20.9.12

Día cotidiano


Todos tienen historias o relatos que gustan de contarlos indefinidamente. Justo a la menor provocación, brota de sus labios la historia con detalles. Algo similar es lo que me pasa con tus historias, mis historias, las historias que sucedieron en el breve tiempo.

Por lo general la vida se la pasa llenándome de estímulos, que a la menor provocación de mi parte desembocan en imágenes de ti.Una muestra clara seria este texto, pues es miércoles, estas en medio de un olor nauseabundo y surgen situaciones fuera de mi control.

Encontré una nota tirada en la calle, que parecía cantar las aventuras de tu ausencia una noche de lluvia.

"Cuando Salí de la oficina, no tenía idea del rumbo al que me dirigía. Cruce la calle y di vuelta en la esquina. Fue una sensación de aturdimiento el dejar el clima de golpe. Cuando había pasado la segunda calle, vi un retrato de tu padre, salía muy sonriente.Al llegar a mi destino, lo recorrí completamente y escuche atento las conversaciones. No tengo idea de cómo Salí de ahí. Es gracioso que lo que tengo más presente de todo, es la cochera de la casa de enfrente."

Babe, you know me, this is alright.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.