9.1.12

El corazón como bitácora de la vida.


He llegado a pensar que el corazón es como una libreta. En la cual esta dividió en espacios equitativos entre amistades, familia, amores y pasiones. Así pues uno le va ajustando de acuerdo a lo que va necesitando en la vida. No hay alguna especie de manual, pero lo único que queda claro es que no puedes tener más hojas. En mi caso he tenido que sacrificar algunas hojas que correspondían a mis amigos, para tener amores. Pues el espacio se me había terminado. El de pasiones y hobbies por familia pues son un factor importante. El de amores por amistades que en la mayoría de los casos se vuelven lo contrario. La vida entera es un canje de variables y hojas de un lado para otro. No tendría ningún problema ni complicación todo esto, pero a mi corazón solo le quedan tres hojas. Por eso he decidido quedarme quieto, no tocar nada. Estar solamente viendo  la vida que me queda. En esas hojas podre describirte, claro que no será un descripción completa pues con tres hojas no podría ni dar una imagen adecuada a ti. Podre anotar algunas actitudes. Tu cabello. Tus gestos. Algunas miradas furtivas y claro desde luego tu voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.