17.2.14

Dearest

Durante el amanecer de mañana te tendré bien presente; no importa que las madrugadas se vuelvan un adiós constante, por ahora todo lo que quiero hacer, involucra el tenerte cerca, el hablarte despacio y luego rápido; borrarte poco a poco la urbanidad que se acumula en tu ojeras, y dejar de lado el saber que mañana es día laboral. el ubicar el momento en que secretamente sonríes, mientras la puerta se cierra y el proyector se enciende. mantenernos al margen mientras la ciudad continua con su rituales de lunes. este amor líquido (que a final de cuentas parece mera invención y más casualidad de los espacios que frecuentamos) se está volviendo un mar. entonces una noche la idea me asalta y eres marea que se cuela por la ventana (aun y cuando ésta está cerrada). otras veces-situaciones, ni dejando la puerta abierta deseas entrar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.