10.9.12

Alarma


De pronto y cuando menos lo espero suena el despertador.
Estoy atrapado en un sueño, que solía tener.
Era un joven inseguro con pijama color verde y estaba esta responsabilidad que tenía que cumplir.
Había situaciones que quisiera omitir.

La segunda alarma sonó de prisa.
Esta vez todo era un poco diferente, pero me seguía siendo familiar.
Era alguna fiesta de las varias que asistí.
Hacia un frio demencial y llovía un poco.
Todo el mundo estaba ebrio.
En este lugar estabas tú, pero también estaba mi presente y mi pasado.
Las confusiones nunca fueron tan incómodamente agradables.

La tercera vez la alarma no se encendió.
Me levante de golpe, como pensando que era tarde para llegar a algún lugar, en el cual planeaba encontrarte.
Recorrer media ciudad nunca me había entretenido tanto.
Todos estos lugares que se suponían cerrados, estaban destruidos y con estragos.
Lo único que no tengo en claro -de todo lo que ha sucedido- es si está pasando de verdad.
Ya sabes son puros eventos aleatorios

Aun tengo la sensación de que en cualquier momento sonara el despertador, cuando eso suceda tan solo te diré: “quedémonos en casa todo el día”


You got to take me out At least once a week

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.