24.8.13

Fragmento I

Realmente hacía un calor del carajo, la gente seguía en sus posiciones, como esperando ser retratada. yo no estaba esperando nada, porque ya estoy cansado de esperar; más bien, yo estaba ahí nomás, con el calor, las cervezas y algunos bocadillos -rancios-  todo tenía una pinta de fiesta de vecindad, pues entre los toldos y luces, la banda seguía con sus mismos 6 éxitos. I conocía al baterista, yo no.

Mi parte favorita de todo, resultó ser la fila del baño, ese desfile me parece menos fingido y más visceral. entre los que llegan corriendo y se van disimulando, los que llegan disimulando y se van corriendo y los que llegan y se van con la tranquilidad del mundo. las mujeres suelen ser más sociables en ese sentido.

Al final, siempre es una carrera para ver quien puede llegar antes de la 1 y elegir su final de la noche. mi final realmente fue más como una continuación de unos sueños que casi no recordaba. así entonces entre vidrios, gatos y tacos, me amaneció.

Moraleja: no cargar gente estando ebrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.