11.3.13

Quiero ser poeta, pero mi mamá no me deja.


Noche y menta
Ruido y dolor
¿Dónde termina mi muerte y empieza mi esperanza?
Ya no somos joviales
Ya no somos nada
Hemos fallado como el sol, en su promesa al aparecer
No tenemos nada, ni oscuridad, ni silencio
El margen se ha vuelto pequeño, pero aun hay espacio.

Ya no.
Lo siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.