7.7.11

Forever for her (is over for me)

Anoche soñé con ella sabes, estábamos en el jack rabbit slim`s, el restaurant ese que sale en pulp fiction. Ella -está de más decirlo- me ponía nervioso,  como en la vida real. Solo que en el sueño nos divertíamos más. No es que tenga un concepto desviado o anormal sobre “diversión”, pero  poníamos nuestras cabezas sobre la mesa, nos veíamos de frente. En algún momento sujete su mano. A veces en la realidad me pregunto cómo será esa sensación. Siempre es diferente, bueno al principio. No me gusta el chocolate. La única vez que sentí la necesidad de chocolate, fue en el 2005 a finales de semestre, en la preparatoria. Sabía que había reprobado, esa sensación de culpa que te sigue y llevas contigo. Esa tarde mi padre me llevo a  la preparatoria. Supongo que el ya lo sospechaba, sobre todo después de pedirle que se detuviera en un oxxo para comprar un chocolate. El sabe que no me gusta, lo descubrió una tarde, cuando llego con dos chocolates. Me compartió uno mientras conversábamos. Fue horrible. Obviamente el chocolate, porque las platicas con mi padre siempre son amenas. Luego, viene a mi cabeza las imágenes de mucha gente. A veces te veía poquito, y a veces no. Como en la vida real. Creo que todos tenemos desordenes alimenticios, o al menos nunca he visto a nadie ordenar su comida. Luego pienso que esta ciudad es muy pequeña y aburrida. No tanto como la generación de los 90s. Creo particularmente que están perdidos, no todos.  Y Entonces todo es como el verano del 2007.porque déjame decirte, por si no te has enterado que desde que te fuiste me quede atrapado ahí. Entre el cabello largo y las ideas revolucionarias, el cumplimiento y la responsabilidad. Y si supiera que hacer, pues lo haría. Y el problema es que escuche “para siempre” cuando en realidad era un “nunca”.

2 comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.