22.7.13

Naturaleza

Me gusta verte cuando no estas consciente de ti y la vida no te aflige y nada te perturba. Me gusta ver los detalles que emana tu lado menos conocido, el lado que te atreve y te brinca sin previo aviso.  La distracción fatal de tus labios, en una conjetura con tu cabello; los silencios no tienen la culpa, pues simplemente me indican el camino.

Me invade la idea de saber que no estas consiente de lo que sucede, que dejas de lado los estereotipos de belleza; vives en una belleza inherente a ti, a tu aura, a tu persona; Eres naturalmente bonita y ni te has dado cuenta del todo.


¿Cómo alguien podría resistirse a ser devorado ante tentadora propuesta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.