28.2.13

Anagnórisis


No sé cuantas veces he escrito su nombre,
ni cuantas  me ha robado el sueño.
Ella es mi pase directo al insomnio y al sueño, 
es mi dualidad  y mi centro.
Mi anagrama  de índoles diversas, pero sentimientos  definidos.
Se mi anagrama, mi secreto cambiante.
Mi dicha y mi penumbra de cambio constante.
Se mi silencio, pero  también se mi ruido.
Se mi jueves, que yo por ti sería martes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.