20.3.14

Fall in love with me

La variedad apenas esta comenzando e Iggy ya está dando vueltas en el escenario; hace algo de calor y el humo de cigarro deja mucho que desear a los asientos que nos asignaron. los tragos se sirven al ras, se agotan de prisa y terminan espirituosos. personas siguen entrando con la prisa y los abrigos arrastrando, esta noche no hay nada más hermoso que perder el sentido entre extraños. vueltas, brincos y malas palabras, ese Iggy sabe cómo mantener la atención donde debe. hay pocos como el, en esta época del año, sobre todo en esta parte de la ciudad.

La criptica de tu belleza, es algo que no se puede decir con prontitud; entre la obligación de las labores diarias y la pasión secreta por surgir, en algún momento entre toda esta presión, tienen que dar las 6. pronto llegará el vacío a tragarse nuestras breves interacciones y probablemente es algo que no quieres ver.

Escucha querida, se trata de ti. siempre lo fue, desde aquel elevador. tan cerca de mí; fue más que un giro del destino, es más una canción que va aumentando y se deja sentir de poco en poco.

Pequeña, hablo de ti, saliendo de una jornada brutal, pasando el vestíbulo, a lo lejos el ruido se mantiene al margen; la ciudad deja de girar unos segundos para que abandones lentamente el carrusel de obscenidades que llamamos trabajo. hoy específicamente, estas en el mood para caminar hasta la zona hogareña, entre cruces, bruces y delirios. el semáforo se mantiene en rojo, dubitativo e impredecible. es tiempo de que te sigas derecho, derecho hasta cansarte, derecho hasta querer llegar, derecho hasta llegar y descansarte descalza, desnuda.

No hay más ruido, ni lugares, ni siquiera personas; el silencio se va comiendo todo, va tragando de un bocado, los vestigios son otra historia, pero Iggy está terminando entre sangre, vidrios y alcohol.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.