28.3.12

lentejuelas


Pudiste haberle conocido por medio de tus amigos o en una reunión. Aunque probablemente  lo recuerdas de tiempo atrás…  lo recuerdas distinto, pero siempre sonriendo. En una de tantas salidas el puedo haberle confesado lo que sentía por ti. Si alguien te llegase a preguntar por él, lo único que podrías limitarte a decir seria “es el tipo del pantalón rojo”
Lo verías a diario hacer sus trucos en tabla, mientras cansada ojeas tu libro de historias de Bagdad.  Su mente esta de lleno en cada movimiento y en la coordinación ojo-musculo. Tu mente está perdida entre la arena y el olor a sangre.
Podrías haber intentado varias veces narrarle algún fragmento interesante, pero él se negó. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.