8.5.13

Acumulador


La ciudad me va dejando entrever sus patrones urbanos, a la vez que la naturaleza le susurra tolerancia. podemos coexistir, podemos vivir el uno en el otro.

Ya ni sé que está sucediendo en este lugar, mientras algunos solo están de paso, otros ni siquiera están consientes.

Lo que creo que pasa, es que uno va por la vida, cargándose de mal karma, como una batería; al final solo nos falta el empuje necesario, la energía exacta para revertir el proceso y creer de nuevo en cualesquiera de las cosas que uno cree. 

Todos somos como una batería recargable, nos andamos por el mundo desgastándonos, degenerándonos y regenerándonos una y otra vez; somos ciclos definidos; pero al final de todo, somos nocivos para el planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.