5.9.09

Fragmento A

A veces llegas a mis sueños, recurrente como una ola, llegas decidida y con fuerza borrando los vestigios que hay en mí.

En otras ocasiones, no llegas, sino que apareces, como las flores en primavera, el fruto en los árboles o lo profundo en la mirada.

Después te vas como el aire, cuando lo exhalas, rápidamente y sin poder notarlo. Te me vas casi sin que te sienta

Y eso no seria gran problema, el problema es cuando te desapareces como el recuerdo de algo no tan intenso, como una gota del precipitarse sobre un vaso. Te mimetizas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.