12.11.13

Que se jodan las relaciones humanas, tengo dinero que gastar.




Supongo que las relaciones contemporáneas se están llenando los bolsillos con vacíos existencialistas; se van llenando de cosas si sentido que surgen meramente de los no lugares y el nulo vinculo que puede existir en comprar una cartera nueva. Todo es una experiencia genérica, desde las luces con tintes acuáticos, hasta los espacios con temperatura jodidamente perfecta. A veces me da un poquito de envidia como son las relaciones de personas que surgen entre círculos demasiado cercanos, como lo son: vecinos, personas del mismo colegio, incluso allegados a la familia. De a poco se ve que son más reales sus interacciones; no son el producto de una ideología que está muriendo, una ideología que simplemente se llena los bolsillos con nuestras sensación de vacío.

No puedo recordar nada real de alguna situación pasada, todo me parece meramente irreal; hay algunos lugares en específico que perdieron el sentido, el tercer y cuarto escalón ya no son lo de antes, ya no son un lugar. Les has robado la esencia de lo poco que eran, ahora son un hueco más entre el proceso de comprar una tarta de cumpleaños un miércoles por la tarde.

La ciudad se está quedando con muchos huecos, la gente no puede notarlo del todo. Vienen oleadas de compras entre centros comerciales y establecimientos. Viene la navidad cargada de consumo y algunos fines de semana de increíbles descuentos. A cambio se van llevando la poca identidad y lo real de las interacciones humanas. Nos dejan condenados a no ser felices; más bien nos condenan a sentirnos felices en breves momentos y querer más, es tonto no querer más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.