golpe, por anticuado o moderno que pueda resultar. saber que de cierto modo es una catarsis que podrías olvidar repentinamente a media conversación una noche calurosa entre un parque y un centro comercial. Creer en algo, ser suave con las creencias de otros. Escribir en crudo lo más posible, aunque esto puede quedar a consideración de lo visceral de sus gustos.




pero sobre todo, escribir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.