22.10.12

Es como no hablar de nuevo.




Creo en el amor a primera vista, aunque este hecho nunca es claro del todo.
Creo en su rubor cuando hace calor, su perfume y su cara al hablar de asuntos serios.
Creo en el otoño, en las hojas que caen y la gente que sale a caminar por las noches.
Creo en el tráfico matutino, el café y las platicas sin sentido.
Creo en la percepción distorsionada, el orinar en espacios públicos y las peleas en estacionamientos.
Creo en la volatilidad del tiempo, las decisiones definitivas – de esto no estoy del todo seguro- y las sombras.
En lo que no creo, es en mi memoria ni en los sucesos relacionados con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.