23.4.12

Hay yogurt en el refrigerador


He perdido el rumbo –le dije mientras miraba mi café y agregaba algo de azúcar.- No creo que lo sueños puedan ayudarme en un asunto surreal como lo es la vida. Aunque estoy seguro que podrían darme indicios de que partes de la ciudad debería recorrer con los ojos abiertos. He permanecido en vela pues no me ha dejado el pensamiento desde que llegue aquí. ¿Sabes a qué sensación me refiero como una presión en el pecho que no se va? Podría ser que debiera dejar de fumar y empezar una nueva vida lejos de ti. Alimentarme sanamente y dejar poco a poco cada adicción de mi vieja vida. Es precisamente mi vieja vida la que mantiene despierto, pues sin ella no podría diferenciar esa delgada línea que existe entre el futuro y el ahora. En algún momento me he despago de la realidad que me rodea tratando de seguir mi sombra y estoy en un lado de la ciudad que no conocía, donde la gente es menos amable y desde luego mas callada. He preguntado algunas indicaciones para volver y encontrarme conmigo mismo. Aun que nadie ha sabido darme razón me han dicho que estoy mal licuado de la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.