28.11.11

Oye ¿Dónde ha quedado todo?

Sabes lo estuve pensando la noche pasada y no encontré alguna respuesta clara. Después de todo lo que no he dormido, la solución me golpeo en la cara. Recuerdo que me dijiste alguna vez que no tenía posibilidad alguna para ti. Y ahora es más difícil de lo que solía ser. Pero sabes todo el mundo lo hace así que no creo que este mal. Tomarte por la mano las primeras 500 veces nos volvió algo menos sensibles pero te prometo que la 501 será mucho mejor, porque será algo que anhelamos. Ya no hay nada que pueda decirte, ya no hay nada que quiera decirte, más que sigo igual que siempre, solo que un poco más demacrado. Que he olvidado donde puse mi lapicero y eso me entretuvo un rato. Que tengo un nuevo trabajo donde nunca lo pensé. Pero asi es este asunto que llamamos vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.