4.7.13

Gracias a Dios por las telenovelas.

Ya no creo en la moral, me refiero a creer porque es una especie de religión que va limitando lo que uno puede o no dejar de hacer durante la vida. es una idea que sencillamente la televisión trata de vender, no quiere decir que sea del tipo activista que se la pasa siendo punk y gritándole a todos que se joden y que las reglas no existen, pero sencillamente la moral que vivimos, va dictada del grupo social imperante; en mi caso, el grupo social que hay mayormente es la clase baja, pero el grupo social imperante es la clase alta, cosa que considero ilógica pues al ser mayoría la clase baja debería ser la que diga al gobierno como debe de manejarse.

Es por eso que me intrigan las personas que tienen una moral  no muy definida, porque cuestionan lo que viven y puede hacer algo al respecto. entonces podría decir que los protestantes en Egipto, Brazil, Madrid, etc… están haciendo lo correcto, siguiendo una especie de moral universal; tiene una ética que le sindica lo que está bien y lo que está mal; pero una moral que está siendo definida por un grupo imperante meramente coherente con lo que quieren, y me agrada que sean las ovejas negras del mundo, en el sentido que  gobiernos de países como el mío los tachen de mal ejemplo, digo gobierno porque la mayoría de la gente piensa que es admirable lo que hacen.


Lamentablemente en mi país seguimos con una doble moral que nos impide actuar de manera diferente a la que la clase imperante quiere, seguimos en esa especie de” juego de poder” en donde nos ponen una correa invisible llamada moral y nos dejan divertimos con las telenovelas .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.