24.8.13

Fragmento V

...conocí al diablo la misma noche en que te conocí a ti. la historia de siempre -supongo- es lo que quiero pensar. realmente, todo fue confuso, confuso de la manera agradable y en el sentido correcto. toda la semana he venido experimentando una especie de fascinación por los destellos, los momentos fugaces, aleatorios y efímeros. ¿qué va de mi vida? ¿y qué si solo soy un destello en busca de la sincronía de tu cuerpo?, déjame perderme y no encontrar jamás el camino de regreso a casa. el no saber qué puede suceder, el deseo de la obsolescencia premeditada de tus pasos firmes, descalzos sobre el adoquín. si pudiera siquiera conciliar el sueño, me gustaría soñarte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.