18.2.12

Podría escribirte unos versos que suenen bonitos, pero no quiero.

carta
Recuerdo algo de ruido. Carros pasando detrás de mí. La noche ya entrada. Algunas palabras sin sentido. Entonces podría acercarme y decirte algunas palabras. Unas palabras tranquilas que quizá me muestren alguna sonrisa. La gente comenzó a llegar. Ruidos y conversaciones extrañas. Caminatas sin rumbo. Nada tenía finalidad. En algún breve momento coincidimos de nuevo, y esta vez mientras te narraba algo sin importancia te perdí entre la multitud. Justo ahora esto no importa porque podría ser que regreses de nuevo entre tanta gente, justo como te fuiste.
Bien podría ser cualquier fecha en el futuro, y fácilmente no lo recordaría. De alguna manera somos la misma cosa que éramos ayer. Con la diferencia de que no podre cambiar cuando esto termine. Podría tratar de explicarte cómo es que van sucediendo las cosas.
Lo que creo justo ahora es que la memoria es una mala educada.
Tarde.
Caminar.
Platón.
Aristóteles.
Regreso.
Noche.
Donas.
Tu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.