15.1.12

15


A veces me haces querer ser paranoico. Aunque sé que eso no sería suficiente, pues nos queda el mundo por delante de nuestros pies, los pasos que no hemos dado aun, las canciones que no hemos tarareado juntos y las cosas que aun no sabemos qué sucederán. Algunas viejas situaciones que se nos harán familiares. Nunca nos quedará el ocaso. Unos cigarros que nunca nos terminamos de fumar. El invierno en la ciudad como a eso de las 11 de la noche. Los ruidos y los silencio también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.