18.1.13

La vida tranquila.


Suelo despertar mientras la gente sale de trabajar. Para variar, no tengo que cocinar hoy. Mi vecino insiste en seguir saliendo a fumar en las madrugadas. Mis ritmos de lectura, se van mermando con la intensidad del sol. Hay un número específico de tazas de café para cada día. Los cigarrillos tienen un auge en esta etapa del año. Los puntos de partida son mi parte favorita de cada viaje. Uno está ahí como con toda la disposición y la incertidumbre se llega de pronto. No me gustan las despedidas, porque todo el mundo se pone nostálgico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.