25.4.12

Es una especie de algo que no puedo describir, así que no voy a decir más.


Cada vez que te veo tengo una especie de revelación en donde olvido tu nombre.  Fácilmente tu nombre podría comenzar con I pero luego cambio de opinión y comienza con A. podrías tener cabello ondulo y fácilmente la imagen se podría disipar a cabello lacio. Tu voz seria certeramente cambiante y en cualquier momento podrías decir una u otra palabra. Aun creo que a cualquier instante en que llegue a cruzarme por tu camino me quedare detenido y con cara de imbécil. He decidió  preguntarte tu nombre, aunque en las madrugadas he tenido muchas alucinaciones. No creo que sea causa de la última conversación que tuvimos, la cual no fue muy productiva. A veces quisiera simplemente quedarme callado y que todos hicieran exactamente lo mismo, tal vez pudiéramos escuchar una que otra cosa interesante. Podríamos escuchar cuando frunces el ceño  y haces como algunos movimientos rápidos con las manos, incluso podríamos escuchar la desesperación que irradias y a los tipos que con ella llegan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.