17.7.11

*

Alguna vez, de tantas que fui adolescente. No tenía idea de que hablaba, pero lo hacía con seguridad. Algunas otras, sabia que quería decir, solo que contigo ahí no me atreví. Y de tantas tardes que paseamos juntos, me hacen alegrarme al ver el sol. Pero en las noches la luna me pone nostálgico. Luego recuerdo lo que alguna vez leí por ahí: “vive tu vida, sonríe y se feliz. Trata de no maltratar mucho tu cuerpo y mucho menos tu corazón. Respira que para eso estamos aquí” y la edad se vuelve parte de tu vida y aprendes cosa que a veces no son útiles pero te gusta que te pasen, como tu mirada. Y no se ustedes, pero la vida está bien para mí. Podría hacerlo una o dos veces más [mientras no te alejes de mí].

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.