16.5.13

Cansancio


Hay veces en las que uno se cansa de todo. se cansa por ejemplo de la lluvia, del sol, de los pájaros cantando, de las personas que ve uno a diario, también de las que  no se ven tan a diario. yo la verdad, ya me cansé  y no sé porque – si lo sé- me cansé de pronto y sin oponerme, porque al cansancio uno no le puede hacer nada, es un hartazgo, uno  al que se le tiene que recibir contento, porque es el precio de disfrutar en exageración las cosas. hay gente que se cansa de respirar, pero no se cansa de otras cosas y siguen en un equilibrio que va mutando entre ilusiones y desilusiones.

Lo peor es cuando uno es anacrónico a su naturaleza, va uno por la vida tratando de ser algo distinto; al final simplemente terminas igual, solo que con un desgaste tremendo y el ánimo por los suelos.

La naturaleza no tiene una clasificación definida, no se sabe buena o mala, se le puede decir que es una puta, que está llena de sabiduría  o infinidad de situaciones similares, pero no se puede terminar de definir en algo bueno o malo. la naturaleza es mas como el karma y el dharma; nos da exactamente la repuesta a lo que necesitamos, no antes, no después. no.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo siento uno tal vez debería escribir como se siente en su propio blog, pero que más se le va a hacer si no tengo uno.
La verdad ya había olvidado como se escribía, tal vez porque temo cometer faltas de ortografía y que se den cuenta que soy raro.
Pretendo ser normal todo el tiempo, que la demás gente sepa que soy como ellos, aunque en estos últimos días mi otro yo sale con más frecuencia. "Mirame, mirame, mira que grande se ha vuelto el monstruo que vive en mí" Trato de ya no escucharme, de distraerme con "cosas normales" como ver la tele hasta dormir. Te silencio una vez más. Una y otra vez. Creo que ya estás libre. Y que más dá, escucharé música toda la noche hasta que mi cerebro se apague.

anonimo rosa

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.