25.12.12

Viento.

No estoy seguro, de que todo esto ocurriera realmente. En un estado no consiente –que es como suelo estar- sería lo más normal. Mi bote de basura estaba repleto de negativos. Afuera los chicos corren con el viento que llega de un momento a otro. Es gracioso por que justo acabo de encontrar mis viejos zapatos con los que pase la niñez. Mi abuelo, no suele ser de las personas más agradables para conversar, después de un largo día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.