19.9.11

Lunes


Hoy me voy a dar un tiempo para escribir, para detenerle el ritmo a lo ajetreado de la vida. Pondré música suave, y las palabras que mi mente capto a lo largo del día irán saltando solitas al espacio en blanco. Se aferraran con tal fuerza a la hoja que no podre quitarlas ni aunque quisiera.  Entre todo esto que viene pasando palabras llegan en momentos inesperados. Como cuando por suerte encuentras algún libro olvidado y al abrirlo encuentras la frase:
 “haz lo que tengas que hacer”
Las razones te van a comer el cerebro. O algo así dicta la norma de vida. Alguna vez les dije que mi vida no gira en torno  a nada en específico. Es decir no gira alrededor del diseño, ni de las cosas que me pasan en la escuela. Las situaciones de estrés que tanto me encantan. Las incomodidades que ocasiona la gente. O ese delicado y sutil perfume que llevas con tu alma. No. Para ser especifico ni yo sé en torno a que se desarrolla. No me preocupa, en las noches puedo dormir tan tranquilo como la mayoría de las noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.