22.4.11

Obsesión

Supongamos que te obsesionas con una poesía.
Una poesía muy bella.
Una poesía  que más que delicada es completamente concisa.
Y ahora supongamos que puedes hablar con ella.
Que le dirías, su idioma es puramente hermoso.
Ser hermosa es su naturaleza.
Así me siento con respecto a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.