18.3.13

Hacer y acontecer


Prométeme el mar, prométeme la noche, las estrellas y ríos, los parajes olvidados, los arroyos secos, las cenas íntimas, los compromisos incómodos, largos transcursos, días aburridos, diarios dominicales, preguntas retoricas y demás artificios relegados.

Yo cambio te daré de bailar, la noche bohemia, el alcohol fluyente, algunas canciones de jazz, las personas que no quieres conocer, las historias difíciles de contar mientras pagas la fianza y el bajo mundo de personas que suelo conocer.
lo único posible es un menjunje, una mezcla adictiva como una speedball, lo que nos va consumir las noches, el tiempo y las fuerzas, los espacios de la ciudad y algunos guiños con películas que no frecuentas ver.
No.
a cualquier cosa a la que realmente me gustaría decir si.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.