11.1.13

Todo es una apuesta constante


En el mundo de las apuestas, no hay nada peor que alguien que no sabe cuando retirarse. Algo parecido sucede en la vida, las situaciones suelen tener dos caras. Se puede tener una sensación vacía de saber que todo estará bien, a la par de una sensación de un desastre inminente. De pronto tuve la necesidad inminente de correr en dirección contraria, donde sea que me encontraba había un zacate de maravilla. El chofer del bus sabía mi nombre de pila, supongo que eso está bien. El estilo de vida en esta ciudad va terminar por matarme.  Mis amigos esparcidos por ahí, mientras beben como solo ellos saben hacer.

Si me lo pienso bien por unos momentos mientras espero en la estación, creo que he olvidado apagar el calentador.

Creo que cosas buenas están por venir, eso o creo que debo retirarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.